Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Puede que algunas personas no estén familiarizadas con el verbo "disimular", pero todos necesitamos familiarizarnos con él, porque hay mucho disimulo en marcha.
Doctors Trial Nuremberg Code
© US Army
El "Juicio a los Doctores" (EE.UU. vs Karl Brandt) durante los juicios de Nuremberg después de la Segunda Guerra Mundial, el cual estableció el Código de Nuremberg que regula la ética de la intervención médica.
Básicamente significa ocultar algo deliberadamente u ofuscarlo, para dirigir erróneamente o desviar la atención de lo que el Disimulador desea ocultar. Como la verdad. Y en este caso, es la verdad sobre el Código de Nuremberg y la protección que nos proporciona para no aceptar ningún procedimiento o terapia médica forzada.

Al igual que sembrar dudas y calumniar, la disimulación es una de las principales herramientas de la caja de herramientas del propagandista.

Hace unos días, escribí un artículo explicando que las vacunaciones forzadas son una violación del Código de Nuremberg. Note la palabra "forzada". De hecho, cualquier procedimiento o terapia médica forzada va en contra del Código de Nuremberg.

Todos los procedimientos y terapias médicas deben contar con el consentimiento plenamente informado y libremente otorgado, en la mayor medida posible; lo que significa que las personas que son conscientes y capaces de decidir las cosas por sí mismas siguen teniendo el control de su destino médico.

Sólo cuando uno está en una situación desesperada e inconsciente se permite a los profesionales médicos intervenir y tomar decisiones "por uno".

Todo esto está bien definido desde la década de 1940, pero ahora tenemos gente tratando de disimularlo y rebajarlo y de reinterpretar el Código de Nuremberg como aplicable sólo a la experimentación médica.

No es así.

El propio Código explica exactamente a qué se aplica, y aunque los casos que dieron lugar al Código surgieron de experimentos médicos en campos de concentración e implicaron experimentos médicos forzados en sujetos no dispuestos, el núcleo del Código de Nuremberg estuvo a la altura de las circunstancias y prohibió todo tipo de procedimientos y terapias médicas forzadas. No sólo los procedimientos experimentales.

Usted tiene el derecho pleno, libre y sin prejuicios a rechazar cualquier procedimiento médico o terapia que no quiera recibir. Punto.

Lea el artículo 6, secciones 1 y 3, del Código de Nuremberg por sí mismo.

No se fíe de la palabra de nadie más. Ni siquiera la mía. Asegúrese. Y haga buen uso de la información si alguien llega a su puerta con una aguja en la mano.

También es bueno citar ante sus caras la decisión tan apreciada de Roe vs. Wade, la excusa para permitir el aborto a pedido. Mi cuerpo, mi elección. Eso se aplica a cada aspecto de su cuerpo, lo que saca y lo que pone en él, también.

He aquí un ejemplo de un artículo de "noticias" de disimulación para que usted pueda ver exactamente cómo disimulan la información importante real y la tergiversan para que signifique otra cosa:
vaccines nuremberg
© boomlive.in
"Publicaciones de Facebook e Instagram que han sido compartidas miles de veces aseguran que las vacunas violan directamente el Código de Nuremberg, un conjunto de principios de ética para la experimentación que fue establecido trás la Segunda Guerra Mundial. Esta afirmación es falsa. Expertos de la ética médica y judiciales han dicho que tales principios, nombrados a partir de los Juicios de Nuremberg, son compatibles con las vacunas".
El mismo artículo destaca el hecho de que el Código de Nuremberg no hace ilegal la vacunación. ¿Quién dijo que sí? Están creando deliberadamente un falso argumento con el fin de ofuscar.

El Código de Nuremberg hace que la vacunación FORZADA sea ilegal, junto con todos los demás procedimientos y terapias médicas forzadas. El Código de Nuremberg no distingue entre las vacunas o cualquier otro procedimiento o terapia, sino que prohíbe todos los procedimientos y terapias forzados con el mismo criterio.

Así pues, si usted quiere ser vacunado, después de haber sido plenamente informado de todos los posibles inconvenientes y consecuencias, después de haber comprendido exactamente lo que contiene la vacuna, después de haber entendido que tendrá muy pocos derechos como recurso si se la inyecta voluntariamente y algo sale mal, entonces es libre de arriesgarse y hacer lo que quiera. Es su elección.

El Código de Nuremberg no lo protegerá de su propio consentimiento plenamente informado.

Pero lo protegerá de las imposiciones de los políticos y de las "fuerzas de seguridad privadas" contratadas por los bancos que están conspirando en este esquema para defraudar a Estados Unidos usando la apariencia de la ley.

El Código de Nuremberg le otorga pleno derecho, si intentan violarlo y le obligan a recibir cualquier tipo de vacuna involuntaria o encubierta por cualquier medio, ya sea forcejeando con usted o amenazándolo con privarlo de cualquier otro derecho o privilegio, incluido el derecho a viajar y a utilizar instalaciones públicas.

Todo indica que estamos entrando en un capítulo muy oscuro de la historia estadounidense. No se les está dando información directa desde ninguno de los canales de medios comerciales o sus acólitos y troles pagados. Necesitan leer las cosas con un ojo crítico y ser capaces de discernir los trucos que los propagandistas emplean.

Lea ahora las verdaderas disposiciones del Código de Nuremberg, artículo 6, secciones 1 y 3.

Así pues, manténgase firme contra los procedimientos médicos forzados de cualquier tipo y también contra todos los disimuladores de patrañas especialistas que hay por ahí, porque se están multiplicando como conejos en primavera. Usted puede tomar una postura contra esta plaga de mentirosos, uniéndose a otros estadounidenses conscientes y de ideas afines que han reivindicado su posición política por derecho de nacimiento y que ahora están asumiendo la responsabilidad del autogobierno (con respecto a su salud y todos los demás asuntos) a través de su Asamblea Estatal.