Hay 97 fuegos activos en 32 de los 78 municipios de la región. Según el consejero de la Presidencia del Principado, Guillermo Martínez, la situación es "complicada".
incendios en Asturias
© Twitter
Un bombero participa en la labores de extinción de incendios en Asturias
Asturias registra a primera hora de este lunes casi un centenar de incendios forestales. Concretamente son 97 los fuegos activos en un total de 32 de los 78 municipios de la región, según informa el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA).

La situación ha empeorado con respecto a este domingo, cuando eran 77 los incendios que se contabilizaban. A lo largo de hoy está previsto que más de 300 efectivos participen en las labores de extinción.

Así mismo, se espera que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación traslade dos hidroaviones y un helicóptero bombardero tipo Kamov, que se sumarán a los cuatro helicópteros que ya trabajan en el operativo.

También está previsto que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación traslade hoy a Asturias dos hidroaviones y un helicóptero bombardero tipo Kamov, que se sumarán a los cuatro helicópteros que ya trabajan en el operativo.

La Sala del 112 Asturias atendió ayer, domingo, un total de 3.287 llamadas y a lo largo de este lunes, hasta las 6 de la mañana, ha atendido otras 407.

El índice de riesgo de incendio forestal en Asturias es hoy de muy alto o extremo, debido a las elevadas temperaturas y la baja humedad, por lo que están prohibidas las quemas.

Ante esta situación, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, telefoneó ayer al jefe del Ejecutivo asturiano, Javier Fernández, para ofrecerle el apoyo de medios estatales para su extinción.

Situación complicada en Asturias

Según señaló este domingo el consejero de la Presidencia del Principado, Guillermo Martínez, la situación es "complicada" ya que los fuegos y su propagación se están viendo favorecidos por las fuertes rachas de viento sur.

Las fuertes rachas de viento, según el consejero, han impedido la actuación de medios aéreos y han propiciado grandes frentes y lenguas de fuego de hasta 30 metros en muchos de los incendios registrados en el suroeste.

Las llamas han afectado también a algunas líneas eléctricas, aunque no son muchas los usuarios afectados y han obligado también a cortar algunas carreteras secundarias.

Los vientos de componente sur, con ráfagas que en algunos casos llegan a alcanzar los 100 kilómetros por hora, han favorecido la propagación de incendios, y la lluvia no ha hecho aparición hasta primera hora de la noche y de forma débil.