Traducido por el equipo de SOTT.net
A manatee comes up for air in Three Sister Springs in Crystal River, Fla. on Friday, Jan. 20, 2023.
© Lauren Whiddon / Fresh Take FloridaUn manatí sale a tomar aire en Three Sister Springs en Crystal River, Florida, el viernes 20 de enero de 2023.
Lluvia y su cría, Morado, se deslizan hasta el fondo de su hábitat para picar lechuga romana; es la primera de las ocho horas que pasan comiendo cada día.

Son los afortunados, los supervivientes de lo que los expertos en fauna salvaje temen que pueda ser otro año de muertes inusualmente altas entre los queridos manatíes de Florida.

A última hora del miércoles, las autoridades estatales informaban de al menos 56 muertes de manatíes en 2023, frente a las 39 del mismo periodo del año pasado, el segundo año más mortífero del que se tiene constancia. Entre los muertos de este año figuran tres por encuentros con embarcaciones, diez relacionados con partos y ocho por la reciente ola de frío intenso en Florida. Las autoridades afirman que aún no han determinado la causa de 29 de las muertes de este año.


En Tampa, Lluvia, Morado y otros 13 manatíes rescatados de la costa oeste del estado se recuperan de lesiones o enfermedades en el Centro de Cuidados Críticos de Manatíes David A Straz Jr. del ZooTampa, uno de los 13 centros de rescate de este tipo que hay en Estados Unidos. Los rescatadores esperan devolverlos a su hábitat natural.

No está claro qué les espera este año a otros manatíes en libertad en las bahías, canales y pantanos de Florida. Meghan Cohorst, portavoz de Save the Manatee Club, una organización sin ánimo de lucro de Maitland, dijo que era demasiado pronto para especular.

Según Molly Lippincott, conservadora de los manatíes de Florida en el zoo de Tampa, los accidentes con embarcaciones -generalmente hélices giratorias- envían a los manatíes a la unidad de cuidados intensivos del zoo. Pero para sus parientes de la costa este, el problema radica en la escasez de alimentos en el fondo de la Indian River Lagoon.

"Los investigadores creen que mientras haya escasez de pastos marinos en la laguna del río Indio, persistirán los hallazgos de desnutrición crónica en los manatíes de la costa atlántica", declaró esta semana en un comunicado la Comisión para la Conservación de la Pesca y la Vida Silvestre de Florida.