Traducido por el equipo de SOTT.net en español

La empresa japonesa NEC Corp. ha lanzado un sistema de reconocimiento facial que identifica a las personas incluso cuando llevan mascarilla, adaptándose a una nueva normalidad en la que los revestimientos faciales se han convertido en una forma clave de protección contra la propagación del coronavirus.
facial recognition
© REUTERS
El nuevo sistema de NEC requiere que los usuarios registren una imagen de su cara para poder identificarlos incluso cuando llevan mascarilla.
La empresa de tecnología ya había estado trabajando en un sistema para satisfacer las necesidades de los alérgicos que usan mascarillas cuando la pandemia de COVID-19 la impulsó a acelerar el desarrollo.

"Las necesidades crecieron aún más debido a la situación del coronavirus ya que el estado de emergencia (el año pasado) se prolongó durante mucho tiempo, por lo que ahora hemos introducido esta tecnología en el mercado", dijo Shinya Takashima, subdirector de la división de plataformas digitales de NEC.

El sistema determina cuándo una persona lleva una mascarilla y se fija en las partes que no están cubiertas, como los ojos y las áreas circundantes, para verificar la identidad del sujeto. Los usuarios registran una foto de su rostro con antelación.

NEC dice que la verificación toma menos de un segundo y afirma una tasa de exactitud de más del 99,9%.


Comentario: Es posible que llegue a ser así de exacto, pero los datos sugieren que, incluso los dispositivos de reconocimiento que evalúan toda la cara tienen una tasa de error de hasta el 96%.


El sistema puede ser usado en puertas de seguridad en edificios de oficinas y otras instalaciones. NEC también está probando la tecnología para pagos automatizados en una tienda de conveniencia sin personal en su sede de Tokio.

NEC se negó a revelar el precio del sistema. Su objetivo apunta a 100 mil millones de yenes (970 millones de dólares) en ventas en el año fiscal 2021 para su negocio de biometría y análisis de video, que incluye sus sistemas de tecnología facial.

El nuevo sistema se puso a la venta en octubre y los clientes incluyen a Lufthansa y Swiss International Airlines, dijo Takashima.

El reconocimiento facial significa no tener que presentar una tarjeta de seguridad, que puede perderse o ser robada, y también ayuda a prevenir la propagación de gérmenes al tocar superficies, dijo Takashima.

"La verificación sin contacto se ha vuelto extremadamente importante debido al impacto del coronavirus", dijo. "En el futuro esperamos contribuir a la seguridad y la tranquilidad mediante el fortalecimiento de (los esfuerzos) en esa área".