Traducido por el equipo de SOTT.net

Un avión de Delta Air Lines se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia tras sufrir graves daños durante una tormenta de granizo.
The nose of the plane was also badly damaged
El morro del avión también estaba muy dañado
El vuelo DL185 acababa de despegar del aeropuerto milanés de Malpensa y se dirigía al aeropuerto JFK de Nueva York cuando se encontró con la tormenta en Italia.

El Boeing 767 despegó, dio la vuelta a Milán, giró hacia el sur y se dirigió a Roma, donde aterrizó sin novedad.

Las imágenes del avión muestran el cono delantero del morro perforado, mientras que otras muestran agujeros en el ala y el motor.

Cuando despegó el lunes por la tarde, una violenta tormenta atravesaba el norte de Italia, dejando gran parte de la región devastada por inundaciones repentinas y granizo del tamaño de pelotas de tenis.

En un comunicado, Delta declaró: "El vuelo de Milán Malpensa al aeropuerto JFK fue desviado a Roma tras encontrarse con condiciones meteorológicas adversas después del despegue.

El aterrizaje en Roma se produjo sin incidentes y los pasajeros desembarcaron con normalidad.

El avión sufrió daños debido a las condiciones meteorológicas y ahora está siendo examinado por el personal de mantenimiento".

El pasajero Jeffrey Saunders publicó en Twitter: "Vuelo 185 golpeado por el granizo en el despegue. Aterrizaje de emergencia en Roma. Incidente aterrador".