Hackers rusos de élite empeñados en influenciar la elección presidencial de EEUU
Hace dos días, el gobierno de EE.UU publicó su reporte sobre "la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de EEUU," en el que asegura que Rusia supuestamente utilizó a hackers para hacer pública información que hiciera ver mal a Hillary Clinton, para permitir que Donald Trump ascendiera a la presidencia, una elección favorable para Putin, porque, de acuerdo con la pandilla Obama/Clinton, Trump es un títere controlado mentalmente por el Kremlin, en el peor de los casos, o un (escalofrío) "amigo de Putin" en el mejor de los casos.

El informe en sí es una completa farsa como ejemplo de un informe de "inteligencia." Va en círculos y hace afirmaciones risibles sobre los objetivos de Rusia en la supuesta "interferencia". El informe supuestamente "evalúa hallazgos específicos" en lugar de presentar pruebas reales, porque aparentemente no hay evidencia real. Las afirmaciones de que las pruebas no pueden presentarse porque comprometerían la seguridad nacional son transparentemente ridículas. Entonces, de forma adecuada el informe comienza con una lamentable disculpa del porqué no ofrece absolutamente ninguna evidencia de sus afirmaciones:
"La Comunidad de Inteligencia rara vez puede revelar públicamente la totalidad de su conocimiento o las bases precisas de sus evaluaciones, ya que la divulgación de esa información revelaría fuentes o métodos delicados y pondría en peligro la capacidad de recopilar inteligencia extranjera crítica en el futuro".
Cuán conveniente es la "seguridad nacional": el último refugio de los mentirosos y los sinvergüenzas. A continuación nos regalan algo llamado "juicios clave". Éstos son aparentemente sacados de la nada ya que se ofrece cero evidencia para sustentarlos.
"Valoramos que el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una campaña de influencia en 2016 que tuvo como blanco la elección presidencial de EEUU. Los objetivos de Rusia eran socavar la fe pública en el proceso democrático de EE.UU, denigrar a la secretaria Clinton, y dañar sus posibilidades de ser elegida y su potencial presidencia. Más aún, valoramos que Putin y el gobierno ruso desarrollaron una clara presidencia por el presidente electo Trump. Tenemos una gran confianza en estos juicios."
Lo primero que resalta aquí es que el reporte asume que el pueblo estadounidense tenía fe en el proceso democrático de EEUU antes de la elección, o que EEUU de hecho tenía un "proceso democrático". Claramente, el gobierno ha perdido completamente el contacto con los pensamientos y sentimientos del ciudadano estadounidense promedio en lo relativo al proceso político del país y su elección presidencial. Una encuesta llevada a cabo en mayo 2016 encontró que 55% de estadounidenses se sentían desamparados en relación a la elección presidencial de 2016. Sólo 13% dijo que el sistema de dos partidos funciona, mientras que 38% lo considera seriamente descompuesto. Otra encuesta llevada a cabo a principios de octubre encontró que 40% del público había perdido la fe en la democracia estadounidense.

O el gobierno de EEUU está completamente fuera de contacto con los sentimientos de sus votantes, o está ignorando intencionalmente la mentalidad del público para difundir la falsa idea de que alguna vez hubo "fe pública en el proceso democrático" que Rusia pudiera socavar. No la hubo. El público se había deshecho hacía mucho tiempo de cualquier idea de un verdadero proceso democrático en EEUU. Esto quedó claro con la elección de Trump, un verdadero fuereño de Washington.

Lo irónico aquí es que la elección de Trump es una señal de que el público estadounidense está interesado en participar en un proceso democrático, pero no en la farsa que los "creadores de realidad" de Washington han creado. La "élite" de Washington aparentemente ha perdido control de la narrativa dominante y de cualquier semblanza de confianza entre el pueblo estadounidense, y ahora están empeñados en difundir mentiras acerca de cómo ocurrió esto. En lugar de aceptar el hecho evidente de que el público de EEUU decidió que ya no querían a una psicópata como Killary que llevara al mundo hacia la Tercera Guerra Mundial. Como resultado, sienten que es necesario (para justificar sus delirios) hacer una guerra total de información en contra de Trump manchándolo como un títere del Kremlin que sólo fue elegido gracias a Rusia, y no porque el pueblo de Estados Unidos no pudiera soportar a Killary y no quisieran tener nada que ver con una guerra en contra de Rusia. Es una mentira asquerosa, una que todo estadounidense debería de ser capaz de ver porque es tan descarada.

De vuelta al reporte:
"También valoramos que Putin y el gobierno de Rusia aspiraron a ayudar a las oportunidades de la elección del presidente electo Trump cuando fuera posible y a desacreditar a la secretaria Clinton y contrastarla públicamente y de modo desfavorable con él. Las tres agencias están de acuerdo con este juicio."
Siento decírselo a estos inútiles amateurs de inteligencia, pero los rusos no tienen que hacer mucho para desacreditar a Killary. Ella misma ha hecho un excelente trabajo para ello. El mundo occidental entero observó con horror cómo carcajeaba como la harpía de la guerra que es, frente a las cámaras de televisión, frente a Dios y todos, acerca del brutal asesinato del presidente libio Gaddafi:


Además de su perfil interno psicológico y patológico, las conexiones de Clinton con el terrorismo patrocinado por el estado a través de la Fundación Clinton, junto con su horrendamente corrupto esquema de "Pay-For-Play" ["Paga Por Jugar"] mientras que fue secretaria de Estado, fue evidencia incriminatoria de que no era adecuada para ser presidenta. Basta con decir que no le hubiera sido necesario a Putin usar hackers para desacreditarla. El público estadounidense estaba ya muy harto de ella y de su comportamiento psicopático.

El reporte continúa:
"El enfoque de Moscú evolucionó a lo largo del curso de la campaña con base al entendimiento de Rusia de los prospectos electorales de los dos principales candidatos. Cuando le pareció a Moscú que la secretaria Clinton sería la más probable ganadora de la elección, la campaña de influencia rusia comenzó a enfocarse más en socavar su futura presidencia".
¿Se ofrece alguna prueba en el reporte de que Moscú pensaba así? No, ni una pizca de evidencia. Es casi como si la idea hubiera sido creada porque quieren que el público piense que Killary tenía una buena oportunidad de ganar la elección. Nunca la tuvo. Rusia no tenía necesidad de influir la campaña para socavar a Killary porque ya era completa y visceralmente detestada por la mayoría del público estadounidense, gracias a su inveterada bajeza y comportamiento asqueroso como Primera Dama y luego como secretaria de Estado. Básicamente, no se puede ocultar el hecho de que Hillary Clinton es una repugnante imitación de un ser humano.

Luego el reporte describe cómo Rusia fue capaz de influir en la elección:
"La campaña de influencia de Moscú siguió una estrategia de mensajes de Rusia que mezcla operaciones de inteligencia encubiertas - como la actividad cibernética - con los esfuerzos abiertos de las agencias gubernamentales rusas, los medios financiados por el estado, terceras partes intermediarias, y usuarios pagados de redes sociales o "trolls". Rusia, como su predecesor soviético, tiene una historia de conducir campañas de influencia encubiertas enfocadas sobre elecciones presidenciales en EEUU, que han hecho uso de oficiales de inteligencia y agentes y artículos de prensa para denigrar candidatos que son percibidos como hostiles al Kremlin."
¡Vaya que se proyectan! Esta declaración está sacada directamente del manual de la CIA para instalar marionetas imperiales en países alrededor del mundo. Simplemente deben de haber cambiado "EEUU" por "Rusia" y "Pentágono" por "Kremlin". Ya ha sido establecido que el Pentágono utiliza trolls para influir sobre la percepción pública:


Tome en cuenta también que Samantha Bee fue a Moscú para entrevistar a supuestos trolls pro-Trump, y los "trolls" resultaron ser farsantes. Así que mientras que hay clara evidencia de que el gobierno de EEUU hace "trolleo" en las redes sociales para influir la percepción pública, en el reporte se proporciona cero evidencia de que Rusia hace lo mismo. No tienen que hacerlo. La gente percibe naturalmente que Putin es un ser humano decente que está tratando de traer paz al mundo y espontáneamente apoyan ese esfuerzo. Así que parece que los miles de millones que el Pentágono gasta en cuentas falsas, propaganda y trolls en internet se desperdician ante verdaderas cualidades humanas.

De vuelta al reporte:
"Valoramos con un alto grado de confianza que la inteligencia militar rusa (La Dirección Principal de Inteligencia del Personal General o GRU) utilizó la personalidad Guccifer 2.0 y DCLeaks.com para publicar datos de víctimas de EEUU en ciber-oepraciones públicamente y en exclusivas a medios y proporcionó material a WikiLeaks."
En primer lugar, Guccifer 2.0 no es una "personalidad" creada por la inteligencia rusa. El hombre tras los hackeos fue entrevistado por el Wall Street Journal y dijo estar enojado de que se culpara a los rusos por su trabajo. Segundo, lo de arriba es sólo una regurgitación de las declaraciones vacías y sin base anteriormente hechas por la inteligencia de EEUU. Una y otra vez son incapaces de proveer cualquier evidencia para sustentar esas declaraciones, y sin embargo continúan difundiéndolas como si fueran un hecho. Lo que es peor, una y otra vez se avergüenzan a sí mismos con declaraciones fácilmente refutables que pueden ser resueltas por un adolescente.

El reporte también contiene una gran cantidad de golpes a los medios rusos RT y Sputnik:
"Esfuerzos de Propaganda Rusos. La maquinaria de propaganda estatal rusa - compuesta por su aparato mediático doméstico, medios dirigidos a las audiencias globales como RT y Sputnik, y redes de trolls quasi-gubernamentales - contribuyó a la campaña de influencia al servir como plataforma para el Kremlin para enviar mensajes a audiencias rusas e internacionales. Los medios rusos propiedad del estado hicieron comentarios cada vez más favorables acerca del presidente electo Trump a medida que las campañas para elecciones generales y primarias de EEUU en 2016 progresaban, mientras que consistentemente ofrecieron cobertura negativa de la secretaria Clinton."
"La cobertura de RT de la secretaria Clinton a través de la campaña presidencial fue consistentemente negativa y se enfocó en sus correos electrónicos filtrados y la acusaron de corrupción, mala salud mental y física, y lazos con extremismo islámico. Algunos funcionarios rusos hicieron eco de las líneas rusas para la campaña de influencia en el sentido de que la elección de la secretaria Clinton podría llevar a una guerra entre Estados Unidos y Rusia."
"El principal medio de propaganda del Kremlin, RT (antes Russia Today) ha colaborado activamente con WikiLeaks. El editor en jefe de RT visitó al fundador de WikiLeaks Julian Assange en la embajada ecuatoriana en Londres en agosto 2013, donde discutieron renovar su contrato de transmisión con RT, de acuerdo a medios rusos y occidentales. Los medios rusos subsecuentemente anunciaron que RT se había convertido en "la única compañía de medios rusa" que se asociara con WikiLeaks y que había recibido acceso a "nuevas filtraciones e información secreta." RT da rutinariamente cobertura favorable a Assange y le otorga una plataforma para denunciar a los Estados Unidos."
El gobierno de EEUU odia a los medios de noticias que se atreven a hablar honestamente acerca de la corrupción de Killary y sus vínculos con terroristas. Mientras tanto, el reporte de inteligencia nunca deja de asumir que los comentarios favorables acerca de Trump existen principalmente porque él admite tener sentimientos amistosos hacia el muy admirado Vladimir Putin y no quiere iniciar una guerra nuclear con Rusia. ¿¡¿¡Qué medio ruso no reportaría favorablemente acerca de tal postura?!?! ¿Por qué habría cualquier medio de comuicación de mirar los planes de Killary para iniciar una guerra con Rusia como algo bueno? Su corrupción y conexiones con terrorismo de estado deberían ser cubiertas por todos los medios. Cualquier fuente sana y objetiva reportaría sobre ella del mismo modo.

De vuelta al reporte:
"La maquinaria de propaganda rusa dirigida por el estado contribuyó a la campaña de influencia al servir como una plataforma para los mensajes del Kremlin a las audiencias rusas e internacionales. Valoramos que Moscú aplicará lecciones aprendidas de su campaña ordenada por Putin para las elecciones presidenciales de EEUU, para futuros esfuerzos de influencia a nivel global, incluyendo aliados de EEUU y sus procesos electorales."
La comunidad de inteligencia de EEUU quiere dejar en claro que Rusia ciertamente no ha terminado de influir sobre eventos futuros. Rusia permanecerá como el coco debajo de la cama de Estados Unidos de América por el futuro próximo. Supongo que nos podemos olvidar de los terroristas islámicos. No, esperen, si logramos olvidarnos del terrorismo islámico, será gracias a Rusia y no gracias a sus fundadores y patrocinadores, la CIA y la camarilla Bush/Clinton/Obama.

Es interesante ver los hallazgos del reporte acerca de por qué Putin eligió ordenarle a Rusia influir en las elecciones estadounidenses, aunque sea por la risa explosiva que nos da tal valoración sin sentido:
"Putin señaló públicamente a la revelación de los Papeles de Panamá y al escándalo de dopaje en las Olimpiadas como esfuerzos dirigidos por EEUU para difamar a Rusia, sugiriendo que buscó utilizar revalaciones para desacreditar la imagen de Estados Unidos y pintarlo como hipócrita."
Decir que Putin eligió influir sobre la elección presidencial debido a la revelación dirigida por EEUU del escándalo de dopaje ruso es una sugerencia risible. Primero, ¡no hay escándalo ruso de dopaje! Todo lo que se reportó acerca de "dopaje extendido de atletas rusos y patrocinado por el estado" carece de mérito. El escándalo en su totalidad fue creado a partir de la nada por un EEUU desesperado porque habían sido totalmente superados por Putin en la escena geopolítica. En breve, la verdad está totalmente del otro lado; más proyección psicopatológica.

Los Papeles de Panamá no son diferentes. ¿Por qué habría Putin de estar enfadado acerca de los Papeles de Panamá cuando su nombre ni siquiera aparece en ellos? Es casi como si quienes escribieron este reporte se hubieran sentado en un cuarto y hubieran tenido una sesión de lluvia de ideas para pensar en razones por las cuáles Putin podría querer hackear las elecciones de EEUU. Cualquier posible razón que pudieran pensar por la cual, en teoría, Putin podría estar enojado, entonces sería los suficientemente buena para entrar en el reporte como "evidencia" sin consideración alguna acerca de si era verosímil o tan siquiera racional. No consideraron ni una sola vez, aparentemente, que Putin podría no ser tan infantil y emocionalmente retrasado como la mayoría en la comunidad de inteligencia de EEUU y sus títeres, Obama y Clinton.

Pero sólo en caso de que se lo estén preguntando, los rusos no comprometieron el conteo de votos:
"La inteligencia rusa obtuvo y mantuvo acceso a elementos de múltiples páneles estatales y electorales en EEUU. El DHS [Departamento de Seguridad Nacional] valora que los tipos de sistemas que los actores rusos atacaron o comprometieron no estaban involucrados en el conteo de votos."
¡Vaya qué alivio! ¡Por un momento tuvimos visiones de equipos de agentes rusos robando decenas de miles de urnas electorales a través de Estados Unidos de América, tirando sus contenidos y reemplazándolos con votor para Trump! Pero vamos a ver si entendemos el punto aquí; ¿se nos pide que aceptemos que el pueblo estadounidense tiene una voluntad tan débil que la información mediática negativa acerca de Killary en una campaña presidencial fue suficiente para echar a millones de votantes de su lado y hacia Trump, a pesar del hecho de que Trump fue vapuleado por casi la totalidad de los medios masivos en EEUU? ¡Sean realistas! La mayoría de estadounidenses que votaron (así es, no creemos en el conteo oficial) eligió no votar por Killary porque es una vil y corrupta harpía de guerra. Votaron por Trump porque ofreció la oportunidad de un presidente que no era un político comprado y pagado e interesado sólo en cumplir la voluntad de la "élite" política y corporativa. Ofreció la esperanza de que pudiéramos evitar la guerra con Rusia. Los estadounidenses admiran a Putin (junto con la mayoría del resto del mundo cuerdo) y les gusta Rusia y votaron por el tipo que expresó relaciones amistosas con Putin. Incluso podrían decir que, al tener relaciones amistosas, algo e la decencia y el glamor de Putin cayó sobre Trump.

El gobierno de EEUU no puede soportar que los estadounidenses de algún modo fueron capaces de ver a través de las mentiras y la manufactura del consenso que se puso cada minuto de cada día por los medios masivos y que se rehusaran a elegir el candidato "correcto". Ahora quieren envenenar a Trump como a un "títere del Kremlin" porque todavía piensan que los estadounidenses creen lo que sale de las bocas de los medios prosti-prensa. No lo hacen. Los días en los que medios de Noticias Falsas como el Washington Post y el NY Times influenciaban a grandes porcentajes del pueblo estadounidense se han terminado.

Se supone que la operación psicológica en su totalidad envenene la mente del público contra Trump, y es el último intento del Establishment de sabotear cualquier buen lazo entre EEUU y Rusia antes de que Trump tome el poder. Al menos, Trump es lo suficientemente inteligente para no caer en esta ridícula "valoración de inteligencia:


Tener una buena relación con Rusia es una cosa buena, no una cosa mala. ¡Sólo gente "estúpida", o tontos, podrían pensar que es malo!

Tenemos suficientes problemas alrededor del mundo sin uno más. Cuando sea presidente, Rusia nos va a respetar mucho más de lo que lo hace ahora y...

...ambos países, quizás, ¡trabajarán juntos para solucionar algunos de los muchos grandes y urgentes problemas y asuntos del MUNDO!


Los estadounidenses tienen suerte de tener a Trump en el puesto. La alternativa hubiera sido Estados Unidos gobernado por gente que tenía la intención de destrozar la Constitución, comenzar una nueva guerra mundial y arriesgar una guerra civil en Estados Unidos de América. Una elección por Trump fue un muy sonoro "¡NO!" a Hillary Clinton y a todo el mal que representa.

Sí, Trump va a tener que subir a un buen nivel porque realmente tiene al tigre tomado por la cola: un público estadounidense que está despertando y dándose cuenta de que PUEDEN retomar su país. Si Trump no actúa como su representante y no hace su voluntad, encontrarán alguien que lo haga.