El asesor de Seguridad Nacional John Bolton afirma que EE.UU. no hará ninguna concesión a Pionyang antes del desmantelamiento de su programa nuclear.
peace korea
© Sott.net
EE.UU. vendería a su madre a cambio de destruir el proceso de paz
Luego de que las dos Coreas pactaran la desnuclearización de la península, EE.UU. está considerando aplicar un modelo de negociación de ese proceso similar al que condujo al desarme nuclear de Libia en 2004. Así lo afirmó el asesor de Seguridad Nacional John Bolton, subrayando que su país no pretende otorgar concesiones previas a Pionyang.


Comentario: No diga que no le advertimos, esta iniciativa de paz entre las coreas es un gran dolor de cabeza para EE.UU., pues al desaparecer la "amenaza norcoreana" desaparece el principal chivo expiatorio para mantener una fuerte presencia militar en la zona. No será de extrañar que durante este proceso Washington muestre intransigencia y exija a Corea del Norte el cumplimiento de requisitos imposibles de cumplir.


"Tenemos en mente el modelo de Libia de 2003, 2004", indicó Bolton en entrevista con Fox News, recordando que entonces el líder libio Muammar Gaddafi envió a EE.UU. los componentes y equipos asociados al desarrollo de armas de destrucción masiva para su destrucción, tras haber anunciado el abandono "voluntario" de su programa nuclear.


Comentario: No está claro si poner formalmente a Libia como ejemplo (una nación que quedó totalmente devastada tras la invasión de Occidente y cuyo líder fue brutalmente lapidado), es producto de la natural torpeza de EE.UU., o una elección deliberada para intimidar a Kim Jong-un y que eventualmente de marcha atrás con esta iniciativa.


"Obviamente hay diferencias. El programa de Libia era mucho más pequeño, pero ese fue básicamente el acuerdo que hicimos", añadió el controversial asesor.

Cuando se le preguntó si Corea del Norte debería o no esperar recompensas antes de abandonar sus armas nucleares, sus misiles y los equipos y combustible asociados, Bolton concordó con el presidente estadounidense, Donald Trump, en mantener hasta el final la "campaña de máxima presión" sobre el país asiático. "Aliviar esa presión no facilitará la negociación, podría hacerla más difícil", señaló el asesor de Seguridad Nacional.


Comentario: Hubiéramos apostado nuestras vidas a que Bolton respondería exactamente eso. Esta paz coreana es totalmente indeseable para EE.UU.; no hay duda de que no quitarán las sanciones y extorsionarán a Corea del Sur y Japón para que sigan presionando a Norcorea.


Bolton recordó que Pionyang "ya había accedido a esto" en 1992 con Seúl y subrayó que desde entonces "ha roto sus promesas", pero se mostró optimista de que la desnuclearización norcoreana obedezca a una "decisión estratégica", con lo que posiblemente se concrete rápidamente. "De nuevo, el caso de Libia lo demuestra", añadió el asesor.