El pequeño de 9 años se halla en muerte cerebral según informa Diario de Navarra.
Audiencia provincial de Navarra - Pablo Ojer
© Pablo Ojer
Audiencia provincial de Navarra.
El departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, está colaborando en la investigación judicial del posible suicidio de un menor de 9 años en un piso tutelado por el Ejecutivo foral en Tudela. Así lo indicaron desde el departamento, que lamentaron lo ocurrido, pero añadieron que no podían facilitar más información, sobre todo, al tratarse de un menor. «No podemos decir nada más hasta que acabe la investigación» , apuntaron, así como que tampoco podían confirmar «en algunos aspectos» toda la información publicada por Diario de Navarra, que desvelaba los posibles hechos en su edición de este martes. Desde el departamento de Derechos Sociales del Gobierno foral insistieron en que serán los jueces quienes han de determinar lo ocurrido. Policía Foral está investigando lo sucedido y también indicó no poder facilitar más información.

Según el periódico navarro, un niño de 9 años se encuentra en estado de muerte cerebral después de haberse intentado suicidar la semana pasada, en un piso tutelado del Gobierno foral. El periódico navarro indica el Ejecutivo tutelaba al menor tras retirársele la patria potestad a su abuela el pasado mes de noviembre. La familia, según la misma fuente, ha presentado ya una denuncia ante el juzgado de guardia.

Los hechos, indica el rotativo navarro, ocurrieron el martes de la semana pasada en un piso tutelado de Tudela, donde el menor, natural de Pamplona, llevaba internado desde principios de marzo. Diario de Navarra señala que sobre las 22 horas, según dice la familia que les informaron desde Derechos Sociales, el menor se fue a su habitación y poco después acudió su compañero, también menor. Fue él quien descubrió que se estaba suicidando. Se encontraba en parada cardiorrespiratoria y allí mismo le practicaron las maniobras de reanimación. Tras el aviso a Sos Navarra, fue trasladado al Hospital Reina Sofía de Tudela y finalmente derivado a la UCI de Pediatría del Complejo Hospitalario de Navarra, donde el lunes por la noche se hallaba en estado de muerte cerebral.

La familia, añade el periódico, presentó denuncia ante el Juzgado de Instrucción nº 2 de Pamplona, y pidió que el menor fuera examinado por un médico forense de cara a a acreditar que las causas de las lesiones habían sido autoinfiglidas, «como así se confirmó». Asimismo, pidieron al Juzgado de Familia la suspensión cautelar de la tutela del Gobierno de Navarra y que se autorizara a la familia a tener información directa del estado del niño por parte de los médicos y no a través del departamento de Servicios Sociales. En estos días, la familia sí que ha recibido información desde la trabajadora social del hospital y el viernes fueron atendidos en el departamento de Derechos Sociales.

Las abogadas de la familia han afirmado a Diario de Navarra que no hablan de «culpabilidad sino de responsabilidad» y de «depurar responsabilidades». El pequeño, añade la información, nació en Pamplona y quedó al cuidado de su abuela, de 49 años, ya que sus padres regresaron a su país de origen. En octubre de 2019, la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas abrió un procedimiento de desprotección y retiró de forma cautelar la guarda del menor a la abuela. En noviembre, ese expediente concluyó que el niño quedaba en una situación de desamparo y que su tutela iba a pasar automáticamente, desde el 21 de noviembre, al Gobierno foral, retirando la patria potestad a la abuela, que sí tenía derecho a visitarle. Entre otros argumentos, la resolución del expediente afirmaba que el menor necesitaba «un entorno de mayor protección» y «estabilidad emocional», señala DN.

El niño quedó internado en un centro de la comarca de Pamplona y continuó cursando los estudios en el mismo colegio, en 3º de Primaria, en la capital navarra. A principios de marzo, fue trasladado a un piso tutelado en Tudela (según la familia, por falta de plazas en Pamplona), conviviendo con otros menores. Según los familiares, en las videollamadas que han realizado durante estos meses (coincidió con el estado de alarma) él les pedía una y otra vez que le sacaran de allí, y en una ocasión incluso llegó a escaparse hasta la estación de autobuses, relata la noticia de Diario de Navarra. Añade que la familia critica que les retiraran la custodia por desprotección y que ahora el menor se haya suicidado con 9 años bajo la tutela de la Administración. También denuncian falta de información durante esta semana y que no se les haya permitido estar al lado del niño de forma permanente en el hospital.