El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, declaró este fin de semana a seis grupos palestinos de derechos humanos como "organizaciones terroristas", y aseguró que habían operado como un brazo del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP).
palestine flag
© CC BY 2.0 / Peter / Palestinian flags
"Esas organizaciones estaban activas bajo la cobertura de organizaciones de la sociedad civil, pero en la práctica pertenecen y constituyen un brazo del FPLP, cuya actividad principal es la liberación de Palestina y la destrucción de Israel", dijo la oficina de Gantz en un comunicado.

Las seis organizaciones incluyeron la organización de derechos palestinos Al-Haq, Addameer, que representa a los prisioneros de seguridad palestinos en los tribunales militares israelíes, y Defense for Children-International, un grupo que aboga por los niños palestinos.

Los Comités de la Unión de Mujeres Palestinas; el Centro de Investigación y Promoción de Bisan; y los Comités de la Unión de Trabajo Agrícola también fueron declarados organizaciones terroristas.

De acuerdo con el Ministerio de Defensa israelí, las seis organizaciones emplean a miembros de alto rango del PFLP, "incluidos activistas involucrados en actividades terroristas".

Israel, Estados Unidos y la Unión Europea consideran al FPLP, uno de los varios partidos miembros de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), como un grupo terrorista.

Las organizaciones israelíes de derecha sin fines de lucro han recibido la medida positivamente ya que ellos también acusan a aquellos grupos de tener vínculos con el FPLP. Sin embargo, los grupos israelíes e internacionales de derechos humanos criticaron de inmediato la decisión, y en una declaración conjunta, Human Rights Watch y Amnistía Internacional condenaron la medida como "atroz e injusta".