El dolor de cabeza "en trueno" escondía un problema de salud más grave.
Carolina Reaper,chile
© Dale Thurber (Wikimedia)
Carolina Reaper es el chile más picante del mundo. Según los datos del Guinness World Record, esta variedad de pimiento picante cuenta con más de 1,6 millones de unidades de picante Scoville (SHU, en inglés), muy lejos de los 2.500 y 8.000 SHU que pueden llegar a tener los jalapeños. Probar uno de sus ejemplares, no obstante, puede tener consecuencias inesperadas para la salud.

Investigadores del Centro Médico Bassett de Nueva York y del Sistema de Salud Henry Ford de Detroit (Estados Unidos) publican en la revista BMJ Case Reports el caso clínico de un hombre de 34 años que acudió a su servicio de Urgencias. Después de haber participado en un concurso en el que tenía que consumir un chile de Carolina Reaper, el joven comenzó a experimentar una serie de síntomas como náuseas e intensos dolores de cabeza. Durante los siguientes días, continuó sufriendo cefaleas en trueno que duraban apenas unos segundos.

Dolor de cabeza en trueno tras comer chiles

Según explican desde la Clínica Mayo, este tipo de dolores de cabeza se caracterizan por "captar tu atención como un trueno". Se considera que estas cefaleas graves, que aparecen de forma repentina, tienen un pico a los sesenta segundos y pueden terminar al cabo de una hora, aunque a veces perduran durante varios días. En ocasiones la aparición de estos dolores de cabeza en trueno esconde enfermedades mucho más graves.
Es la primera vez que se relaciona el síndrome de vasoconstricción cerebral reversible con el consumo de alimentos picantes, advierten los investigadores
Eso fue precisamente lo que le ocurrió al participante del concurso de chiles picantes. El estudio publicado en BMJ Case Reports señala que la ingesta le provocó un síndrome de vasoconstricción cerebral reversible. Este trastorno, que se caracteriza precisamente por cefaleas muy intensas, se debe a la compresión excesiva de las arterias del cerebro, pero no provoca ningún problema neurológico apreciableen la exploración médica.

El síndrome se había relacionado en el pasado con el consumo de ciertos medicamentos y drogas, pero no con la ingesta de pimientos o cayena. Los facultativos apuntan que, una vez descartados problemas como la trombosis o la disección de una arteria cervical, los médicos deben comprobar si están ante un caso de síndrome de vasoconstricción cerebral reversible para explicar el origen de estos problemáticos dolores de cabeza. "Debe ser considerado en el diagnóstico de un paciente que presente cefalea en trueno tras consumir cayena, que es una sustancia vasoactiva", escriben los autores del trabajo.

Esta es la primera vez que se asocia el consumo de pimientos picantes con el síndrome de vasoconstricción cerebral reversible. Tras recibir atención médica, el estado de salud del joven mejoró progresivamente durante los siguientes días. A las cinco semanas de su ingreso hospitalario, el hombre tampoco presentaba ningún problema en sus arterias, como revelaron los exámenes realizados mediante tomografía computerizada. Pero probablemente sí le quedó un buen susto en forma de recuerdo.