La propaganda con este tipo de contenido queda completamente prohibida en las redes, los medios, el cine, así como en los anuncios publicitarios.
Kremlin
© Gettyimages.ru
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha firmado este lunes la ley que prohíbe la propaganda del colectivo LGBTIQ+, de pedofilia, así como de aquella información que pueda provocar el deseo de cambiar de sexo. Las enmiendas pertinentes fueron introducidas en la Ley de Información y otras normas jurídicas.

De este modo, este tipo de propaganda queda completamente prohibida en las redes sociales, los medios de comunicación y el cine, así como en los anuncios publicitarios. Asimismo, se introduce la responsabilidad por "propaganda de relaciones sexuales no tradicionales, pedofilia y cambio de género" entre personas de cualquier edad, al tiempo que se endurecen las penas por dicha propaganda entre menores.

Por otra parte, se planea crear un mecanismo que limite el acceso de los niños a este tipo de contenidos en plataformas de pago. Para confirmar la edad, habrá que completar una serie de pasos, como, por ejemplo, introducir códigos.

Mientras, el regulador ruso de telecomunicaciones Roskomnadzor podrá incluir los portales que difundan propaganda con estos contenidos en un registro único de información prohibida para luego bloquear estos sitios. Además, al órgano se le otorga el derecho a fijar cómo se realiza el monitoreo para detectar el contenido vetado.

Multas y otros castigos

Por propaganda de "las relaciones sexuales no tradicionales" se estipulan multas de 50.000 a 400.000 rublos (de 830 a 6.610 dólares) para ciudadanos; de 100.000 a 800.000 rublos (de 1.650 a 13.230 dólares) para los funcionarios y de 800.000 a cinco millones de rublos (de 13.230 a 83.000 dólares) para las personas jurídicas.

De mayor cuantía serán las multas por propaganda LGBTIQ+ entre menores de edad: de 50.000 a 200.000 rublos (de 830 a 3.310 dólares) para los ciudadanos; de 100.000 a 400.000 rublos (de 1.660 a 6.610 dólares) para los funcionarios y de 800.000 a cuatro millones de rublos (de 13.230 a 66.330 dólares) o la suspensión de actividades por un período de hasta 90 días para las personas jurídicas.

En cuanto a propaganda de la pedofilia, se prevén multas de 200.000 a 800.000 rublos (de 3.310 a 13.230 dólares) para los ciudadanos; de 400.000 a dos millones de rublos (de 6.610 a 33.170 dólares) para los funcionarios y de uno a diez millones de rublos (de 16.580 a 165.830 dólares) o la suspensión de actividades por un período de hasta 90 días para las personas jurídicas.