Imagen
© Desconocido
El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, calificó de desastrosa la situación actual de los Derechos Humanos en Estados Unidos, la cual fue demostrada en un informe emitido por el Gobierno Chino, por lo que consideró hipócrita la serie de acusaciones sobre esta materia que Washington emite en contra de otras naciones.

En sus más recientes Reflexiones tituladas "El Norte revuelto y brutal", Fidel alabó algunas de las informaciones contenidas en el reciente documento elaborado por el Consejo de Estado chino sobre las verdaderas políticas, económicas y sociales de Estados Unidos.

El líder citó el análisis hecho al informe por el sitio web cubano Rebelión que descalifica a EE.UU. como "juez de los derechos humanos en el mundo".

Este documento emitido por China demuestra que "la diplomacia de los derechos humanos es pura hipocresía de doble rasero al servicio de sus intereses imperiales estratégicos".

Según el documento elaborado por China, Estados Unidos es el país donde más agreden los derechos humanos y es una de las naciones que menos garantiza la vida, la propiedad y la seguridad personal de sus habitantes. Indican además que cada año, una de cada 5 personas es víctima de un crimen, lo que representa la tasa más alta del planeta, revela el texto emanado por el estado chino.

De igual manera, el informe dedica un capítulo a "recordar las violaciones de los derechos humanos de que es responsable el gobierno de Estados Unidos fuera de sus fronteras. Las guerras de Irak y Afganistán, dirigidas por EE.UU, han causado cifras exhorbitantes de víctimas entre la población civil de estos países".

El gobierno chino aconsejó al gobierno de EE.UU "que tome medidas concretas para mejorar su propia situación en derechos humanos, que examine y rectifique sus actividades en ese terreno y detenga sus actos hegemónicos consistentes en utilizar los derechos humanos para interferir en los asuntos internos de otros países."

El pasado 8 de abril, el Departamento de Estado publicó su informe anual sobre derechos humanos en el que acusó a varios países de violar esas garantías.

Para Fidel Castro, "si Cuba lo dijera, carecería de importancia; llevamos más de 50 años denunciando a esos hipócritas".