Tras declararse inocentes en una audiencia realizada por Zoom, un juez impuso este sábado una fianza combinada de 1 millón de dólares a los padres del adolescente de Michigan acusado de matar a cuatro estudiantes en Oxford High School.
James y Jennifer Crumbley
© YouTube/WXYZ-TV Detroit | Channel 7
Familia Crumbley
James y Jennifer Crumbley se declararon inocentes de cada uno de los cuatro cargos de homicidio involuntario en su contra.

La jueza Julie Nicholson asignó una fianza de $ 500,000 cada uno a cada uno de los padres y colocó otros requisitos como el monitoreo de GPS, y acordó con los fiscales que representaban un riesgo de fuga, esto después de que la policía los encontrara escondidos en un edificio.

Los abogados defensores de los Crumbley dijeron que nunca tuvieron la intención de huir y que planeaban entregarse el sábado por la mañana, reseñó 7 News.

Sin embargo, la fiscal del condado de Oakland, Karen McDonald, alegó que la pareja sacó $ 4,000 de un cajero automático no muy lejos de las autoridades policiales o los lugares de los tribunales a los que podrían haberse reportado, lo que sugiere que no se podía confiar en que comparecerían en futuras audiencias judiciales.

La oficina de McDonald's presentó cargos de homicidio involuntario contra los Crumbley el viernes, acusándolos de no intervenir el día de la tragedia.

Las autoridades habían estado buscando a la pareja desde el viernes por la tarde. El viernes por la noche, los alguaciles estadounidenses anunciaron una recompensa de hasta $ 10,000 cada uno por información que conduzca a sus arrestos.

Ethan Crumbley, de 15 años, salió de un baño de la escuela el pasado martes con una pistola y disparó a los estudiantes en el pasillo, dijeron los investigadores. Está acusado como adulto de asesinato, terrorismo y otros delitos tras asesinar a cuatro estudiantes y dejar otros siete heridos.

La fiscal detalló que se les acusará a sus padres del adolescente porque el arma fue comprada por el padre estando Ethan presente. Más tarde, el adolescente publicó fotos en sus redes sociales del arma. Incluso la madre escribió mensajes en las redes sociales, donde afirmó que su hijo estaba "probando su nuevo regalo de Navidad".

McDonald aseguró que los profesores de Ethan notificaron a la madre que su hijo había estado buscando en clase información con su teléfono sobre municiones, sin obtener respuesta. Lo que sí que hizo Jennifer fue tener un intercambio de mensajes de texto con Ethan sobre este asunto, en los que le recomendó que en otra ocasión no dejara que lo pillarán.