Traducido por el equipo de Sott.net

California, que tiene una economía mayor que la de todos los países excepto cuatro y donde nace gran parte de la innovación tecnológica del mundo, se convirtió el miércoles en el primer estado que empieza a examinar formalmente cómo adaptarse ampliamente a las criptodivisas y a las innovaciones relacionadas.
bitcoin atm
© AP Photo/Charles Krupa
En esta foto del 9 de febrero de 2021, el logotipo de Bitcoin aparece en la pantalla de un cajero automático de criptodivisas en una tienda en Salem, N.H. California se convirtió el miércoles 4 de mayo de 2022 en el primer estado en comenzar a examinar formalmente cómo adaptarse a las criptodivisas y tecnologías relacionadas, siguiendo el camino trazado por el presidente Joe Biden en marzo.

Siguiendo el camino trazado por el presidente Joe Biden en marzo,
el gobernador Gavin Newsom firmó una orden ejecutiva para que las agencias estatales se muevan en conjunto con el gobierno federal para elaborar regulaciones para las monedas digitales. También pide a los funcionarios que exploren la incorporación de una codificación informática más amplia de la cadena de bloques en las operaciones del gobierno.

La evolución de la tecnología de la cadena de bloques y de las criptomonedas "es potencialmente un generador explosivo de nuevas empresas y nuevos puestos de trabajo y nuevas oportunidades", dijo Dee Dee Myers, asesor principal de Newsom y director de la Oficina del Gobernador para el Desarrollo Empresarial y Económico.

"Así que hay muchas oportunidades", dijo. "También hay muchas incógnitas en el sector, por lo cual esa es otra razón por la que queremos comprometernos pronto".

La orden de Newsom dice que el estado (sede de Silicon Valley y de innovadores financieros como PayPal y Square) debería estar a la vanguardia para averiguar cómo adaptarse a las nuevas tecnologías.

"Con demasiada frecuencia, el gobierno va a la zaga de los avances tecnológicos, por lo que nos estamos adelantando en esto, sentando las bases para permitir que los consumidores y las empresas prosperen", dijo el demócrata Newsom en un comunicado.

California tiene unos 39 millones de habitantes y su economía supera los 3,1 billones de dólares, mayor que la del Reino Unido y la India. Newsom dijo que su orden es un paso para convertirlo en el primer estado de la nación "en establecer un entorno regulatorio y empresarial integral, reflexivo y armonizado para los criptoactivos".

Las criptodivisas, que se basan en la tecnología de bases de datos de la cadena de bloques, han explotado en popularidad en los últimos años. Alrededor del 16% de los adultos estadounidenses han invertido, negociado o utilizado criptodivisas y el porcentaje es mucho mayor entre los hombres más jóvenes. La orden ejecutiva de Biden pide en parte a la Reserva Federal que considere si debe crear su propia moneda digital.

La blockchain (o cadena de bloques) crea la transparencia subyacente de un libro de contabilidad descentralizado pero públicamente visible. La tecnología también puede utilizarse para registrar otros tipos de información, como los registros de propiedad. Los registros se guardan en muchos ordenadores que juntos forman una red global, de modo que nadie ni ninguna institución puede controlarlos.

Existe un fuerte desacuerdo sobre la legitimidad de las criptodivisas, incluso entre algunas de las personas más ricas del mundo. Elon Musk es un ferviente partidario del dogecoin, mientras que Warren Buffet dijo recientemente que no pagaría 25 dólares por todo el bitcoin del mundo, la criptodivisa más popular. Cada bitcoin se valora actualmente en unos 38.000 dólares, pero fluctúa mucho.

El enfoque de California ayudará a legitimar la tecnología y a introducirla en la corriente principal, dijo la escéptica Hilary Allen, profesora de regulación financiera en la American University de Washington, D.C. Pero no cree que sea el mejor enfoque para el estado y sus residentes.

Ella dijo que los inversores privados son los más propensos a beneficiarse, mientras que el gobierno estatal debe buscar soluciones tecnológicas más simples en lugar de recurrir a la tecnología, que "es por su propia naturaleza compleja e ineficiente".

"Si bien este enfoque creará más mercado para las criptomonedas... es poco probable que produzca los mejores resultados para los usuarios de los servicios públicos en California", dijo Allen.

California puede ser la primera en tratar de desarrollar un enfoque integral, pero Ohio fue el primero en intentar aceptar monedas virtuales para los servicios del gobierno en 2018, aunque el programa se suspendió pronto porque pocas personas lo usaron.

El gobernador de Colorado, Jared Polis, también demócrata, dijo en febrero que su estado comenzaría a aceptar criptodivisas para los servicios gubernamentales a finales de este año.

Los legisladores californianos se encuentran entre los muchos que han propuesto legislación al respecto en EEUU. Pero un proyecto de ley del senador demócrata Sydney Kamlager para permitir que California acepte criptoactivos para servicios estatales fracasó en su primer comité este año y un proyecto de ley similar del asambleísta republicano Jordan Cunningham está estancado.

Se han presentado medidas similares en Arizona, Wyoming y otros estados.

A pesar de los posibles escollos de las criptomonedas, la orden de Newsom dice que California debe tomar la delantera para averiguar cómo adaptarse a la evolución tecnológica.

Su orden se basa en un informe de julio de 2020 del Grupo de Trabajo de Blockchain de California, que examinó el uso de la cadena de bloques junto con sus riesgos y beneficios.

Ese mismo año California creó un nuevo Departamento de Protección e Innovación Financiera a partir de lo que había sido el Departamento de Supervisión Empresarial con el objetivo de evaluar los riesgos y las oportunidades emergentes y proteger a los consumidores.

La orden de Newsom pide al departamento que elabore directrices para la divulgación por parte de las empresas cuando ofrezcan productos y servicios financieros relacionados con las criptomonedas. También proporcionará directrices para los bancos y cooperativas de crédito con estatuto estatal en relación con los productos relacionados con las criptomonedas.

El departamento responderá a las quejas de los consumidores, trabajará con las empresas de criptomonedas para resolver las quejas de los consumidores y tomará medidas de ejecución cuando sea necesario. También publicará material educativo para los consumidores, incluyendo consejos para evitar estafas y fraudes relacionados con las criptomonedas.

La orden de Newsom ordena a una agencia separada que solicite propuestas sobre la mejor manera de utilizar la cadena de bloques para ayudar al estado y al público.

"Es fundamental que nos comprometamos pronto con la industria y empecemos a conocer los pros y los contras de la innovadora tecnología desde el principio", dijo Amy Tong, secretaria de la Agencia de Operaciones Gubernamentales de California. "Podemos dar los siguientes pasos para adelantarnos a la curva y aprovechar el potencial de estas herramientas para mejorar el gobierno".

AP