Hay personas que se despiertan por la mañana con una gran pesadez en el cuerpo, con una falta de motivación para realizar actividades diarias, con pocas ganas de salir de la cama. En muchos casos, incluso habiendo dormido bien, son incapaces de estar descansados a la hora de empezar el día.
sueño
Ahora bien, en algunos casos, ese cansancio matutino es consecuencia de los problemas para dormir o muchas veces de un estilo de vida poco saludable, por ejemplo, por no practicar ejercicio físico.

Pero, ¿cuáles son las causas de levantarse de la cama cansado? En las siguientes líneas te lo explicamos.

1. Insomnio

Según los datos científicos, el 25% de la población sufre insomnio, un trastorno muy común entre la población. El insomnio es la incapacidad de conciliar el sueño o permanecer dormido toda la noche, lo que causa serios problemas para el bienestar de las personas y su funcionamiento en el día a día. Y es que las personas con insomnio suelen despertarse cansadas y experimentar somnolencia a lo largo de la jornada. Causa muchas dificultades en actividades, como por ejemplo el trabajo.

2. Otros trastornos del sueño

Dormir es necesario para vivir. Pero algunas personas sufren diferentes tipos de trastornos del sueño, que impiden que éstas lleven a cabo el proceso reparador que el organismo necesita para gozar de un buen bienestar. La apnea del sueño es una de las patologías más frecuentes, en la que el paciente sufre una pausa en la respiración durante el sueño. Además de esta patología del sueño existen otras que también afectan a cómo la persona se despierta por la mañana.

3. Ansiedad nocturna

Uno de los fenómenos asociados al insomnio que algunas personas pueden experimentar es la ansiedad nocturna. La ansiedad nocturna es aquella desagradable sensación en la que la mente no desconecta y hace que la persona entre en un círculo vicioso en el que desea dormirse pero los pensamientos negativos aparecen una y otra vez por la mente. El cuerpo necesita dormir, pero la mente no consigue relajarse. Nuestra mente tiende a rumiar de manera natural, y si intentamos conciliar el sueño y pensamos en eso, lo único que conseguiremos es empeorar la situación. Si queremos dormir revertir esta situación, siempre es mejor emplear técnicas como la del 4-7-8, que es parte de la práctica de respiración del Yoga (Pranayama), y fue popularizada por el Dr. Andrew Weil.

4. Mala higiene del sueño

La higiene del sueño tiene que ver con aquellos hábitos y prácticas que realizamos a la hora de acostarnos y que afectan positivamente a cómo dormimos. Por ejemplo, si miramos la televisión por las noches o tenemos un cojín incómodo, las probabilidades de interrumpir el sueño reparador son altas. Otras prácticas que influyen positivamente en cómo dormimos son: el ejercicio físico, la dieta saludable, evitar los estimulantes, no abusar de la dieta, acostarse y levantarse a la misma hora, entre otros.

5. Consumo de alcohol

El alcohol es una de las drogas más consumidas, y suele asociarse a los momentos de ocio. Sin embargo, tiene un efecto sedante que ayuda a conciliar el sueño, pero al rato lo interrumpe y, por tanto, provoca que las personas duerman mal. En consecuencia, se levantan peor por la mañana. Los investigadores de un estudio australiano demostraron que las bebidas alcohólicas, si se consumen de manera frecuente, causan una actividad cerebral mayor por las noches, lo que dificulta el sueño.

6. Consumo de fármacos

Pero el alcohol no es la única sustancia que hace que las personas se levanten cansadas. Algunos fármacos, por ejemplo, aquellos que tienen como objetivo ayudar a las personas a dormir, provocan efectos secundarios como el embotellamiento, especialmente aquellos que forman parte de la familia de los antihistamínicos H1. Esto causa que las personas se levanten cansadas y con somnolencia pese a haber dormido bien.

7. Depresión

La depresión es un trastorno del estado del ánimo que puede llegar a provocar dificultades a la hora de levantarse. De hecho, las personas deprimidas suelen desear acostarse, y se encuentran cansadas la mayor parte del día.

8. Astenia

Hay personas que se sienten siempre cansadas y que padecen una condición llamada astenia, que hace que el individuo sufra una reducción de energía y fuerza en el cuerpo Ésta se encuentra física y mentalmente agotada. Suele llamarse astenia primaveral, aunque la astenia también es un síntoma de otros trastornos. Además del cansancio, la persona también suele sufrir problemas de atención, dificultades en la memoria, pérdida de apetito e incluso del deseo sexual.

La persona que experimenta esta condición puede tener problemas y dificultades en su día a día y en los diferentes ámbitos de su vida. Sin duda, las personas con astenia padecen un gran cansancio pese a dormir bien.