El presidente ruso Vladimir Putin pronunció hoy un discurso histórico ante la Asamblea Federal rusa (una sesión conjunta de las dos cámaras del Parlamento ruso), lo cual sería el equivalente ruso del discurso anual estadounidense sobre el "Estado de la Unión".
putin speech
© Grigoriy Sisoev / Sputn
El presidente ruso Vladimir Putin pronuncia su discurso presidencial anual ante la Asamblea Federal en la Sala Central de Exhibiciones de Manezh.
A pesar de su nombre, la audiencia del encuentro no está limitada a los legisladores rusos. También se invita a miembros del gabinete, altos funcionarios y personalidades importantes del sector público. Hubo tanta gente invitada este año que el evento fue trasladado de su tradicional sede en la sala de recepción Georgievsky en el Gran Palacio del Kremlin a un lugar más grande en el Manège de Moscú.

Aprovechando las mejores funcionalidades multimedia de este nuevo lugar, Putin anunció que Rusia ha desarrollado una serie de sistemas avanzados de armas, incluyendo un misil de crucero nuclear que deja obsoletas todas las capacidades de Estados Unidos destinadas a socavar la potencia nuclear rusa, incluyendo sus sistemas antimisiles.

Después de haber alcanzado este hito, dijo Putin, Washington debería dejar de intentar minimizar la seguridad de Rusia y comenzar a tratar a Moscú como un socio igualitario, y también olvidarse de intentar ser la potencia militar dominante que busca ser.

Al decir que "los tiempos ahora favorecen a los que están dispuestos a cambiar", y que "las naciones necesitan montar en la onda del avance tecnológico o ser ahogadas por ella", Putin destacó el historial de cooperación de Rusia con China y la India. Si EE.UU. y Europa también buscaran una asociación igualitaria con Rusia, dijo, Moscú se mostraría receptiva.

Putin expresó su deseo de que los avances tecnológicos detrás de estas nuevas armas conduzcan finalmente a la creación de tecnologías e industrias derivadas para uso civil. Subrayando que estas armas demuestran el dominio de la ciencia y la ingeniería por parte de Rusia, Putin enfatizó que están "dirigidas a un solo objetivo: un gran avance en el desarrollo de Rusia".
russian nukes

Los videos durante el discurso de Putin demostraron el alcance global de los misiles de crucero nucleares rusos.
Mientras que la primera parte de su discurso se centró en los considerables logros nacionales recientes de Rusia y sus futuros objetivos económicos y de desarrollo, la segunda parte se centró en el armamento pesado y los asuntos exteriores, y ha de considerarse como el reto más desafiante que Putin haya lanzado nunca a los Estados Unidos. ¡La cosa realmente va en serio!

El presidente ruso acusó a EE.UU. de arrogancia en la presunción de que Rusia no podría recuperarse poco después del colapso de la URSS, y que sus intereses simplemente podían ser ignorados. Un movimiento en particular (la retirada de Estados Unidos, bajo George W. Bush, del Tratado de Misiles Antibalísticos, ABM, en 2002) hizo que Rusia se viera cada vez más rodeada por las fuerzas militares estadounidenses, lo que socavó gradualmente la capacidad de disuasión nuclear de su país, explicó Putin.

"Al final, si no hubiéramos hecho nada, esto habría hecho que el potencial nuclear ruso no tuviera valor", dijo Putin. "Podrían haber simplemente interceptado todo". Sin un elemento de disuasión nuclear, recordó a su audiencia, Rusia habría estado expuesta a la presión militar estadounidense y no habría podido perseguir sus intereses soberanos. Ésa es precisamente la razón por la que el ejército estadounidense tiene bases militares en todo el mundo; para impedir que las naciones soberanas persigan sus intereses legítimos, especialmente cuando entran en conflicto con los intereses estadounidenses.

Parece que la razón principal por la que Putin le ha dado hoy a Estados Unidos una bofetada como nunca antes había recibido fue la "Revisión de la Postura Nuclear" que el Estado Profundo estadounidense obligó firmar a Trump recientemente. Como explicó Putin en el discurso de hoy:
"Estamos muy preocupados por algunas partes de la nueva Postura Nuclear, que reduce el límite para el uso de armas nucleares. Cualesquiera que sean las palabras tranquilizadoras que uno pueda tratar de usar a puertas cerradas, podemos leer lo que fue escrito. Y dice que estas armas pueden ser usadas en respuesta a un ataque convencional o incluso una amenaza cibernética.

Nuestra doctrina nuclear dice que Rusia se reserva el derecho de usar armas nucleares sólo en respuesta a un ataque nuclear o un ataque con otras armas de destrucción masiva contra ella o sus aliados, o un ataque convencional contra nosotros que amenace la existencia misma del Estado.

Es mi deber declarar lo siguiente: cualquier uso de armas nucleares contra Rusia o sus aliados, ya sea de pequeño, amplio, o cualquier alcance, será considerado como un ataque nuclear contra nuestro país. La respuesta será inmediata y con todas las consecuencias derivadas."
russian nukes

Pista: las animaciones de CGI de uno de los vídeos parecían mostrar misiles rusos lanzados contra Florida y la Bahía de Tampa claramente visible.
Nuevo arsenal nuclear ruso - Modernización estratégica

Es probable que, de hecho, esto haya sido así desde hace algún tiempo, pero a partir de hoy, oficialmente, Rusia ha restablecido su capacidad de disuasión nuclear estratégica contra Estados Unidos. Lo que esto significa, desde el punto de vista militar, es que EE.UU. ya no tiene nada con lo que pueda amenazar a Rusia. La paridad de la Guerra Fría por la "destrucción mutua asegurada" se ha restablecido. Si Estados Unidos quiere "eliminar" a Rusia, entonces también será "eliminado".

Aquí están los puntos destacados en RT de la presentación de Putin sobre la modernización del arsenal nuclear ruso:
Putin presentó una serie de nuevos sistemas, algunos de los cuales aún no se han nombrado, y todos ellos están destinados a contrarrestar los sistemas ABM actuales y futuros. Su discurso estuvo acompañado de una serie de videoclips que mostraban esos nuevos sistemas, en parte como imágenes de pruebas y en parte como imágenes generadas por computadora que mostraban sus capacidades.


Un sistema es el nuevo misil balístico intercontinental (ICBM) llamado Sarmat, o RS-28. Ya es bien conocido, pero Putin subrayó que su mayor alcance permite que el misil llegue al territorio estadounidense desde Rusia a través de una ruta del Polo Sur. EE.UU. tiene docenas de misiles interceptores desplegados en Alaska bajo la presunción de que los misiles ICBM rusos se acercarían desde esa dirección, que no sería el caso del Sarmat.


Putin pasó entonces a los sistemas de armas que antes no eran conocidos por el público. Uno es un misil de crucero con un alcance casi ilimitado.

Esto se logra gracias a un reactor nuclear miniaturizado de alta eficiencia a bordo, que impulsa el vuelo. Un misil de este tipo puede volar lo suficientemente bajo como para evitar la detección temprana, puede cambiar de rumbo para evitar los sistemas antimisiles enemigos a lo largo de su trayectoria, y puede maniobrar para penetrar en los sistemas antimisiles que protegen a su objetivo.
russian nukes

El misil Satan 2 aparentemente podría destruir un área del tamaño de Francia o Texas.
Según Putin, Rusia probó con éxito un misil de crucero de propulsión nuclear a finales de 2017. Ahora está desarrollando un nuevo tipo de armas estratégicas, añadió.

La idea de un proyectil nuclear no es nueva. Estados Unidos intentó desarrollar uno como parte del Proyecto Plutón a principios de la década de 1960, pero lo abandonó ya que los misiles estratégicos con propulsores químicos demostraron ser una alternativa más viable. Según se informa, Rusia ha hecho un gran avance en esta tecnología, convirtiéndose en la primera nación que la ha hecho madurar.


Putin también dijo que la miniaturización de un reactor nuclear le dio a Rusia otro sistema de armas avanzado en forma de un dron submarino de alta resistencia. El dron puede bucear "realmente, muy profundo" y viajar entre continentes a una velocidad muy superior a la de un submarino, un torpedo moderno o incluso un barco de superficie, dijo.

Según el presidente, tales submarinos teledirigidos pueden atacar grupos de portaaviones, defensas costeras o infraestructura enemigos y no pueden ser contrarrestados por ningún sistema de defensa en el mundo. Se pueden fabricar versiones convencionales y con punta nuclear, dijo.

En diciembre de 2017, Rusia completó las pruebas de un reactor nuclear que da a los drones tales capacidades. El reactor es "100 veces más pequeño" que los utilizados por los submarinos de propulsión nuclear y genera más energía, dijo Putin. También puede alcanzar su pico de potencia 200 veces más rápido que una central nuclear convencional.

El vídeo que se mostró para este sistema de armas no incluía ninguna prueba real, pero es de suponer que la supuesta miniaturización de un reactor nuclear, utilizado para el misil de crucero, también puede funcionar para una embarcación.

Putin mostró entonces dos variantes de un sistema de armas hipersónicas ya desarrollado por Rusia. Uno de ellos es un vehículo de lanzamiento aéreo que ya está desplegado en el sur de Rusia para realizar pruebas de combate. El proyectil viaja a una velocidad de Mach 10 y tiene un alcance de 2.000 km (1.240 millas). El arma, que se llama Kinzhal ("daga" en ruso) está disponible en las formas convencionales y nucleares, dijo Putin. Un vídeo mostrado al público incluyó el momento en que el arma era desplegada por un avión de caza y el fuego de su motor.


Otra arma que se está desarrollando, pero que no ha sido probada porque su aspecto es secreto, es una ojiva hipersónica desplegada desde el espacio. Rusia probó una por primera vez en 2004 y ha hecho progresos significativos desde entonces, dijo el presidente. El aparato puede volar en la atmósfera a velocidades superiores al Mach 20 y soportar un calor de hasta 2.000C (3.632F) generado por la ficción aérea. El sistema se fabrica en serie y se llama Avangard ("avanzada de guardia" en ruso). Putin lo describió "como un meteoro dirigido a su objetivo".

El último sistema de armas exhibido por Putin durante su discurso fue una especie de arma láser, que, según él, Rusia comenzó a desplegar el año pasado, aunque sigue sin nombre y no divulgará ninguna de sus especificaciones. Se reprodujo un videoclip corto, mostrando lo que parece ser algún tipo de sistema antiaéreo, pero no se mostraron imágenes de ensayos.


"Hablando suavemente": Rusia quiere negociaciones, no confrontación

Putin enfatizó que Rusia no necesitaría todas estas nuevas armas si EE.UU. y sus aliados no hubieran ignorado sus preocupaciones legítimas. "Nadie quería hablar con nosotros sobre el núcleo del problema. Nadie nos escuchó. ¡Ahora escuchen!", dijo él.

Sugirió que Estados Unidos abandone sus costosos e ineficaces planes hostiles hacia Rusia y comience a negociar un acuerdo de seguridad que tenga en cuenta los intereses de Moscú.

"A aquellos que durante los últimos 15 años han tratado de avivar una carrera armamentista, conseguir ventajas unilaterales contra Rusia, imponer sanciones, que son ilegales desde el punto de vista del derecho internacional y que tienen por objeto frenar el desarrollo de nuestro país, incluso en el ámbito militar, les digo lo siguiente: todas las cosas que ustedes intentaban evitar a través de sus políticas ya han sucedido. Han fracasado en detener a Rusia", dijo Putin.

"Ahora deben reconocer esta realidad, confirmar que todo lo que dije no es mentira (y no lo es), pensar por algún tiempo, enviar a la jubilación a la gente atrapada en el pasado e incapaz de mirar al futuro, y dejar de balancear el barco en el que todos viajamos y que se llama planeta Tierra", dijo.
No es propio de Putin mostrar sus cartas tan abiertamente. Quizás lo hizo con un ojo puesto en las elecciones, pero es poco probable que necesitara un "gran espectáculo" para convencer al electorado ruso, que ya lo respalda. Nótese que este discurso llega exactamente 2,5 años después de que Rusia interviniera en Siria y comenzara el proceso de no sólo derrotar al EI, sino también de neutralizar potencialmente la intromisión estadounidense en Oriente Medio.

Sin duda, esto es en parte un espectáculo. Aunque hay un par de sorpresas en su lista de nuevas armas, la mayor parte ya se conocía públicamente (o fueron "accidentalmente filtradas" en un caso). Lo que es instructivo acerca de la presentación pública de Putin de estas armas es su afirmación de que varias de ellas son invencibles.

Si lo dijera cualquier otro político, podríamos suponer razonablemente que se trataba de una farsa. Pero estamos ante Vladimir Putin, un hombre con 18 años de trayectoria diciendo lo que realmente pretende y haciendo lo que dice que va a hacer. No se equivoquen, Rusia se ha visto obligada a tomar estas acciones como resultado directo de los continuos ataques explícitos de EE.UU., y de los trucos sucios encubiertos contra cualquier cosa que tenga que ver con Rusia, al menos durante los últimos 5 años. Además, EE.UU. y sus aliados han estado moviendo baterías de misiles cada vez más cerca del territorio ruso de manera flagrante. Actualmente hay 5 cruceros estadounidenses y 30 destructores cerca de las fronteras rusas como parte del "sistema de defensa antimisiles" de EE.UU. que encierra a Rusia en un flanco cada vez más estrecho. ¿Qué haría una nación que se respete a sí misma en respuesta a tal provocación?

Este desafío explícito a los creadores de la realidad en Washington es tanto una amenaza de que Rusia se enfrentará a su fuego con fuego, como un llamado a cualquier persona sensata entre ellos a reconocer que ha habido un cambio de paradigma: ahora estamos en un mundo multipolar, y es hora de que todos reconozcan ese hecho.

Ellos no reconocerán este hecho tan fácilmente, por supuesto. Su respuesta inmediata al discurso de Putin ha sido aprobar la "venta" (léase: donación) de lanzamisiles antitanques Javelin MANPAD a Ucrania por valor de 50 millones de dólares, en un aparente intento de reavivar el conflicto en el "punto débil" de Rusia.

La respuesta de Rusia, como de costumbre, no será directa, obvia, ni de represalia. Será asimétrica, inesperada y metódica.