La NASA compartió una fotografía que capta el momento preciso en que una gran aurora boreal aparece en el cielo de Islandia. La forma de dragón dejó atónitos a sus propios autores, donde con un poco de imaginación se puede apreciar la cabeza y las alas del ser mitológico.
aurra boreal
Las auroras son producto de la excitación de las partículas de la magnetosfera por partículas cargadas emitidas por el sol. El choque con nuestro campo magnético, producido por el interior metálico del planeta, crea estas hermosas luces que se pueden apreciar, principalmente, en los polos del planeta.

Cuando la aurora se produce en el hemisferio norte, como en este caso, se le denomina boreal, mientras que cuando el fenómeno se produce en nuestro hemisferio, es llamado aurora austral.

"La aurora fue causada por un agujero en la corona solar, que expulsó partículas cargadas por un viento solar que siguió un cambiante campo magnético interplanetario hasta la magnetosfera de la Tierra. Cuando algunas de estas partículas chocaron con la atmósfera terrestre, excitaron los átomos que posteriormente emitieron luz: la aurora", explica la NASA.
A view of the mysterious dragon aurora snapped in Iceland
© Jingyi Zhang & Wang Zheng
Una vista de la misteriosa aurora del dragón se rompió en Islandia el 18 de febrero