derrame río
© La Hora
Foto de julio del año pasado, en que ocurrió otro derrame de petróleo en el río Teaone.
El derrame en Esmeralda de gran cantidad de combustible contaminó dos ríos ecuatorianos, lo que causó alarma entre los habitantes de la zona.

Los peores efectos se sintieron en Las Propicias, Codesa y La Victoria. El carburante empezó a fluir durante varias horas, hasta que los técnicos de la refinería controlaron el derrame. El combustible copó ambas márgenes del río Teaone, que estaba correntoso por las lluvias. La palizada que arrastraba el afluente venía con carburante, al parecer petróleo crudo, indicó El Universo.

El olor era fuerte en los barrios del sur de la ciudad. Los accesos a la planta fueron cerrados con barricadas y se impidió el acceso de la prensa. El combustible emanaba desde una piscina de la parte norte de la planta industrial, y se canalizó hacia el río a través de dos canales de drenajes. No hay una versión oficial de lo ocurrido, pero todo indica que se trato de un efecto de las lluvias.

Según los técnicos que inspeccionaron el lugar, al parecer una de las piscinas se rebosó por las fuertes precipitaciones. En el lugar se acumuló gran cantidad de crudo dentro de las instalaciones de la planta y en una zona cercana a lo que anteriormente era un instituto de educación especial llamado Ciudad de los Muchachos. El alcalde Ernesto Estupiñán, denunció que entró a la fuerza.