La tensión es máxima en varios puntos de España, en los que en estos momentos luchan contra las llamas. Zonas de Toledo, Ávila y la Comunidad de Madrid se están viendo afectadas por focos que siguen sin control. Decenas de familias han sido desalojadas de sus hogares y la Unidad Militar de Emergencias se ha sumado a las tareas de extinción de los incendios.
España incendiada
© La Vanguardia
España incendiada
En Toledo, el incendio de Almorox ha cruzado ya a la Comunidad de Madrid, donde está comenzando a provocar varios desalojos de viviendas. El principal punto de atención, por la proximidad del fuego, es el municipio de Cadalso de los Vidrios, a donde acaba de llegar la UME para intentar controlar las llamas. El Ayuntamiento ha anunciado que se están desalojando la urbanización Entrepinos, al norte del pueblo y la más cercana al incendio, y las calles del bosque y de cenicientos, ya en el propio municipio. Por ello, han habilitado el polideportivo de San Martin de Valdeiglesias, a 16 kilómetros, para quienes lo necesiten.


A unos 6 kilómetros de Cadalso de los Vidrios, en Cenicientos, vecinos también han sido desalojados por la Guardia Civil durante la noche y nos confirman que les están dando la posibilidad de pasar la noche en una casa rural cercana. Nerea, una de las afectadas, ha contado a COPE lo que están viviendo y cómo ha tenido que abandonar su finca en Cenicientos. También cómo ha visto que el fuego se iba extendiendo.

Javier Nicolás, delegado de la Junta de Castilla-La Mancha en Toledo, asegura que el fuego se dirige más hacia la zona de Madrid y que las condiciones del terreno hacen más fácil la propagación de las llamas.

También en Toledo, más al sur y más cerca de la capital, siguen trabajando más de un centenar de efectivos de la UME en otro incendio activo, que fue declarado en la zona de Montesión y La Bastida durante la tarde de este viernes y que ha sido elevado a nivel 2 durante la noche. Y en Ávila, otros 120 militares siguen desplegados luchando contra las llamas cerca del municipio abulense de Gavilanes.

Toledo

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha suspendido los actos que tenía esta tarde previstos en Albacete y se ha desplazado, acompañado por la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, hasta el puesto de mando avanzado, para conocer de primera mano las informaciones de los técnicos encargados de controlar el incendio.

Nicolás también ha informado del incendio forestal que se ha declarado esta tarde en la localidad toledana de Almorox y que, según sus cálculos ha podido afectar a unas 500 o 600 hectáreas, aunque se ha mostrado prudente a la hora de aportar estas cifras, que son una primera estimación. Nicolás ha señalado que en este incendio, la principal vegetación es pino, lo que unido al viento, hace que el fuego pueda "correr muy deprisa".

El presidente de Castilla-La Mancha en funciones también se ha desplazado hasta Almorox para ser informado de primera mano de las tareas de extinción de este incendio.

Además, este viernes en Castilla-La Mancha se han originado, además de los fuegos de Almorox y Toledo, otros cuatro incendios forestales, tres de los cuales están extinguidos y un cuarto, que ha tenido el foco en la localidad albaceteña de Pozo-Lorente, ya está controlado.

Comunidad de Madrid

La urbanización Entrepinos, situada entre Cadalso de los Vidrios y Rozas de Puerto Real, en la Comunidad de Madrid, ha sido desalojada esta madrugada y sus vecinos acomodados en el polideportivo de San Martín de Valdeiglesias ante la proximidad del incendio declarado la tarde del viernes y que avanza en dirección sur.

Según ha informado a Efe Emergencias 112 Comunidad de Madrid, la evacuación se ha realizado por la cercanía del incendio de Almorox (provincia de Toledo), y que penetró en la comunidad madrileña anoche.

El incendio no está controlado y tiene un frente muy extenso (de 30 kilómetros según dijo anoche el delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás).

Las mismas fuentes declinaron indicar cuál ha sido la extensión de terreno quemada por el incendio.

Además, ha añadido Emergencias 112, la temperatura ambiental es muy alta y el viento, aunque más calmado que ayer, podría aumentar en cualquier momento.

Los trabajos de extinción terrestres continúan esta noche en esa zona madrileña con diez dotaciones de bomberos de la Comunidad de Madrid, tres retenes forestales y dos buldóceres para hacer cortafuegos.

Se espera la llegada de siete dotaciones de la Unidad Militar de Emergencias (UME) con 60 militares, cuya ayuda fue solicitada por la Comunidad de Madrid para combatir las llamas.

Emergencias 112 Comunidad de Madrid señaló que está previsto que a primera hora del sábado vuelvan a volar los cinco helicópteros que el hasta las diez de la noche estuvieron combatiendo el incendio.

Ávila

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha desplegado 120 militares y 32 vehículos en Gavilanes (Ávila) para colaborar en las labores de extinción del incendio forestal declarado la tarde del viernes en la zona, informa esta Unidad a través de las redes sociales.

Más de un centenar de personas trabajaban ya en el lugar para controlar el incendio, que continúa en nivel 1 por afectar a más de 30 hectáreas de superficie arbolada, y que ahora se verán apoyadas por la unidad militar.

En este incendio, la Junta ha declarado el nivel 1 de emergencia -en una escala del 0 al 3 de menor a mayor intensidad- ya que podría afectar a más de 30 hectáreas.

Según han informado fuentes de la Administración autonómica, la decisión de declarar el Nivel 1 en una de las zonas más sensibles de Castilla y León, ha sido adoptada a las 14.33 horas, una hora y cuarto después de que comenzaran las llamas.

En estos momentos, el dispositivo gestionado por la Junta de Castilla y León sobre el terreno con medios de la Junta, Estado y las Comunidades autónomas de Madrid y de Extremadura, es de 13 medios aéreos, 4 agentes medioambientales, 2 técnicos, 6 autobombas, 3 cuadrillas de tierra, 7 cuadrillas helitransportadas, Guardia Civil y Protección Civil.