La industria química orientada a la exportación se ha visto particularmente afectada.
factory chimenea
© Florian Gaertner / Photothek / Gettyimages.ru
Imagen ilustrativa
El aumento del precio de la energía está afectando sensiblemente a la economía de Alemania orientada a la exportación, mientras los representantes de la industria se muestran preocupados ante la posible 'emigración' de numerosas empresas al extranjero, informa Die Welt.

"Los altos precios de la energía y el debilitamiento de la economía están afectando a la economía alemana con toda su fuerza y están ejerciendo una gran presión sobre nuestras empresas en comparación con otras ubicaciones internacionales. El modelo de negocio alemán se encuentra bajo un enorme estrés", explica Tanja Gönner, directora gerente de la Federación de Industrias Alemanas (BDI).

De hecho, una de cada cuatro empresas alemanas contempla la posibilidad de trasladar su producción al extranjero por la crisis energética, afirma Gönner.

La industria química orientada a la exportación se ha visto particularmente afectada. "Los precios brutales de la energía nos están dejando fuera de combate", admite Wolfgang Große Entrup, Director Gerente de la Asociación Alemana de Industria Química (VCI).

Paralelamente, advierte que el colapso de la industria química podría ser un "golpe de gracia" para Alemania.


Mientras tanto, muchos se muestran preocupados por la Ley de Reducción de la Inflación firmada en agosto por el presidente de EE.UU., Joe Biden, que establece recortes de impuestos y otros beneficios para aquellas empresas que abran en suelo estadounidense.

Algunos medios señalan que el problema para los europeos radica en que "el esquema de Washington alentará a las empresas a transferir inversiones fuera de Europa" y a los clientes a "comprar estadounidense".

"Tendremos que dar nuestra propia respuesta europea, que presente nuestras fortalezas", declararon desde el Ministerio de Economía de Alemania.
  • La inflación en la zona euro volvió a superar las expectativas y alcanzó en octubre un nuevo récord, aumentado hasta el 10,7 % desde el 9,9 % del mes anterior.
  • En cuanto a Alemania, el índice de precios al consumidor marcó un nuevo récord al subir un 10,4 % en octubre, en comparación con el mismo mes del año pasado.