Monsanto fue declarado culpable de negligencia y condenado a pagar una millonaria suma a un jubilado que sufre un cáncer atribuido a un herbicida del grupo.
Monsanto Roundup
© Desconocido
Un cliente compra productos Roundup del grupo Monsanto
Un jurado del tribunal Federal de San Francisco, en Estados Unidos, determinó el miércoles que el producto Roundup de la firma Monsanto es responsable de causar cáncer y condenó a la empresa a pagar casi 81 millones de dólares en indemnización a Edwin Hardeman, jubilado estadounidense que padece de cáncer en los linfocitos de la sangre.

El jurado determinó que la empresa fue "negligente" al no hacer lo suficiente para advertir a los usuarios del riesgo potencialmente cancerígeno de su producto, que contiene glifosato.

Por eso, ordenó a la compañía que le pague a Hademan 75 millones de dólares en daños punitivos; 5,06 millones de dólares en indemnización y 200 000 dólares por gastos médicos.

El dictamen representa un grave revés para el gigante alemán Bayer, el nuevo propietario de Monsanto, que ya fue condenado en un juicio similar celebrado en agosto en Estados Unidos.

En un comunicado, Bayer dijo estar "decepcionado por la decisión del jurado", pero consideró que este veredicto "no cambia el peso de 40 años de ciencia y las conclusiones de las agencias reguladoras de todo el mundo" que sostienen que su herbicida es "seguro y no cancerígeno".


Comentario: En realidad, los años de ciencia independiente han demostrado que los productos de Monsanto son altamente tóxicos (vea el comentario al final para hacerse una idea).


Hardeman, de 70 años, asegura que el uso de Roundup durante 25 años, cuyo principal ingrediente es el polémico químico glifosato, contribuyó a su diagnóstico de linfoma no Hodgkins.

El año pasado, la compañía fue condenada a pagar 290 millones de dólares a Dewayne Johnson, un jardinero de una escuela con cáncer terminal que usaba frecuentemente un herbicida de Monsanto.