Traducido por el equipo de editores de Sott.net en español

ted bundy

El conocimiento de la psicopatía de la mayoría de la gente sólo se extiende a los asesinos en serie de alto perfil como Ted Bundy. Estos casos deberían ser etiquetados como "psicópatas fallidos" a la luz del campo de la ponerología.
Existen tres trastornos mentales primarios. La demencia (psicosis) es un trastorno del pensamiento y ha sido reconocida desde tiempos antiguos; la demencia rara vez causa problemas para nadie más que la persona afectada, su familia inmediata y asociados. Tiroteos demenciales en las escuelas son poco frecuentes afortunadamente. Los trastornos del humor (depresión, bipolaridad) fueron descritos clínicamente sólo en el siglo 19 por el Dr. Henry Maudsley y, de nuevo, los trastornos del humor rara vez causan problemas para nadie más que aquellos que sufren de la aflicción, su familia inmediata y asociados.

El último de los principales trastornos mentales, la psicopatía, no fue descrita clínicamente hasta el año 1941 por el Dr. Hervey Cleckley. La psicopatía es compleja y contradictoria, y el entendimiento ha sido muy lento, a pesar de que algunos psicólogos dan crédito a los psicópatas con el inicio de la Segunda Guerra Mundial y con la creación de la crisis financiera mundial de 2008, además de los muchos casos de asesinatos en serie que atraen una amplia atención. Sólo ahora la comprensión occidental de los trastornos mentales psicopáticos está empezando a atraer la atención seria del público en general y que pareciera ser totalmente apropiada dados los altos costes asociados a los comportamientos psicopáticos.
psicópatas

Existía un grupo de estudio de la psicopatía sin reconocer que trabajaba activamente, pero de forma clandestina, operando detrás de la Cortina de Hierro durante la Guerra Fría. Aparentemente, el último sobreviviente de este grupo murió en 2007, y es una grandiosa historia.

El Dr. Andrew Lobaczewski fue un psicólogo polaco en el campo de la salud mental durante la Guerra Fría, trabajando sobre todo con la psicopatía. El Dr. Lobaczewski estaba en la última clase de estudiantes de psicología antes de que los soviéticos impusieran conceptos pavlovianos en los estudios psicológicos dentro de Polonia. El Dr. Lobaczewski trabajó en circunstancias muy difíciles, frente a la resistencia ideológica, la censura, la represión oficial y la prisión. Un grupo de trabajadores afines a la salud mental detrás de la Cortina de Hierro produjo un cuerpo de conocimiento similar y en algunos casos más amplio que el de los psicólogos occidentales, particularmente los trabajos del Dr. Hervey Cleckley en los EE.UU. y actualizado por el Dr. Robert Hare en Canadá. El grupo del Dr. Lobaczewski percibió que era necesario mantener el anonimato, y algunos miembros del grupo eran desconocidos para los demás, manteniendo una correspondencia a través de una cadena de contactos personales. Al menos un miembro del grupo murió en extrañas circunstancias.

El grupo del Dr. Lobaczewski adoptó los conceptos del Dr. Checkley sobre psicopatía destructiva y produjo más investigaciones originales, referencias históricas y términos descriptivos basados en el término griego poneros que significa mal. El libro del Dr. Lobaczewski se titula Ponerología Política. En su libro, el Dr. Lobaczewski utiliza el término patocracia para describir sociedades totalitarias enfermas.

En una serie de escapes y conflictos espeluznantes, el borrador básico para el libro del Dr. Lobaczewski fue arrojado a un horno inmediatamente antes de una redada de la policía secreta estalinista, el manuscrito fue reescrito y entregado al Vaticano donde desapareció, y fue reescrito de nuevo y entregado a Zbigniew Brzezinski, asesor de Seguridad Nacional de Carter, donde una vez más desapareció. Fue finalmente publicado a partir de las notas del Dr. Lobaczewski en 2006, justo antes de la muerte del buen doctor en 2007.

Esto puede sonar como la trama de una película de Indiana Jones, a excepción de la incuestionable erudición y perspicacia del Dr. Lobaczewski. La convergencia y la armonía de las ideas del Dr. Cleckley con las ideas del Dr. Lobaczewski reflejan una concordancia cercana en un tema muy complejo. Ponerología Política fue traducido y aprobado por autoridades lingüísticas y psicológicas reconocidas.

La publicación del manuscrito del Dr. Lobaczewski agregó el drama final a esta larga saga. Después de todos sus esfuerzos y enfrentándose a la edad y a la enfermedad, el Dr. Lobaczewski parece haber estado desesperado por encontrar un editor para el trabajo de su vida, y el libro fue publicado por Red Pill Press, una pequeña editorial canadiense de esoterismo, teorías de la conspiración y literatura del espacio extraterrestre. La editora de Ponerología Política, Laura Knight-Jadczyk, es todo un caso interesante. Ella merece un crédito considerable por llevar la Ponerología Política hasta su publicación, pero otros de sus esfuerzos incluyen investigaciones sobre criaturas lagarto, ovnis y encuentros con alienígenas. Su dirección editorial del manuscrito de Ponerología Política, como se refleja en el avance y en las notas, indica un punto de vista muy negativo y conspirativo de la Administración de George Bush, pero hace caso omiso de LBJ, un controlador presidente de los EE.UU. y verdadero tipo psicopático. En los escritos actuales de Knight-Jadczyk, Bush y Obama son los malos y Putin es el bueno. Imagínate. Pero la idiosincrasia de Knight-Jadczyk no refuta la excelencia del libro del Dr. Lobaczewski.


Comentario: Lo anterior no es del todo exacto. Lobaczewski no estaba "desesperado" en el sentido de que él simplemente tomó lo que pudo conseguir. No pudo encontrar un editor cuando terminó el libro en 1984/5, pero se puso en contacto con Quantum Future Group por los méritos de su investigación existente sobre la psicopatía, como Lobaczewski describe en unas cartas a Knight-Jadczyk y al Quantum Future Group incluidas en Ponerología:
Queridas damas y caballeros.

Tengo su Proyecto de Investigación Especial sobre la psicopatía en mi computadora. Ustedes están haciendo un muy importante y valioso trabajo para el futuro de las naciones. [...] El estudio profundo de la naturaleza de la psicopatía, que juega la parte esencial e inspiradora en este fenómeno macrosocial psicopatológico, y la distinción sobre las otras anomalías mentales, parece ser la preparación necesaria para la comprensión de toda la naturaleza del fenómeno. Gran parte del trabajo que están realizando ahora fue hecho en aquellos tiempos. [...]

Soy capaz de proporcionarles un documento científico muy valioso, útil para sus propósitos. Es mi libro "Ponerología Política - Una ciencia de la naturaleza del mal adaptada a propósitos políticos". También pueden encontrar copias de este libro en la Biblioteca del Congreso y en algunas bibliotecas universitarias y públicas en los EE.UU. Sean tan amables de ponerse en contacto conmigo para que pueda enviarles una copia por correo.

¡Un cordial saludo de mi parte!
En cuanto a los ovnis, eso es un golpe bajo. Sí, Sott también abarca e investiga avistamientos de ovnis, ufología y temas relacionados, al igual que muchos científicos respetables, historiadores y otros profesionales.

En su edición de Ponerología Política, Laura Knight-Jadczyk, efectivamente compara las descripciones de Lobaczewski con el Reich Bush, porque en el momento de la publicación era el clima político actual. Se podrían haber hecho comparaciones con muchos otros políticos y partidos políticos, estadounidenses y de otro tipo (incluyendo Johnson, con quien coincidimos que exhibía muchos rasgos psicopáticos), pero el trabajo de un editor requiere un grado de brevedad y tales comparaciones podrían hacerse fácilmente por el lector informado.

Sobre el tema del presidente Putin, una vez más, los lectores habituales estarán al tanto de la propaganda antirrusa y prooccidental de los medios de comunicación. Sin embargo, este artículo fue escrito hace dos años. La falta de comprensión de la integridad de Putin podría ser perdonada en aquel entonces. Ahora, sería un poco más difícil de excusar dado el éxito de la asistencia militar de Rusia a Siria y el desenmascaramiento y la humillación completa de los EE.UU. por su papel en el surgimiento de EI/ESIL/Daesh en el Medio Oriente.


Los nuevos elementos en la descripción de los sistemas psicopáticos del Dr. Lobaczewski en comparación con las descripciones occidentales son los siguientes (los términos y conceptos en cursiva son comunes a ambos sistemas del Dr. Lobaczewski y del Dr. Checkley):
  1. El Dr. Lobaczewski postula que las sociedades alternan entre "tiempos felices" y "tiempos infelices", en períodos de décadas. Una descripción más adecuada en términos occidentales podría ser "tiempos indisciplinados" y "tiempos disciplinados". En tiempos felices, indisciplinados, la vida es buena y próspera, los valores morales e intelectuales se erosionan, y hay crecientes manifestaciones públicas de libertinaje y exceso con una consiguiente pérdida de la virtud cívica.
  2. En los EE.UU., un ejemplo de tiempo feliz, indisciplinado fue más evidente durante los clamorosos años veinte, que fueron seguidos por la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial.

Comentario: Cabe señalar que aplicando la teoría de Lobaczewski, la cultura occidental del siglo 21 ha sido el cénit de los "buenos tiempos" tanto como cualquier otro punto en la historia. Los buenos tiempos, para una sociedad, siempre se basan en la explotación y el sufrimiento de otras naciones y son categorizados por una ausencia de comprensión psicológica, narcisismo individual y macrosocial, y la evasión de toda noticia o dato que pueda "sacudir el bote" de comodidad o "reventar la burbuja" insular del consumismo y el hedonismo individualista y el desinterés por los temas importantes como la política en favor de actividades superficiales como los deportes.

2. La histeria es característica de los tiempos cuando el periodo feliz existente está colapsando. En este contexto, los tiempos histéricos son conocidos a la vez por enfermedades somáticas y psicológicas y laxitud moral. El Dr. Lobaczewski destacó y dio ejemplos de trastornos mentales familiares que alteran y crean un mal desarrollo de la personalidad de los parientes cercanos expuestos a los trastornos mentales de una persona. Los trastornos mentales de los líderes políticos distorsionan las percepciones, actitudes y acciones de los ciudadanos. Los tiempos histéricos pueden generar superficialidad moral e intelectual, argumentos políticos ilógicos, deshonestidad patológica, conflicto social y turbulencias económicas. Surgen divisiones sociales latentes y son alentadas como un medio de control político.

El tiempo previo a la Primera Guerra Mundial fue un periodo de profunda histeria, durante el cual Lenin llegó al poder en Rusia. Un segundo periodo de histeria llevó al colapso económico y moral masivo durante los años de la República de Weimar, a partir de la cual llegó el ascenso de Hitler en Alemania. Lenin y Hitler tenían características de psicópatas. Tras los excesos morales de los años de Clinton, Obama ahora exhibe las características de un psicópata clínico. Con sus valores constitucionales e historia, EE.UU. no es un terreno fértil para un estado psicopático, pero el Dr. Lobaczewski nos dice que otro episodio de patocracia es muy posible y tal vez puede ser inevitable. Obama es muy capaz de crear un daño masivo a la Constitución y a la economía antes de regresar a tiempos más disciplinados. La deshonestidad patológica es un marcador de la psicopatía en el sistema del Dr. Hare, y hemos visto una abundancia de deshonestidad patológica hace poco tiempo, sobre todo en lo que respecta a Obamacare.

Comentario: Podemos no concordar sobre los ovnis o Putin ¡pero podemos estar de acuerdo en eso!

3. La reducción de la disciplina y la erosión de los valores morales durante los períodos de histeria permiten la proliferación de puntos de vista morales y sociales alternativos, incluyendo trastornos de la personalidad. El sistema del Dr. Lobaczewski identificó varios trastornos mentales estrechamente relacionados con la psicopatía, incluyendo términos que denotan activadores psicópatas y soldados rasos psicópatas. El sistema del Dr. Lobaczewski también fue muy riguroso en identificar y distinguir defectos neurológicos hereditarios en contraposición a las lesiones neurológicas, cualquiera o ambos de los cuales pueden resultar en condiciones neurológicas relacionadas con la psicopatía; la crianza y la naturaleza individual y colectiva pueden contribuir al desarrollo de una personalidad psicopática y a trastornos mentales relacionados.

Comentario: Por definición de Lobaczewski, la crianza no puede "contribuir individualmente" al desarrollo de la psicopatía. Las psicopatía es hereditaria; las caracteropatías se adquieren.

4. A pesar de que la psicopatía es bastante superficial, es el único trastorno mental que atrae o genera un gran número de seguidores que tienen estabilidad psicológica y valores morales limitados. Sólo los miembros más crédulos de la sociedad, incluidos los activadores psicópatas, y sucumben a las atracciones del psicópata. La mayoría de los miembros de la sociedad conservan una actitud de "sentido común" - Descripción del Dr. Lobaczewski - en momentos de perturbación social y económica, y el sentido común finalmente regresa y prevalece después de que mucho daño haya sido generado.

Comentario: Un caracterópata, "fascinador," es mucho más indispensable para el proceso inicial de ponerización como una especie de "abre camino" para que el psicópata esencial apuñale por la espalda, expulse y se haga cargo de un público general recién adoctrinado. A pesar de que solamente un número relativamente pequeño de personas en una sociedad sucumben a la patocracia (6-12% según Lobaczewski), el libro Los Autoritarios de Bob Altemeyer muestra que un número enorme de la población está predispuesta a necesitar una figura de autoridad, a cuya ideología se pueden apegar y seguir ciegamente. Mientras que una patocracia esté todavía "enmascarada", puede tener un gran apoyo.

En los EE.UU., los activadores psicópatas incluyen a periodistas de izquierda, profesores de izquierda y a comunidades desestabilizadoras de izquierda. La inteligencia - IC - ofrece poca o ninguna inmunidad frente a las influencias psicopáticas durante tiempos histéricos.

Comentario: Por esto, ¿tenemos que suponer que el autor cree que el ala derecha de tales campos no desempeña ningún papel en el proceso de ponerización macrosocial? Eso es un disparate. Los activadores psicópatas incluyen a periodistas, profesores, etc. De izquierda y derecha.

En los EE.UU, el cambio a tiempos histéricos se puede fechar con bastante precisión en la época de 1960. Antes de este tiempo, había incondicionales del Partido Demócrata que eran radicalmente anti-izquierda como Hubert Humphrey y Scoop Jackson. Estos han sido sustituidos por gente como Harry Reid y Nancy Pelosi. El último de los demócratas del viejo estilo fue Joseph Lieberman, y tuvo que cambiar su afiliación partidaria a independiente con el fin de conservar su puesto de senador durante su elección final.

Comentario: ¡¿Así que el McCartismo no era histérico?!

5. Cuando los psicópatas capturan posiciones de poder el resultado es el totalitarismo, también conocido como patocracia. En ese momento, el gobierno opera en contra de los intereses de su propio pueblo, excepto para favorecer a ciertos grupos.

Actualmente estamos presenciando polarizaciones deliberadas de los ciudadanos norteamericanos, acciones ilegales y la adquisición masiva e innecesaria de deuda. Esto es muy típico de los sistemas psicopáticos, y cosas muy similares ocurrieron en la Unión Soviética, ya que se extralimitó y colapsó.

6. Debe tenerse en cuenta que todos los ciclos y procesos patocráticos se están llevando a cabo en las últimas décadas y pueden no ser evidente para el observador casual. Durante los tiempos histéricos, los jóvenes en particular pueden formar opiniones y tomar compromisos ideológicos que son bastante carentes de rigor moral e intelectual.

Comentario: Este tema es un poco más complejo. La gente detrás de las revoluciones de colores y las operaciones de COINTELPRO manipulan los movimientos anti-política, tales como la lucha contra la guerra, contra la austeridad y los movimientos de derechos civiles. Muchos jóvenes pasan por un período de privación de derechos desde la autoridad, gobierno, padres, etc. Cuando estos jóvenes forman grupos en torno a una idea específica y comienzan a protestar, organizaciones gubernamentales encubiertas los infiltran o influyen sobre ellos en una dirección determinada para su propio beneficio. Si un levantamiento comienza en casa, tales movimientos son aplastados. Si el levantamiento comienza en un país cuya inestabilidad sería beneficiosa para los patócratas de otro, estos movimientos son respaldados, financiados masivamente y una cobertura de prensa favorable es dada.

7) Los patócratas (psicópatas) siempre fallan, al crear costes sociales y económicos enormes para todos los demás. Con el tiempo, la disciplina es restaurada por la necesidad de hacer frente a la incompetencia y la corrupción psicopática, el rigor moral e intelectual regresa, y el ciclo comienza de nuevo. Los psicópatas marxistas e islámicos han creado una corrupción rentable recurrente, y sus sistemas se convirtieron en auto-perpetuos

Comentario: La psicopatía y la patocracia no conocen distinción entre las ideologías políticas o religiosas y en su lugar utilizan este tipo de ideologías como un "anfitrión" para infectar o una máscara para ocultarse detrás. Diferentes sistemas políticos (comunismo, capitalismo etc.) tienen sus méritos en diferentes niveles de la sociedad, pero ningún sistema puede prosperar y sobrevivir bajo la dirección de los psicópatas. Probablemente, la única razón por la que el wahabismo teocrático ha florecido es debido al "Estado islámico" original, Arabia Saudita. Y la única razón por la que Arabia Saudita se mantiene a flote es debido al apoyo occidental. El Islam radical beneficia a los "'capitalistas democráticos" psicópatas.

8) El Dr. Lobaczewski teorizó sobre las formas de minimizar la patocracia.
El libro del Dr. Lobaczewski incluye una sección titulada Los fascinadores, que describe individuos únicos con diversas patologías morales y psicológicas que pueden y consiguen atraer a seguidores vulnerables. Los fascinadores colocan a sus seguidores en un "plano moral más alto" que a otros ciudadanos y estos seguidores pueden ser "bañados" con "atención y bienes". En una sociedad sana, los fascinadores son ignorados o desmentidos o expulsados fuera de la ciudad. En una sociedad histérica, los fascinadores pueden convertirse en dictador de Rusia, Führer de Alemania, o Presidente de los EE.UU. El papel de los fascinadores es un elemento constante dentro de las patocracias, pero los seguidores vulnerables elegidos dependen de la ideología bastante variable del fascinador en particular (clases para el marxismo, nacionalidad para el fascismo, actualmente etnia y la izquierda en Norteamérica). La consistencia de este patrón, que siempre resulta en una conclusión destructiva, es una reminiscencia de los juegos de Análisis Transaccional. Tenga en cuenta que estar en el grupo elegido de los seguidores del fascinador conlleva una ventaja a corto plazo, pero tiende a daños a largo plazo y la destrucción de todo el sistema.

Obama
© Desconocido
Los conceptos de psicopatía y patocracia explican mucho acerca de los problemas del mundo: por qué algunas personas y naciones cooperan de forma productiva y construyen mientras que otras personas y naciones quieren controlar y están dispuestos a destruir en pos de sus objetivos.

Como el peor trastorno mental del mundo, la psicopatía no tiene ninguna esperanza de prevalecer, pero la destrucción en sí presenta un atractivo para las mentes enfermas.

Debería ser obvio después de miles de años que los psicópatas siempre fallan y que psicópatas y activadores psicópatas tienen una agenda que no comparten con sus seguidores vulnerables y que ellos mismos pueden desconocer.



Comentario: Aquí, el autor responde a su propio problema. El problema de la psicopatía sólo se hace evidente para los que están informados de su existencia. La razón de esto es que la mayoría de la gente no puede concebir la existencia de la mentalidad y la visión del mundo psicopática, y mucho menos que tales personas ocupen fácil y naturalmente todos los niveles de gobierno y autoridad de la sociedad, desde presidentes a directores de escuelas.


Hay una crítica significativa para el libro del Dr. Lobaczewski, no relacionada con su comprensión psicológica. El Dr. Lobaczewski fue completamente e involuntariamente, adoctrinado detrás de la Cortina de Hierro y tomó la posición de que un gobierno como fue "concebido" por Karl Marx daría lugar a "personas trabajadoras (sic) de ideología izquierdista" conduciendo un gobierno de este tipo. Este gobierno sería "firme", pero humanista y beneficioso.

El problema es que ningún número significativo de "personas trabajadoras de ideología izquierdista" ha existido jamás. Ninguna revolución marxista fue alguna vez impulsada por los trabajadores, de izquierda o de otro tipo. Las revoluciones marxistas o neo marxistas son impulsadas por abogados (Lenin, Castro), ladrones de bancos (Stalin), jefes militares (Mao, Kim Jong-Il), o un comunidad desestabilizadora sin experiencia cuyo entorno fue Chicago, uno de los más corruptos desastres urbanos controlados por el partido Demócrata. Los revolucionarios marxistas pueden aprovechar y explotar el descontento de los trabajadores, pero los trabajadores atrapados dentro de una revolución marxista no quieren permanecer, quieren salir.


Comentario: Una vez más, la propia ideología política del autor se hace presente, y pierde el punto. Lobaczewski difícilmente fue adoctrinado por la ideología comunista. Es probable que incluso estuviera de acuerdo en que "ningún número significativo de 'personas trabajadoras de ideología izquierdista' ha existido jamás. Ninguna revolución marxista fue alguna vez impulsada por los trabajadores, de izquierda o de otro tipo".

Lo que Lobaczewski escribió en realidad fue esto:
Si alguna vez hubiera tal cosa como un país con una estructura comunista conforme a lo previsto por Karl Marx, en el que las personas trabajadoras de ideología izquierdista fueran la base para el gobierno, que, creo, sería firme, pero no carente de pensamiento humanista sano, las ciencias sociales, bio-humanísticas y médicas contemporáneas serían consideradas valiosas y estarían debidamente desarrolladas y utilizadas para el bien de la gente trabajadora.
Él está comparando y contrastando un estado marxista ideal hipotético (ya que existiría sin los psicópatas) a la realidad de una estructura patocrática. Uno de sus puntos es simplemente argumentar que no importa que ideología empieza a crecer o florecer, son las personas que lo usan lo que realmente importa.


Karl Marx tenía las características de un psicópata clínico; no es de extrañar que todas las revoluciones marxistas fallen. Los marxistas totalitarios (Lenin, Stalin, Hitler, Mao) adoptaron la ideología marxista, no porque produzca resultados beneficiosos, sino porque les da control. La necesidad patológica de control es la fuerza impulsora detrás de personalidades psicopáticas, incluyendo a Obama.


Comentario: Las propias palabras de Lobaczewski sobre Marx:
Un análisis del papel desempeñado por las obras de Karl Marx revela fácilmente (todos los rasgos de un psicópata esquizoide) y las reacciones sociales que engendran animosidad entre grandes grupos de personas.
Obras como la de Marx resuenan en personas patológicas y con trastornos de la personalidad.


Existe una creciente conciencia de que Estados Unidos se está volviendo perturbado e inestable. Pocas personas reconocen los factores psicológicos implicados, pero hay un aumento en la búsqueda de respuestas. La psicopatía y la patocracia proporcionan descripciones de nuestros males actuales y la posibilidad de una salida a nuestros problemas.

James G. Long ha sido un capitán del ejército, un ingeniero profesional, un autor y un blogger, con un interés permanente en la gestión de problemas organizacionales. mandynamerica.com/blog/