Al parecer, el ARN mensajero de la vacuna COVID-19 de Pfizer puede entrar en las células hepáticas humanas y convertirse en ADN, en contra de lo que han dicho los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.
Pfizer,ARN,ADN
© Pfizer/cihr-irsc.gc.ca/KJN
Pfizer manipula ADN
Un estudio realizado por científicos suecos concluye que, cuando el ARNm de la vacuna entra en las células hepáticas humanas, desencadena una serie de reacciones que producen una transcripción inversa que convierte el ARNm en ADN en espiga, según The Epoch Times.

Los científicos, en su estudio publicado en la revista Current Issues of Molecular Biology, afirman haber encontrado "pruebas de que el ARNm de la vacuna COVID-19 BNT162b2 es capaz de entrar en la línea celular hepática humana Huh7 in vitro".

Escriben que el BNT162b2 (la vacuna de Pfizer), se transcribe de forma inversa dentro de las células hepáticas humanas tan pronto como seis horas después de la inyección.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dijeron que el proceso de transcripción inversa es algo que no ocurriría, informa también The Epoch Times.

En una página del sitio de los CDC "Mitos y hechos sobre las vacunas COVID-19", la agencia escribe:
"El material genético suministrado por las vacunas de ARNm nunca entra en el núcleo de sus células. ... Las vacunas COVID-19 no cambian ni interactúan con su ADN de ninguna manera".
Pfizer sólo dijo que su vacuna no altera el genoma humano.
"Nuestra vacuna COVID-19 no altera la secuencia de ADN de una célula humana. Sólo presenta al cuerpo las instrucciones para crear inmunidad".
El estudio sueco es el primero en que los investigadores muestran cómo una vacuna de ARNm puede transformarse en ADN.

El CDC no ha respondido a las preguntas de Just the News desde el miércoles sobre si encuentra fallos en la investigación, y si es así cómo, o si la agencia reevaluará sus afirmaciones públicas a la luz de la investigación.