Traducido por el equipo de sott.net

La bioinvestigación financiada por EEUU en suelo extranjero parece ser una "gigantesca operación de inteligencia" para evaluar las capacidades de guerra biológica
, según un informante. En su opinión, la recogida y manipulación de coronavirus de murciélago en China acabó provocando la liberación accidental del SARS-CoV-2, la infección que causa la Covid-19.
Wuhan Institute of Virology
© Hector RETAMAL / AFP
Un equipo de la Organización Mundial de la Salud que investiga los orígenes del virus SARS-CoV-2 llega al Instituto de Virología de Wuhan.
El Dr. Andrew Huff fue vicepresidente de EcoHealth Alliance, una ONG que canaliza el dinero de los contribuyentes estadounidenses hacia proyectos de investigación biológica en todo el mundo. Uno de ellos, que se llevó a cabo en el Instituto de Virología de Wuhan (WIV), fue el origen de la pandemia de Covid-19, y tanto Pekín como Washington participaron en un encubrimiento masivo, afirmó. El sábado, el tabloide británico The Sun informó sobre las acusaciones, que Huff ha detallado en un próximo libro.

Según sus revelaciones, en 2009, EcoHealth Alliance puso en marcha un programa llamado PREDICT. Financiado por la agencia de ayuda exterior USAID, su objetivo era recoger muestras de enfermedades potencialmente dañinas en todo el mundo, aparentemente para preparar a la humanidad ante posibles brotes. El laboratorio de Wuhan era uno de los socios extranjeros del programa, que estudiaba los coronavirus en murciélagos, según Huff.

Según el denunciante, que tiene experiencia en la evaluación de amenazas de armas biológicas para el ejército estadounidense, el programa PREDICT no recogía los datos que debería, sino que parecía una operación de inteligencia para evaluar las capacidades de laboratorios biológicos extranjeros.

Huff también participó en la evaluación de una propuesta de financiación de 2014 para la investigación de la ganancia de función en el WIV. El trabajo fue financiado a través de EcoHealth Alliance por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH). La ganancia de función consiste en la modificación de patógenos para mejorarlos de diversas maneras, incluida la transmisibilidad. La razón es que los científicos pueden estudiar nuevas cepas y encontrar formas de detenerlas antes de que surjan adaptaciones similares de forma natural.

"EcoHealth Alliance... fue responsable del desarrollo del agente SARS-CoV-2 durante mi empleo en la organización", alegó Huff. Él cree que el virus se creó en el laboratorio de Wuhan con tecnologías que recibió de EEUU y se filtró accidentalmente a la población general.


Comentario: ¿Accidentalmente?


"Se podría argumentar razonablemente que EcoHealth Alliance tendió una trampa a China para que fracasara", dijo, afirmando que el instituto chino sufría de escasez de personal cualificado y que los funcionarios del gobierno estadounidense eran muy conscientes de ello.

La teoría de la "filtración de laboratorio" (que el coronavirus se filtró desde un laboratorio chino) se popularizó por el entonces presidente estadounidense Donald Trump, que hizo la acusación en medio de una guerra comercial con China. Los principales medios de comunicación y plataformas tecnológicas estadounidenses la tacharon inicialmente de "desinformación" e intentaron suprimirla del discurso público.

La Organización Mundial de la Salud investigó los orígenes de la Covid-19 y concluyó que la evolución natural era la explicación más probable. Pekín también afirma que la transmisión accidental de animales a humanos es la teoría más plausible, tachando de "mentiras" las acusaciones de "filtración de laboratorio".