Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Un anticuerpo que se desarrolla después de padecer un resfriado común puede neutralizar el virus que causa la Covid-19, según sugiere un nuevo estudio.
common cold, allergies
Tanto el resfriado común como el SARS-CoV-2 pertenecen a una familia conocida como coronavirus, que causa enfermedades del tracto respiratorio superior. Sin embargo, se creía que los anticuerpos que reaccionan a los coronavirus ordinarios no funcionaban contra el virus que provoca la Covid.

Pero en las muestras de sangre de los supervivientes de Covid, los investigadores descubrieron altos niveles de células inmunitarias generadas durante el resfriado común que "recuerdan" las enfermedades y vuelven a entrar en acción si vuelve la amenaza.

El equipo, del Instituto de Investigación Scripps en La Jolla (California), afirma que los hallazgos podrían ayudar a los científicos a desarrollar una vacuna o un tratamiento con anticuerpos que proteja contra todos los coronavirus.

common cold antibodies covid virus
© Nature Communications
Los niveles de un anticuerpo generado por las células del sistema inmunitario denominadas células B de memoria eran mayores en las muestras de los supervivientes de Covid-19 (izquierda) que en las de los que nunca se habían infectado (derecha)
El equipo descubrió que el anticuerpo es producido por un tipo de célula del sistema inmunitario conocida como célula B de memoria. Las células B de memoria se adhieren a la superficie de los patógenos invasores y los marcan para que sean destruidos por otras células inmunitarias. Además, pueden circular en el torrente sanguíneo durante años, incluso décadas, y el sistema inmunitario puede recurrir a ellas si se produce otra infección.

Para el estudio, publicado en la revista Nature Communications, el equipo analizó muestras de sangre de los participantes antes y durante la pandemia.

"Examinando las muestras de sangre recogidas antes de la pandemia y comparándolas con las de personas que habían estado enfermas de Covid-19, pudimos identificar los tipos de anticuerpos que reaccionaban de forma cruzada con los coronavirus benignos, así como con el SARS-CoV-2", declaró a News Medical el autor principal, el Dr. Raiees Andrabi, investigador del Departamento de Inmunología y Microbiología de Scripps.

Los resultados mostraron que los niveles de anticuerpos de células B de memoria eran más altos en las muestras de sangre de las personas que habían sido infectadas por Covid-19 que las que nunca lo habían sido. El equipo afirma que esto sugiere que la exposición a un coronavirus no grave puede estimular la producción de anticuerpos cuando se infecta con un coronavirus más grave.

Las pruebas mostraron que el anticuerpo también neutralizaba el SARS-CoV-1, coronavirus que causa el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) y primo de la Covid-19.

"Pudimos determinar que este tipo de anticuerpo de reacción cruzada es probablemente producido por una célula B de memoria que se expone inicialmente a un coronavirus que causa el resfriado común, y que luego se recupera durante una infección por Covid-19", dijo Andrabi a News Medical.

A continuación, los investigadores examinaron cómo el anticuerpo era capaz de neutralizar varios tipos diferentes de coronavirus. Descubrieron que el anticuerpo se une a la base de la proteína espiga (proteína S) de los coronavirus, que estos utilizan para entrar e infectar las células.

El Dr. Dennis Burton, coautor del estudio y presidente del Departamento de Inmunología y Microbiología de Scripps, afirmó que el descubrimiento es importante para entender cómo protegerse contra futuros coronavirus.

"Es probable que en el futuro vuelva a surgir otro coronavirus mortal, y cuando lo haga, queremos estar mejor preparados", dijo Burton a News Medical.

"Nuestra identificación de un anticuerpo de reacción cruzada contra el SARS-CoV-2 y los coronavirus más comunes es un avance prometedor en el camino hacia una vacuna o terapia de amplia acción".