Traducido por el equipo de Sott.net en español

Una espada azul en llamas parece atravesar un gigantesco corazón cósmico en una nueva y magnífica foto captada por el Hubble Space Telescope.
Herbig-Haro object HH111
© ESA/Hubble & NASA, B. Nisini
Esta imagen tomada por el instrumento Wide Field Camera 3 del telescopio espacial Hubble muestra el objeto Herbig-Haro HH111, que se encuentra a unos 1.300 años luz de la Tierra. Los objetos Herbig-Haro consisten en estrellas jóvenes que lanzan chorros sobrecalentados a través de las nubes de polvo y gas que las rodean.
La "espada" está compuesta por dos chorros gemelos de gas sobrecalentado e ionizado que salen disparados hacia el espacio desde los polos opuestos de una estrella recién nacida llamada IRAS 05491+0247. El "corazón" es la nube de polvo y gas sobrante que rodea a la protoestrella, según los miembros del equipo del Hubble.

Esta dramática interacción entre los chorros y la nube crea un espectáculo celestial poco común conocido como objeto Herbig-Haro. El fotografiado aquí por el Hubble se llama HH111, y se encuentra a unos 1.300 años luz de la Tierra, en la constelación de Orión.

El Hubble captó la imagen utilizando su instrumento Wide Field Camera 3 (WFC3), que observa en las longitudes de onda ópticas e infrarrojas (calor) de la luz.

"Los objetos Herbig-Haro liberan realmente mucha luz en longitudes de onda ópticas, pero son difíciles de observar porque el polvo y el gas que los rodean absorben gran parte de la luz visible", escribieron los responsables de la Agencia Espacial Europea (ESA) en una descripción de la imagen, que se publicó el lunes (30 de agosto).

"Por lo tanto, la capacidad de la WFC3 para observar en longitudes de onda infrarrojas -donde las observaciones no se ven tan afectadas por el gas y el polvo- es crucial para observar con éxito los objetos [Herbig]-Haro", añadieron.

El Hubble, una misión conjunta de la NASA y la ESA, fue lanzado a la órbita baja de la Tierra a bordo del transbordador espacial Discovery en abril de 1990. Las primeras imágenes que captó el emblemático observatorio eran borrosas, un problema que los miembros del equipo pronto determinaron que estaba causado por un defecto en el espejo primario del Hubble, de 2,4 metros de ancho.

Los astronautas que caminaron por el espacio solucionaron el problema en diciembre de 1993, y el Hubble fue mejorado y mantenido en el transcurso de otras cuatro misiones de servicio. El instrumento WFC3 se instaló durante el último de estos vuelos del transbordador espacial con destino al Hubble, que tuvo lugar en mayo de 2009.

El Hubble sigue proporcionando vistas asombrosas del cosmos, pero ha empezado a mostrar su edad y, sin el transbordador, los astronautas ya no pueden acceder al observatorio de forma viable. (Es técnicamente posible que un vehículo con tripulación, como la cápsula Crew Dragon de SpaceX, pueda llegar al Hubble, pero aparentemente esa idea no se ha investigado seriamente). El telescopio ha superado una serie de fallos recientemente, incluido un problema informático que cerró su ojo supernítido durante más de un mes este verano.