A finales de julio de este año, los Países Bajos registraron las temperaturas más altas de todos los tiempos, pero ¿ha hecho tanto calor o incluso más antes?
Amsterdam rond 1540

Amsterdam alrededor de 1540
Tomemos el verano de 1540. Hacía mucho calor en toda Europa. Como describe el autor holandés Jan Buisman en su libro Duizend jaar weer, wind en water in de Lage Landen: "La cosecha falló, el agua potable apenas estaba disponible y las enfermedades eran endémicas. Además de eso, también hubo una plaga de ratones en los Países Bajos. Un capellán de la provincia holandesa de Limburgo llevaba un diario y describía cómo los agricultores de la tierra caían muertos a causa del calor mientras segaban".

Muchas personas en Ámsterdam sucumbieron a golpes de calor, infartos de miocardio o agua potable contaminada. No conocemos las temperaturas exactas del verano de 1540, pero por los ríos secos que se describen, los numerosos incendios forestales y el calor y la sequía prolongados, podemos suponer que sin duda no fueron inferiores a las del verano pasado. Muchas fuentes hablan de siete meses de clima soleado, seco y caluroso.

El calor duró tanto que el año 1540 fue registrado en los libros de historia como el "Gran Año Solar". Generaciones seguirán hablando del verano más caluroso de todos los tiempos, y para los climatólogos modernos el verano de 1540 sigue siendo un punto de referencia fascinante. El año siguiente, el verano de 1541, por cierto, volvió directamente a los veranos típicos de Ámsterdam: frío y húmedo.

La pequeña Edad de Hielo

Las temperaturas empezaron a bajar, y una ola de frío desde diciembre de 1586 hasta septiembre de 1587 fue la primera caída brusca en la "pequeña Edad de Hielo". En la segunda mitad del siglo XVI, se volvieron más frías la Europa occidental y la central. Los inviernos se caracterizaron por más nieve y hielo, a menudo comenzando en noviembre y durando hasta marzo o abril. Las investigaciones históricas del Instituto Meteorológico Real de los Países Bajos ("KNMI" en holandés), basadas en innumerables fuentes como diarios, informes de la ciudad y anillos anuales de árboles, muestran que el último cuarto del siglo XVI fue probablemente el más frío en los últimos mil años.

Locas afirmaciones y eliminación de datos

El político holandés Thierry Baudet, uno de los pocos políticos escépticos sobre el calentamiento global provocado por el hombre, emitió un tuit a finales del año pasado: "No niego el 'cambio climático'. Sé que hacía mucho más calor en la Tierra en la Edad Media que ahora. Que experimentamos una pequeña edad de hielo alrededor del 1600. Y que gradualmente se ha vuelto más cálido este planeta desde 1850. ¿Pero eso es causado por el hombre?"

En efecto, la Tierra atraviesa períodos cálidos y fríos, como se describió anteriormente. Cada vez que un verano es excepcionalmente caluroso, no tiene el sello del calentamiento global provocado por el hombre, como nos quieren hacer creer los periódicos. Este tipo de alarmismo ha ocurrido en varias ocasiones en las últimas dos décadas, con predicciones alocadas que nunca se han hecho realidad. En el periódico holandés Leidsch Dagblad, el 8 de marzo de 1982, apareció un artículo titulado: Dos tercios de la población: "No vamos a llegar al año 2000". En el artículo, está escrito que el 78% de los 515 ciudadanos holandeses encuestados dijeron que temen que la sociedad no sobreviva debido a la degradación del medio ambiente.
newspaper snippet
© Leidsch Dagblad
Un fragmento del artículo publicado en el periódico holandés Leidsch Dagblad, titulado "Dos tercios de la población: "No vamos a llegar al año 2000".
Bueno, llegamos al año 2000, pero las predicciones no se detuvieron ahí. En ese año, los científicos afirmaron que la nevada invernal se convertiría en "un evento muy inusual y emocionante" en pocos años, y que "los niños simplemente no van a saber lo que es la nieve". Lo cual, si usted lee SOTT.net regularmente o mira nuestros resúmenes de Cambios Planetarios de SOTT cada mes, sabrá que está lejos de la verdad. En el caso de los Países Bajos, hubo una nevada inusual el pasado mes de abril.

Está más claro que nunca que todo lo que proviene de los medios de comunicación convencionales debe leerse con una generosa dosis de escepticismo. Además del ejemplo del verano caluroso de 1540, hubo muchas olas de calor que ocurrieron en los Países Bajos en el pasado reciente. Sin embargo, el instituto meteorológico holandés KNMI descartó una gran cantidad de datos sobre las olas de calor anteriores.

Investigadores holandeses presentaron un estudio el 7 de marzo de este año, en el que concluyen que el KNMI "borró erróneamente gran parte de las olas de calor históricas (en el período de 1901-1951) de los libros". Observan que antes de las "correcciones", hubo 23 olas de calor en el período 1901-1951, en comparación con 19 olas de calor en el período más largo de 1951-2018, y que las olas de calor aparecieron con más frecuencia en el pasado. Las correcciones que el KNMI hizo son injustas, y los investigadores recomiendan revertir esta homogeneización o corrección y comenzar de nuevo con un equipo más amplio (incluyendo científicos de fuera del KNMI). Hacen hincapié en que el KNMI debería, por el momento, abstenerse de hacer afirmaciones sobre una supuesta tendencia al aumento de las olas de calor en los Países Bajos.

Como nota al margen, no son sólo los Países Bajos los que han estado eliminando datos inconvenientes, Canadá ha sido sorprendida haciendo exactamente lo mismo:
Blacklock's Reporter, que se describe a sí misma como "la única sala de redacción que es propiedad y es operada por reporteros en Ottawa", que se centra en el reportaje intensivo de documentos del gobierno, señala que en muchos casos las temperaturas observadas y luego descartadas por el Ministerio de Medio Ambiente de Canadá en la creación de sus modelos informáticos, eran más altas en el pasado que en la actualidad.

Por ejemplo, Vancouver tuvo una temperatura récord más alta en 1910 (30.6ºC) que en 2017 (29.5ºC).

Toronto tuvo un verano más cálido en 1852 (32.2ºC) que en 2017 (31.7ºC).

La temperatura más alta en Moncton en 2017 fue cuatro grados más fría que en 1906.

Brandon, Man., tuvo 49 días en los que la temperatura media diaria fue superior a 20ºC en 1936, en comparación con sólo 16 en 2017, con una temperatura alta de 43,3ºC ese año, en comparación con los 34,3ºC en 2017.
Conclusión

Los veranos calurosos de hoy no son una indicación del calentamiento global provocado por el hombre, ya que en el pasado ha habido muchos que están siendo ignorados por los que niegan los datos inconvenientes con el fin de promover su agenda. Considerando todos los datos, se trata en cambio de un enfriamiento global continuado y de una posible Edad de Hielo que podemos esperar en un futuro próximo. El caluroso verano de 1540 fue seguido por una pequeña Edad de Hielo; lo mismo, o peor, podría estar reservado para nosotros después de este período de relativo calentamiento.