Investigadores internacionales descubrieron en Brasil dos desconcertantes nuevas cepas de virus gigantes que están haciendo redefinir las características de estos organismos.

Virus gigantes Tupanvirus de Brasil desconcierta a los científicos

Virus gigantes Tupanvirus de Brasil desconcierta a los científicos
Uno de los virus se encontró en el lago Soda y otro en la costa de Río de Janeiro. Ambos fueron llamados Tupanvirus, en honor al dios brasileño Tupã.

Cuentan con el aparato de traducción genética más completo de todos los virus conocidos dice el artículo científico publicado esta semana.

Son más grandes que algunas bacterias y tienen la cualidad de replicar y reparar su ADN además de transcribir y traducir información clave, algo que se pensaba que era demasiado complejo para estas formas de vida.

La presencia de virus gigantes en la Tierra, es decir, aquellos que son visibles mediante microscopía óptica, comenzó en 2003 con el descubrimiento del Mimivirus. Desde entonces, se han descubierto cuatro tipos incluyendo a Tupanvirus.

Los investigadores señalan que, al igual que Mimivirus, los Tupanvirus infectan las amebas alas que utilizan como una forma de fábrica viral para producir copias de sí mismos. A diferencia de Mimivirus, las dos nuevas cepas pueden infectar múltiples tipos de amebas.

Tupanvirus

Tupanvirus
Los Tupanvirus también son citotóxicos que atacan el ARN y el núcleo en sus células huéspedes y no huéspedes.

Aunque comparten un estilo de vida similar con otros organismos, la mayoría de los virus no solo tienen genes de producción de energía, sino también genes relacionados con la traducción de información genética.
"En este contexto, el descubrimiento de mimiviruses y otros virus gigantes que infectan amebas, sorprendió a la comunidad científica debido a sus tamaños inusuales y genomas largos capaces de codificar de cientos a miles de genes", dice el estudio.
El genoma de los Tupanvirus alberga unos 1,5 millones de pares de bases de ADN y genes suficientes para crear 1.425 tipos de proteínas diferentes. Para construir los grupos de aminoácidos que conforman las proteínas, usan instrucciones que vienen del ARN, esto los diferencia del Mimivirus.

Hay que recordar que la traducción de información genética para sintetizar proteínas es algo básico en la vida, y el ADN como el ARN son parte fundamental en ello.
"Es esta capacidad la que tiene confusos a los biólogos desde antes del descubrimiento de Mimivirus", comenta Phys. Formas de existencia que no tienen metabolismo, ya que no comen o digieren nada. "Estos nuevos hallazgos sugieren que algunos virus pueden tener que ser reclasificados".
Los virus gigantes hasta ahora conocidos son los Mimivirus, los Pandoravirus (2013), los Pithovirus sibericum (2014), revividos a partir del permafrost siberiano de 30.000 años de antigüedad, y el Mollivirus sibericum, también aislado de la misma muestra de permafrost.

Los virus gigantes exhiben diferentes estructuras, tamaños, longitud del genoma y ciclos de replicación. "Su origen y modo de evolución son un tema de hipótesis contradictorias. El hecho de que dos virus diferentes puedan ser resucitados fácilmente del permafrost prehistórico debería ser una preocupación en un contexto de calentamiento global", destacó un estudio previo de Matthieu Lagendra.