Las sanciones económicas contra Rusia tienen efectos negativos más allá de las fronteras rusas y las pérdidas podrían ascender ya a miles de millones de euros, según un informe del Comité Económico Alemán para Europa del Este.
union europea rip merkel
© Sott.net
Europa se cava su propia tumba...
Mientras los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea prolongan las sanciones contra Rusia otros seis meses, el Comité Económico Alemán para Europa del Este ha llegado a la conclusión de que el daño causado por las sanciones económicas de la UE, de Rusia y de otros países vecinos alcanza dimensiones colosales, según el periódico alemán Handelsblatt.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ya explicó durante una extensa rueda de prensa en junio de 2017 ante los ciudadanos que las sanciones "sí habían influido en la economía rusa", pero una mayor influencia la tuvo "la caída de los precios de la energía".

Durante la misma rueda de prensa, el presidente ruso dijo: "la ONU cree que hemos perdido con las sanciones entre 50.000 y 52.000 millones de dólares, pero [los que han aplicado las sanciones] resulta que han perdido 100.000 millones de dólares". Putin concluyó diciendo entonces que las sanciones representaban "una espada de doble filo".

Un cambio de hábitos

Al mismo tiempo que en Rusia las exportaciones han descendido bruscamente, "parece que se ha comenzado a apostar por la producción nacional, de modo que las inversiones en Rusia han comenzado a crecer", concluye el Comité Alemán de Relaciones Económicas con Europa del Este. Según el organismo, "Rusia exporta menos pero produce mucho más que antes".


Comentario: Rusia desde la aplicación de las sanciones viene haciendo lo que se debe hacer: independizar su economía respecto de las instituciones económicas occidentales, buscar la independencia tecnológica, y trasformarse en una nación autosustentable (al menos en lo que respecta a lo que antes consumía importando desde el mercado europeo). Si logra llevar adelante con éxito estos 3 objetivos muy probablemente en el futuro las sanciones sean totalmente inefectivas en Rusia al mismo tiempo que sumamente perjudiciales para el resto Europa.


El Comité aboga por levantar las sanciones si comienza a haber avances sustanciales en la aplicación de los acuerdos de Minsk. Además, apuesta por abrir un diálogo entre la Comisión Europea y la Comisión Económica Euroasiática para la creación de un espacio económico de Lisboa a Vladivostok.


Comentario: Los empresarios alemanes saben bien que si se prolonga por más tiempo esta burda e ineficaz maniobra extorsiva, lo más probable es que la crisis económica que ya está asolando al territorio europeo se intensifique causando consecuencias catastróficas.


Las relaciones entre Moscú y Occidente empeoraron a raíz de la situación en Ucrania y la adhesión de Crimea a Rusia tras el referéndum celebrado en marzo de 2014, en el que más del 96% de los votantes avaló esta opción.

Ese mismo año, EEUU, la Unión Europea y otros países aprobaron varios paquetes de sanciones contra Rusia. Moscú, que respondió con un embargo alimentario a EEUU y a la UE y sus socios, ha subrayado en reiteradas ocasiones que no es parte del conflicto en Ucrania. Desde entonces, el régimen de las sanciones se ve extendido regularmente por todas las partes involucradas.