Imagen
© Desconocido
El premio Nobel de la Guerra vende en secreto bombas.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, secretamente autorizó la venta de 55 bombas antibúnker a Israel, indica un informe de la revista Newsweek.

Las 55 bombas son bombas GBU-39 que han sido diseñadas para permitir que los aviones de combate lleven a lugar un mayor número de bombas de una sola bomba de una tonelada.

La primera vez cuando Israel pidió comprar bombas de profunda penetración GBU-28 en 2005, el entonces presidente George W. Bush rechazó vender estas bombas debido a que en aquel momento el Pentágono había congelado proyectos de defensa conjuntos con Israel por a temores de que Israel transfiriera la tecnología avanzada militar a China, indicó la revista.

En 2007, Bush informó al entonces primer ministro israelí, Ehud Olmert, que las bombas estarían listas para la entrega en 2009 o 2010 a pesar del hecho que los israelíes las querían de inmediato.

Según la revista, oficiales no identificados dijeron que en 2009 Obama autorizó la entrega de las bombas.

La revista Newsweek, citando a oficiales estadounidenses e israelíes anónimos, señaló que Israel ha desarrollado la tecnología antibúnker pero considera que es más económico comprar las bombas a Estados Unidos.

Las bombas que pesan 2.000 libras son diseñadas para destruir objetivos fuertes. Son capaces de penetrar 6 pies (al menos 1.8 metros) de concreto reforzado y más de 3 pies (aproximadamente 1 metro) de concreto reforzado con acero.

El Pentágono rechazó confirmar o negar el informe pero el Secretario de Prensa George Little dijo, "Estados Unidos permanece comprometido en ayudar a Israel a suministrar su propia seguridad y mantener su ventaja militar cualitativa".