La electricidad pone de manifiesto una simetría de 120 grados en el hexágono de Saturno.
Hexágono en el polo norte de Saturno.
© NASA / JPL
Hexágono en el polo norte de Saturno. Imagen capturada por la sonda Cassini.
El polo sur de Saturno está demasiado caliente, más caliente de lo que puede esperarse de la tenue y débil luz solar que le llega. La visión mecanicista de Saturno no puede explicar el incremento de temperatura. Sin embargo, el modelo de Universo Eléctrico propone que debe tenerse en cuenta otra fuente de energía causante de estos fenómenos. Se trata, ni más ni menos, que de la electricidad. Una de las configuraciones más sorprendentes descubiertas es el hexágono de Saturno que domina su polo norte.

La formación se descubrió por las cámaras a bordo de la Voyager que sobrevolaba Saturno en noviembre de 1980. Posteriormente, en agosto de 1981, también realizó un acercamiento. La sonda Cassini obtuvo excelente imágenes de esta extraña formación. Los investigadores de la NASA continúan calificando a esta estructura como "inexplicable". La razón es que la teoría convectiva del clima de Saturno no incluye mecanismos que justifiquen que las nubes se organicen en estructuras poligonales.

Las multi-capas de neblina tienen origen eléctrico

Recientemente, algunos astrónomos han anunciado la presencia de nubes espaciadas regularemente en capas rodeando al hexágono. De acuerdo al profesor Agustín Sánchez-Lavega:
"Las imágenes de la Cassini nos permiten apreciar que, a modo de sandwich, el hexágono presenta un sistema de al menos siete multi-capas de neblina. Éstas se extienden, desde la cima de sus nubes, a más de 300 km de altura por encima de ellas."
Hexágono polar de Saturno con las indicaciones de la «doble capa»
© NASA / JPL
Hexágono polar de Saturno con las indicaciones de la « doble capa »
Los espacios entre las capas revelan su origen eléctrico, apreciando una más que probable correspondencia con la propiedad de la "doble capa" eléctrica. Los físicos del plasma conocen que los flujos de electricidad a través del plasma producen una columna central rodeada de cilindros concéntricos. Los filamentos cilíndricos de corriente muestran una atracción de largo alcance y una repulsión de corto alcance. Esto provoca la aparición de vórtices espaciados horizontalmente rodeando la columna. Los filamentos rotan unos alrededor de otros, formando un corte transversal hexagonal en la columna más interior.

El hexágono del polo norte de Saturno es otro ejemplo de la actividad eléctrica en el Sistema Solar, a una escala gigantesca. Los filamentos de corriente de Birkeland, a menudo mencionados en esta web, conectan el Sol con los planetas. La energía fluye más fuertemente en los planetas gigantes gaseosos debido a que su diferencia de carga eléctrica con el Sol es mayor que en sus parientes menores y más rocosos.

El "Sol Eléctrico" es el que determina los fenómenos meteorológicos energéticos sobre Saturno (y sobre otros planetas). Los circuitos eléctricos alimentan al Sol e inician el "calentamiento anómalo" hallado en saturno, así como en otros planetas gaseosos ya examinados. Júpiter y Neptuno muestran "polos calientes", al igual que Saturno.

[Fuente consultada: Six Ways From Sunday]