Traducido por el equipo de Sott.net

Un niño de 10 años ha muerto tras los informes sobre el ataque de un perro cerca de Caerphilly, en Gales.
Jack Lis was described as a 'beautifuul' boy in a tribute from his distraught mother.
© Wales News
Jack Lis fue descrito como un niño "precioso" en un homenaje de su angustiada madre.
La policía de Gwent dijo que fue llamada a una dirección en Pentwyn, Penyrheol, alrededor de las 15:55 horas del lunes y confirmó que el niño había muerto en el lugar.


El perro fue sacrificado por los agentes de armas de fuego y ningún otro animal estuvo implicado en el ataque, dijo la fuerza.

El comisario jefe Mark Hobrough dijo:
"Los agentes harán más averiguaciones en este momento y permanecerán en el lugar de los hechos mientras avanza la investigación. Es posible que vean actividad policial en Caerphilly como parte de este trabajo. Es posible que hayan visto un aumento de la presencia en el día de hoy mientras los oficiales estaban asistiendo al incidente, pero por favor no se alarmen. Si tiene alguna preocupación o información, por favor, deténgase y hable con nosotros".
El diputado de Caerphilly, Wayne David, dijo a Wales Online: "Naturalmente, estoy muy triste y disgustado por lo que ha sucedido. Debe ser terrible para la familia.
"Es importante que la comunidad se una y trabaje estrechamente con la policía. Es difícil especular en este momento, las circunstancias que han ocurrido, tenemos que aprender las lecciones de cara al futuro".
El concejal local Lindsay Geoffrey Whittle dijo:
"Toda la comunidad está en total shock ante un incidente tan terriblemente devastador. Todos estamos pensando en sus seres queridos. Es absolutamente trágico, rompe el corazón".
Un residente cercano, que pidió no ser nombrado, dijo: "Era un chico encantador y tan inofensivo. Es muy triste. Era tan joven".

Un residente de las inmediaciones dijo a la agencia de noticias PA:
"El perro lleva un tiempo molestando en la urbanización. Hace unos días llevé a nuestro hijo a la tienda local y el perro estaba allí y se abalanzó sobre mi hijo. Mi hijo tiene tres años y tuve que levantar a mi hijo para que se moviera alrededor del perro debido a su tamaño. Era absolutamente enorme. No era un animal de compañía, estaba llevando a su dueño de paseo. Era enorme".