A través de una nueva metodología, científicos españoles refutaron la hipótesis de que la renovación de células del sistema nervioso se produce solo en la infancia.
imágenes cerebro humano
© Simon Belcher / www.globallookpress.com
Imagen ilustrativa
El cerebro humano produce nuevas neuronas aun en la edad más avanzada, reveló un estudio de científicos españoles publicado este lunes en la revista Nature Medicine.

Un equipo de médicos y biólogos madrileños, coordinado por María Llorens Martín, estudió microscópicamente los cerebros de 58 personas recién fallecidas, 45 de las cuales habían padecido de alzhéimer y 13 murieron sanos. Su edad variaba entre los 43 y los 87 años.

En particular, investigaron el hipocampo, la estructura que se esconde en el interior del cerebro y define nuestras emociones y recuerdos, y que está presente en todos los mamíferos. Ya previamente se había registrado en algunas especies el fenómeno de la neurogénesis hipocampal adulta, o la creación de nuevas células en esa parte del cerebro. Sin embargo, hasta ahora se debatía si en los seres humanos adultos existía la capacidad de producir nuevas neuronas.

Hasta casi los 90 años

A diferencia de experimentos similares realizados en el pasado, la mayoría de los cerebros que dieron pie al estudio de los científicos españoles fueron analizados a más tardar 10 horas después de la muerte de la persona respectiva, y en cualquier caso pasaron menos de 24 horas en sustancias químicas para la preservación del tejido.

Esto predeterminó el éxito del estudio, explicó Llorens Martín a Efe: "Nuestro trabajo muestra por primera vez que la manera en que el tejido es tratado y procesado, condiciona profundamente la visualización de las nuevas neuronas en el hipocampo humano".

De este modo, los científicos lograron hallar, en los cerebros examinados, células nerviosas recién nacidas y todavía no desarrolladas plenamente.

Descubrieron que, a pesar de que la intensidad de la neurogénesis disminuye con la longevidad, el proceso no concluye totalmente ni aun en la edad senil. Así, los científicos detectaron neuronas emergentes en el hipocampo de una persona de 87 años.

En contrapartida, sí se registró una reducción drástica en la aparición de nuevas neuronas en humanos que sufrían de alzhéimer, lo que abre nuevas perspectivas para el tratamientos de las enfermedades del espectro demencial.

"La detección precoz de una disminución en la generación de nuevas neuronas podría ser un marcador temprano de la enfermedad", cita Efe a Llorens Martín.