Los fósiles datan de hace 3.700 millones de años y se considera las primeras muestras de forma de vida en el planeta.

Un equipo de investigadores del Departamento de Industrias Primarias, Parques, Agua y Medio Ambiente de Tasmania, Australia, en articulación con la Universidad de ese estado australiano dieron con fósiles que datan de 3.700 millones de años, coincidiendo con los primeros organismos unicelulares.
beach playa
© dailygalaxy
La forma de vida que fue encontrada significa que hay organismos que sobreviven a cualquier situación de la naturaleza.

Este estudio fue publicado en la revista The Daily Galaxy, especializada en estudios científicos.

"Los estromatolitos fósiles son la evidencia más antigua de vida en la Tierra: ¡aparecieron hace 3.700 millones de años! ", afirmó Bernadette Proemse de la Universidad de Tasmania, quien fue la investigadora principal designada por el centro de estudios.

Estas bioconstucciones son importantes porque representan las primeras pruebas del origen de la vida, ya que los montículos de esta sustancia se formaron cuando todavía los compuesto de los minerales seguían con vida.
"Esto es bueno para los estromatolitos porque significa que hay muy pocos caracoles vivientes para comerlos. Afortunadamente, estos 'fósiles vivientes' de Tasmania están protegidos por el Área del Patrimonio Mundial y la lejanía absoluta de los montículos de primavera", indicó Proemse
El vocero de la División de Patrimonio Natural y Cultura, Roland Eberhard, consideró el descubrimiento como "altamente significativo, porque estos son raros a nivel mundial y no se conocían previamente en Tasmania, excepto como fósiles antiguos".
tasmania
© Nature
Los investigadores hicieron sus estudios porque les llamó la atención la "extraña humedad del lugar"
"El análisis de ADN indica que los estromatolitos de Tasmania son comunidades de microorganismos que difieren de todos los otros estromatolitos conocidos", precisó el científico.

En el mundo hay pocos lugares donde se puedan encontrar estromatolitos vivos, ya que por lo general se encuentran en aguas muy salinas, pese a que existen también en algunas colonias de agua dulce.

La investigación en Australia dio como resultado que el agua altamente mineralizada que fluye desde los montículos de primavera, sea un factor crítico en la capacidad de los especímenes para poder sobrevivir en el desierto de Tasmania por el hecho de que esa anomalía desafía otras formas de vida.
estromatolitos
© Nature
Los estromatolitos fueron analizados a profundidad por los responsables de la investigación.