Traducido por el equipo de Sott.net

El ataque a una familia que envió a tres personas al hospital parece ser un incidente "predatorio".
bear
Una experta en el comportamiento de los osos afirma que el ataque a una familia en el noreste de la Columbia Británica que dejó a dos mujeres con heridas críticas parece haber sido un raro ejemplo de ataque "predatorio" por parte de un oso negro.

Ellie Lamb, directora de divulgación comunitaria de la Get Bear Smart Society, afirma que, al derribar a las mujeres cerca de Dawson Creek el lunes por la noche y permanecer cerca de ellas durante más de una hora, es probable que el gran oso jabalí tratara a los humanos como comida.

La Policía Montada de Canadá dice que mató al oso después de observarlo "vigilando" a las mujeres heridas, de 30 y 48 años, y que no pudo ser ahuyentado.

Lamb, guía de fauna salvaje que forma parte de varios organismos consultivos de la Columbia Británica relacionados con la interacción entre humanos y osos, afirma que los osos pueden mostrar un comportamiento depredador hacia los humanos si se les trata de forma inadecuada a una edad temprana, pero que esto es muy poco frecuente.

Dice que a los agentes no les quedó más remedio que matar al oso implicado en el ataque del lunes en Bear Mountain.

El Servicio de Oficiales de Conservación de la Columbia Británica dice que publicará una actualización de su investigación sobre el ataque, que también dejó a un adolescente herido.

Un comunicado publicado en las redes sociales por el servicio dice que la familia de cuatro personas se dio la vuelta y corrió cuando el oso los atacó el lunes por la noche. El servicio dice que el oso los persiguió y atacó a una mujer, mientras que otra mujer y un adolescente resultaron heridos al intentar ayudarla.

La Policía Montada dice que fueron llamados al lugar de los hechos y buscaron a las víctimas durante aproximadamente una hora en las pistas del club de esquí de fondo de Bear Mountain, al sur de Dawson Creek.

La Policía Montada dice que los agentes dispararon y mataron al animal, dando paso a que las víctimas fueran trasladadas por aire al hospital con heridas que ponían en peligro su vida.

El servicio de conservación dice que una mujer fue trasladada al hospital de Edmonton, y su estado es ahora desconocido. Las otras dos víctimas fueron trasladadas al hospital de Dawson Creek.

"No se localizaron más osos durante un barrido de la zona. Se realizará una necropsia al oso, un macho adulto".