El Departamento de Estado de EEUU anunció la expulsión de 35 diplomáticos rusos por su supuesta implicación en los ciberataques, según ha informado el ente en un comunicado.
bandera eeuu
© Sputnik/ Igor Mikhalev
"Hoy, el Departamento de Estado declaró personas 'non grata' a 35 funcionarios rusos, cuyas acciones no se corresponden con su estatus diplomático o de empleado consular", según ha declarado Mark Toner, representante oficial de la institución.

Anteriormente, el presidente saliente de EEUU, Barack Obama, anunció que iba tomar represalias contra Rusia por su presunta 'interferencia electoral'.


Comentario: Parece que Obama y sus controladores no se quieren ir tranquilos y seguirán presionando a Rusia con acusaciones falsas, manipulación y terrorismo hasta el último momento. ¿Estarán intentando escalar las provocaciones? Esperemos que no, ya que parece que Rusia comienza a perder la paciencia.


Entre las medidas anunciadas, además de la expulsión de los diplomáticos, figura el cierre de dos misiones diplomáticas rusas en el país:

"El Departamento de Estado cierra dos misiones diplomáticas de Rusia, en Maryland y Nueva York, que fueron usadas por el personal ruso con fines de espionaje", según ha anunciado Obama.


Comentario: Más retórica obsoleta de la Guerra Fría 2.0...


Se informa que los empleados rusos tienen 72 horas para abandonar el territorio de EEUU.

Obama afirmó que estas medidas responden al supuesto acoso por parte del Gobierno ruso contra los funcionarios estadounidenses y presuntos intentos de Rusia de intervenir en las elecciones estadounidenses.


Comentario: Acusaciones que no tienen ningún fundamento, nunca se presentó evidencia, pero si se presentó información convincente de que la gran mayoría de los documentos que "afectaron las elecciones" (y con mucha razón, ¿quién hubiera querido a Killary como presidente después de conocer más sobre su persona y política psicopática), fueron filtrados por insiders estadounidenses.


La víspera, la representante oficial de la Cancillería rusa, María Zajárova, advirtió de que Rusia "reaccionaría a cualquier acción hostil" por parte de la Administración saliente de EEUU.

"Cualquier acción contra las misiones diplomáticas rusas en EEUU se reflejará en los diplomáticos estadounidenses en Rusia", afirmó la funcionaria.

Zajárova aseguró que "la Administración saliente no abandona la esperanza de perjudicar aún más las relaciones con Rusia, siendo ella misma precisamente la que las destrozó".

Anteriormente, numerosos medios estadounidenses realizaron una campaña mediática con la publicación de materiales que afirmaban, citando a fuentes de la CIA, que 'hackers' rusos habían interferido en la campaña electoral de las elecciones presidenciales de EEUU para ayudar al candidato republicano y actual presidente electo Donald Trump, pero esta es la primera ocasión en la que se acusa directamente al presidente ruso de estar detrás de los ciberataques.

El propio Trump tachó de "ridículas" estas afirmaciones, y el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, por su parte, las calificó de "gratuitas" e infundadas.

Por el momento, EEUU no ha presentado ninguna prueba que confirme la supuesta implicación de Rusia en los ciberataques que se produjeron durante las elecciones estadounidenses.

Trump sobre las sanciones contra Rusia: "Tenemos que seguir adelante con nuestras vidas"

El presidente electo de EE.UU. ha apuntado a que Washington no debería centrarse en las tensiones con Rusia en torno a los ciberataques de los que acusan a Moscú.

En respuesta a la pregunta de los periodistas sobre si EE.UU. debería imponer sanciones contra Rusia por su supuesta involucración en el 'hackeo' al Partido Demócrata, Donald Trump ha indicado que el país debería "seguir adelante" con sus propios asuntos, ya que en la Era Informática es muy difícil determinar que esas acusaciones sean reales o no.

"Pienso que tenemos que seguir adelante con nuestras vidas. Creo que los ordenadores han complicado la vida en gran medida. La era de los ordenadores ha llevado a que ahora nadie sepa con exactitud qué está ocurriendo", ha declarado el presidente electo de EE.UU. en su club de recreo Mar-a-Lago en Florida.

Hace dos semanas, Trump tachó de "ridículo" el análisis de la CIA sobre la supuesta injerencia de Rusia en el resultado de las recientes elecciones presidenciales de EE.UU. y señaló que se trata de una "excusa más" de los demócratas para justificar su derrota en las urnas.

"Hasta que agarren a los 'hackers' con las manos en la masa, resulta muy difícil determinar quién comete esa piratería", señaló Trump comentando las teorías sobre la supuesta invasión de 'hackers' rusos. "¿Por qué no plantearon [este tema] antes de los comicios?", se preguntó.