Traducido por el equipo de Sott.net

Es un presagio de catástrofe en las profundidades del mar.
A 15-foot oarfish — thought to be a harbinger of impending earthquakes — washed ashore in Chile.
© Jam Press
Un pez remo de 4 metros -que se cree que es un presagio de terremotos inminentes- llegó a la costa de Chile.
Los habitantes de la zona se quedaron atónitos después de que un pez remo de 4 metros -que se rumorea que es una señal de terremotos inminentes- llegara a la deriva a una playa de Chile. Un vídeo del supuesto mal presagio oceánico está causando sensación en Internet, ya que los espectadores se preocupan por un posible evento sísmico, informó Jam Press.

El enorme pez remo -que es el pez óseo más grande del mundo, capaz de crecer hasta 18 metros de largo- apareció en la costa de la Isla Talcán en las Islas Desertores de Chile. Las imágenes captaron a este animal de las profundidades, que predice los temblores, y que tiene escamas plateadas, una borla en la cabeza de color naranja intenso y una aleta dorsal que atraviesa su cuerpo desde la cabeza hasta la cola.

Este avistamiento fue particularmente raro, ya que la especie suele residir a profundidades de entre 200 y 1.000 metros bajo la superficie del océano. De hecho, mucha gente cree que los varamientos de peces remo son señales de que un terremoto está a la vuelta de la esquina.


Los espectadores del vídeo en las redes sociales expresaron su conmoción al ver a la supuesta criatura pronosticadora.

"Viene un terremoto", dijo un tuitero, mientras que otro exclamó: "¡Vamos a morir todos!".

"No tienen que creerme, pero en Chile ese pez es señal de mal augurio", ofrecía otro espectador con su propia opinión sobre su posible efecto.

Esta superstición de los terremotos se basa en la mitología japonesa, que afirma que el delgado comedor de plancton subirá a la superficie a propósito y se encallará en la playa cuando crea que hay problemas en el horizonte.

Estos temores se intensificaron durante el terremoto y el tsunami de Fukushima de 2011, ya que docenas de estas bestias pelágicas llegaron a la costa en los dos años anteriores a la catástrofe, según informó Jam Press.

Sin embargo, los expertos han intentado desde entonces disipar el mito.

"La relación con los informes de actividad sísmica se remonta a muchos, muchos años atrás, pero no hay pruebas científicas de una conexión, así que no creo que la gente deba preocuparse", explicó Hiroyuki Motomura, profesor de ictiología de la Universidad de Kagoshima. "Creo que estos peces tienden a subir a la superficie cuando su estado físico es deficiente, subiendo por las corrientes de agua, y por eso suelen estar muertos cuando se les encuentra".


Comentario: Para una postura más abierta sobre los peces remo varados como posibles indicadores de un inminente gran terremoto, véase:

Pez remo muerto hallado frente a Mindanao, Filipinas, antes de la actividad sísmica: ¿Pueden los animales predecir los terremotos?


Sin embargo, la superstición aún persiste, y el ejemplo más reciente se produjo el mes pasado, después de que unos pescadores mexicanos pescaran uno de los bichos, lo que hizo temer que se produjera un temblor.