Ocurrió antes de una manifestación en Beirut que pedía la destitución de un juez que dirigía una investigación sobre la mortal explosión del puerto de agosto de 2020
Libano protestas
© RT en Español/YouTube
El Ejército interviene en una protesta en Beirut en medio de disparos. 14 oct 2021
Unas seis personas murieron el jueves y más de 30 resultaron heridas cuando estalló un intenso tiroteo antes de una manifestación en Beirut que pedía la destitución de un juez que dirigía una investigación sobre la mortal explosión del puerto de agosto de 2020.

La Cruz Roja del Líbano informó de seis muertes durante los enfrentamientos armados en la capital. El ministro del Interior de Líbano, Bassam Mawlawi, dijo a los reporteros que francotiradores y hombres armados "dispararon a la gente en la cabeza", mientras que cuatro cohetes B7 fueron disparados al aire, en la peor ola de violencia que la capital asolada por la crisis ha visto en más de 10 años.

Cientos de partidarios de Hezbolá, respaldado por Irán, y su principal aliado chiíta, Amal, marchaban hacia el Palacio de Justicia de la ciudad cuando francotiradores dispararon contra los manifestantes en los tejados, lo que obligó a los manifestantes y periodistas a resguardarse, según dijo el ministro del Interior del país en un comunicado del ejército y emisoras locales.


Las imágenes de las redes sociales mostraban a hombres armados enmascarados, aparentemente afiliados a los manifestantes, disparando AK-47 desde los callejones y detrás de los vertederos de basura y las barreras de las calles.

El epicentro de la violencia, el barrio de Tayouneh, está cerca del lugar de nacimiento de la guerra civil libanesa de 1975-1990, y ha planteado el espectro de una mayor violencia en el país asolado por la crisis.

Los disparos y cohetes parecieron detenerse alrededor de cuatro horas después de que comenzaran los enfrentamientos. Parte del tráfico regresó a las calles de la capital cuando los equipos de la Cruz Roja y la Defensa Civil del Líbano evacuaron a los residentes conmocionados por las bombas de Tayouneh.

En una declaración conjunta, Hezbollah y Amal acusaron al partido cristiano de derecha, Las Fuerzas Libanesas, de estar detrás de los ataques de francotiradores. El partido, que previamente había amenazado con enviar contramanifestantes a las protestas previstas para el jueves, no ha respondido a las acusaciones.

Hezbolá ha sido un acérrimo oponente de Tarek Bitar, el popular juez que lidera la investigación de la explosión de Beirut y ha buscado el enjuiciamiento de funcionarios de alto nivel. Esta semana, el juez emitió una orden de arresto contra el legislador Ali Hassan Khalil, un alto funcionario de Amal y exministro de Finanzas.

Desde su nombramiento en febrero, el juez Tarek Bitar, quien también dirige el tribunal penal de Beirut, ha buscado a los principales funcionarios políticos y de seguridad para ser interrogados en la investigación de la explosión de Beirut. Es el segundo investigador judicial que encabeza la investigación. El primer juez encargado fue destituido después de que dos exministros acusados en la investigación presentaron con éxito una moción para su destitución.