El atroz crimen de Lucio, un nene de 5 años, conmociona a la provincia argentina de La Pampa: la madre y su novia están detenidas. La madre, separada del padre biológico, tenía la tenencia. "La justicia nunca me escuchó", escribió el papá del nene en su Facebook.
Lucio argentina
© facebook/Omar Alberto
Imagen de Lucio, el niño de 5 años asesinado en Santa Rosa de la Pampa. 28 de noviembre de 2021.
El brutal asesinato de Abel Lucio Dupuy, de 5 años, conmociona a Santa Rosa y a toda la provincia de La Pampa. Durante la madrugada de este sábado, la madre llevó al pequeño convulsionando a una sede policial. Le hicieron RCP y lo trasladaron a un hospital, donde se certificó su muerte.

La madre biológica del niño, Magdalena Espósito Valenti, de 24 años, su pareja lesbiana Abigail Páez, de 27, quedaron detenidas luego de que se constatara que ellas lo habían asesinado a golpes.

Después de confirmada la muerte de Lucio, hubo allanamientos en la casa que compartía la pareja con el niño. A las mujeres se les secuestraron los celulares. El caso está a cargo de la fiscal Verónica Ferrero. Páez está acusada de homicidio simple, en tanto que a la madre de Abel la acusan de homicidio agravado por el vínculo.

Durante la madrugada se realizó la autopsia y el forense Juan Carlos Toulouse informó que el nene "murió por los traumatismos varios que tenía. Y sufrió una hemorragia interna". Los indicios muestran que recibió una paliza, y que no era la primera que recibía.

El caso de Lucio reveló omisiones y malas decisiones del sistema judicial, fundamentados en un sesgo feminista en favor de la pareja homosexual. "Tenía mordeduras, quemaduras de cigarrillos, golpes con objetos contundentes, de todo. Nunca vi algo parecido", dijo una fuente judicial que tuvo acceso a la operación de autopsia.

El padre de Lucio, Christian Dupuy, afirmó que le advirtió a la justicia la situación de su hijo en varias ocasiones. "La justicia nunca me escuchó, siempre favoreció a la madre por más abogados que mandé y mediaciones que realicé", afirmó.

Trascendió que el pequeño presentaba lesiones anteriores incluso cuando la justicia decidió darle la tenencia a la madre y a su pareja lesbiana, y no al padre.
"Hoy pagó mi hijo. Pero no solo escuchen a la madre. Papá también sufre en silencio. Hoy con el corazón roto y mi alma sin encontrar consuelo", escribió en su cuenta de Facebook.
Además le dejó un sentido mensaje a Lucio. "Descanse en paz hijo mío. No voy a descansar hasta que se haga justicia. Te amo Lucio Abel Dupuy", dijo el conmovido padre.

La fiscal Ferrero explicó que la imputación contra las mujeres "puede agravarse con las pruebas que se sumen", pero se negó a declarar sobre el fallo anterior que dejó al niño en manos de las asesinas. Una de ellas es el informe final del forense Toulouse, a quien la fiscal le pidió aclaraciones del informe preliminar.

La agresión fue en la noche del viernes, y la golpiza duró varias horas, hasta que alrededor de las 21:30 el nene falleció. Entre las pruebas recolectadas en la investigación están las imágenes de un cámara de seguridad de un vecino, ubicado frente al departamento donde se cree que fue golpeado Lucio.

Una vez que se conoció el caso se viralizaron capturas de WhatsApp de una vecina que denunció el 25 de agosto de 2021 que escuchaba los golpes que recibía el pequeño. También en esos chats se revela que la pareja de la madre lo golpeaba.

​"Todos los días llega del jardín (el nene) y la novia de la mamá lo caga a palo", dice el chat con fecha del mes de agosto.

En ese chat se consigna la dirección, la calle Allan Kardec 2385, departamento 2, donde vivía la madre y el nene con su pareja. La vecina vive pared de por medio con ese departamento. Las golpizas denunciadas se escuchaban también desde la calle.

El caso de Lucio estaba en la justicia de familia por la tenencia. "Pero a pesar que se comprobaron agresiones, siempre se decidió que la tenencia estaba en manos de la madre y no del padre, que vive en General Pico", afirmó una fuente con conocimiento de la causa judicial.

El caso provocó una fuerte reacción en las redes sociales. En la cuenta de Magui Espósito (la madre detenida), hubo mensajes muy duros contra ella y su novia. "Asesina. Ojala pueda descansar en paz ese pequeño angel y vos te pudras en la cárcel", dijo Leonela.

Tanto Espósito como el padre del pequeño, Christian Dupuy, pertenecen a familias radicadas en General Pico, por lo que el caso impactó primero en esa ciudad. Allí está prevista una marcha para este domingo a las 18 horas, en la Plaza San Martín con la consigna "Justicia por Lucio", para que la pareja lasbiana no quede en libertad.