Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El calendario no ha cambiado al verano todavía, pero los cielos en Canadá y a través de los EE.UU. ya se parecen a los de agosto. El humo de los enormes incendios forestales canadienses ha hecho que el sol desaparezca en Edmonton y ha hecho que el amanecer del viernes se vuelva rojo sangre hasta el este, en Vermont.
Wildfire in northern Alberta
© The Canadian Press
El fuego en el norte de Alberta.
Más de 900.000 acres de Alberta han ardido en llamas. El riesgo de incendios forestales sigue siendo alto en la provincia, así como en la vecina Columbia Británica, donde una ola de calor tiene temperaturas que suben hasta los 32 grados centígrados para algunas partes de la provincia durante el fin de semana.


Lea el artículo completo en inglés aquí