Las autoridades de Alemania informaron este jueves que serán implementadas nuevas medidas restrictivas para las personas que no estén vacunadas contra la Covid-19, ante el incremento de contagios en esa nación.
germany masks
© El Independiente
Los no vacunados tendrán restringida la entrada a lugares públicos cerrados como restaurantes y bares.
La canciller saliente, Angela Merkel, junto con su sucesor Olaf Scholz, conversaron con los Gobiernos federales y estatales para coordinar la aplicación de las nuevas medidas. "Hemos entendido que la situación es muy grave y queremos tomar medidas adicionales a las ya tomadas", precisó la funcionaria.

Merkel planteó aplicar en todo el país la norma 2G, vigente en algunas regiones, para contener la propagación del virus y evitar que continúen los números de casos récords y las hospitalizaciones.

Entre las medidas anunciadas por las autoridades alemanas están la prohibición de acceso a las personas no vacunadas y sin prueba PCR a comercios, restaurantes, eventos culturales y actividades de ocio.

Además, la obligación para personas vacunadas de realizarse pruebas PCR adicionales y la limitación del aforo de eventos al aire libre del 30 al 50 por ciento, con una cantidad máxima de 15.000 asistentes.

Merkel también habló sobre la posibilidad de la vacunación obligatoria a partir de febrero de 2022, ante la cuarta ola de contagios por la Covid-19, previniendo que haya un repunte de casos positivos.


A su vez, el ministro de Sanidad, Jens Spahn, comentó que otra medida puede ser imponer un confinamiento para quienes no se hayan vacunado contra la Covid-19, iniciativa que podría implementar el nuevo Gobierno que encabece Scholz.

Alemania registró en esta jornada 73.000 casos de Covid-19 y más de 380 muertes en el país, teniendo menos del 70 por ciento de la población vacunada, siendo una tasa menor de la registrada en Francia y Reino Unido.