Una ola de frío ha hecho descender la temperatura hasta los 7 grados bajo cero estos días en Mohe, la ciudad más septentrional de China. Sin embargo, a los lugareños no les importa el frío, ya que las autoridades locales han empezado a activar el sistema de calefacción una semana antes de lo previsto.
Workers monitor the operation of boilers at a heating company in Hohhot, north China's Inner Mongolia Autonomous Region, Oct. 10, 2022.
© Xinhua/Wang Zecong
Los trabajadores supervisan el funcionamiento de las calderas en una empresa de calefacción en Hohhot, Región Autónoma de Mongolia Interior, en el norte de China, el 10 de octubre de 2022.
Con una nueva ola de frío, se prevé que el sábado y el domingo caiga en Mohe aguanieve y una ligera nevada, respectivamente. La temperatura mínima diaria descendería hasta los 9 grados centígrados bajo cero el domingo.

Xin Haiqi, director de taller de Mohe Huapeng Heating Co., Ltd., dijo que la empresa ha preparado suficientes reservas de carbón y puede aumentar oportunamente su suministro de calefacción en respuesta al clima extremo para asegurar a los residentes una temperatura interior cálida y confortable en el próximo invierno.

La ciudad fronteriza de la provincia de Heilongjiang es uno de los lugares más fríos de China en invierno, donde el periodo de calefacción dura hasta ocho meses.

Los pasajeros del aeropuerto internacional de Harbin Taiping, capital de la provincia de Heilongjiang, no sentirán la ola de frío en el edificio de la terminal, donde la calefacción interior empezó a funcionar el 10 de octubre, con diez días de antelación. La ciudad encendió oficialmente la calefacción urbana el miércoles.

Además de Heilongjiang, muchos lugares de Mongolia Interior, incluida la capital regional de Hohhot, también han iniciado el suministro de calefacción, varios días antes de lo habitual.

Desde el 7 de octubre, los proveedores de calefacción de Hohhot han empezado a probar el sistema de calefacción para que muchos residentes puedan sentir el aumento de la temperatura interior en sus hogares.

Luo Lin, un residente de 68 años del distrito de Saihan, en Hohhot, dijo que la calefacción llegó justo cuando la temperatura cayó en picado. La temperatura en casa está ahora por encima de los 20 grados centígrados, lo que le hace sentirse cómodo.

Las autoridades locales de Hohhot han asegurado a los residentes que no se producirá una subida de tarifas, a pesar de que la calefacción se ha encendido antes. Las empresas locales de calefacción han asegurado las reservas de carbón y gas para garantizar la calefacción en invierno.

El sistema de calefacción urbana de Hohhot para unos 1,2 millones de hogares se alimenta de carbón y gas. El precio de la calefacción es de 3,68 yuanes (unos 58 céntimos de dólar) por metro cuadrado de superficie de la casa al mes para los residentes.

El mayor proveedor de calefacción de la ciudad, Hohhot City Gas & Heat Group Co., Ltd., tiene más de 659.000 usuarios. La empresa ha firmado un contrato de 210 millones de metros cúbicos de gas natural con su proveedor, que puede garantizar la demanda de las 106 salas de calderas de gas de la empresa durante el periodo de calefacción.

Liu Hongjun, funcionario de la oficina municipal de vivienda y desarrollo urbano-rural de Hohhot, dijo que las empresas de calefacción de carbón han firmado acuerdos de compra con los proveedores, y los vehículos que transportan carbón tienen prioridad de paso en las carreteras. En la actualidad, el almacenamiento de carbón de la ciudad es suficiente.

Según Hohhot City Gas & Heat Group Co., Ltd., antes del periodo de calefacción de este año mantuvo las redes de tuberías de calefacción y los equipos y revisó las calderas y las estaciones térmicas con una inversión de 95 millones de yuanes.