Traducido por el equipo de SOTT.net

Al menos siete personas murieron y otras 16 desaparecieron en Bután tras las inundaciones repentinas y los corrimientos de tierra provocados por las fuertes lluvias que arrasaron el jueves una sección de una pequeña central hidroeléctrica, informaron los medios de comunicación locales.
Flash floods in Lhuntse, Bhutan, July 2023.
© Government of BhutanInundaciones repentinas en Lhuntse, Bután, julio de 2023.
Los equipos de rescate y búsqueda se han desplazado a la zona, según las autoridades. El Primer Ministro, Lotay Tshering, ha llegado al lugar y está evaluando la situación y dirigiendo las operaciones de rescate y búsqueda, según su oficina.

Una sección del proyecto hidroeléctrico Yungichhu de 32 MW, situado en una zona remota del este del país, fue arrastrada por las aguas, pero la parte principal no resultó afectada, indicó el diario butanés en un mensaje de Twitter sin dar más detalles.

La emisora estatal BBS dijo que hasta ahora se habían recuperado siete cadáveres y que otros 16 estaban desaparecidos.


Cinco de los siete fallecidos han sido identificados, dijeron las autoridades sin dar más detalles.

"Es un gran desastre", declaró un funcionario anónimo de Druk Green Power, encargada de la construcción de la central. Entre los desaparecidos había personal del proyecto, añadió el funcionario.

Las llamadas de Reuters a Druk Green Power no obtuvieron respuesta inmediata.

Este tipo de tragedias son relativamente raras en Bután, situado entre China e India y con una población de sólo 750.000 habitantes. Pero en 2021, al menos 10 personas murieron cuando unas inundaciones repentinas arrasaron un remoto campamento de montaña.

Este año, en el vecino Nepal han muerto al menos 25 personas y otras 25 han desaparecido en inundaciones repentinas y corrimientos de tierra provocados por las lluvias monzónicas anuales que comenzaron en junio.