En Charlottesville (Virginia, EE.UU.) se produce un enfrentamiento entre quienes se expresan en contra de la demolición de un monumento confederado y a favor.

protestas Charlottesville
© Desconocido
La ciudad estadounidense de Charlottesville, en Virginia, vuelve a convertirse en el foco de tensión en torno a un polémico monumento que alberga en el Parque de la Emancipación.

En el marco de la manifestación denominada Unite the Right, este sábado en la zona se han congregado activistas de extrema derecha que se expresan en contra de la demolición de la estatua de Robert E. Lee, el general que encabezó los ejércitos de los Estados Confederados de América durante la Guerra de Secesión.


Paralelamente, se ha organizado una contramanifestación de quienes están en contra de la presencia de la estatua en la ciudad, y el encuentro ha derivado en fuertes enfrentamientos entre los congregados de ambos grupos. En medio de la escalada de tensión, la Policía ha declarado el estado de emergencia en la ciudad.

En vísperas de la manifestación, esta pasada noche cientos de supremacistas blancos de extrema derecha marcharon por el campus de la Universidad de Virginia en Charlottesville con antorchas. Los manifestantes gritaban la consigna nazi "Sangre y tierra" y también se oyeron eslóganes como "Un pueblo, una nación, fin a la inmigración", "No nos reemplazaréis", "Las vidas blancas importan", entre otras.

marcha antorchas virginia
© Alejandro Alvarez / Reuters
Supremacistas blancos marchan con antorchas por la Universidad de Virginia.
A principios de julio en Charlottesville se desarrolló una confrontación entre miembros y seguidores de la organización racista Ku Klux Klan y alrededor de 1.000 manifestantes de una contraprotesta que salieron a hacer frente a los 'Leales Caballeros Blancos'. Más de 20 personas fueron detenidas por la Policía.