Traducido por el equipo de Sott.net

Lo que queda de la tormenta de nieve que arrojó más de 60 cm en un par de condados del lejano oeste de Kansas comenzó a disminuir el martes por la noche, pero con las temperaturas frías previstas para los próximos días, el derretimiento no ocurrirá rápidamente.
Sharon Springs, Kansas
© Debra Fischer
Sharon Springs, Kansas
Mientras que la Interestatal 70 se reabrió el martes por la noche con la tormenta finalmente cediendo, el impacto en los viajes continuó en la noche del martes. Las carreteras del suroeste de Kansas también se vieron afectadas por la nieve. La US-54 se cerró a primera hora de la tarde del martes tras el choque de un semirremolque. Durante unas horas, algunos viajeros quedaron atrapados en Pratt.


A pesar de que Pratt sólo vio unos pocos centímetros de nieve, todavía causó problemas para algunos viajeros, incluidos los conductores de camiones que esperaron en un Walmart local para las condiciones de la carretera para mejorar. En el condado de Kiowa, un accidente en la carretera 54 cerró la carretera durante horas.

Mirando hacia el futuro, algunas nevadas o ráfagas ligeras pueden aparecer en el suroeste de Kansas a principios del miércoles, pero gradualmente habrá más sol hacia la tarde.