Traducido por el equipo de Sott.net

Más de 107.000 estadounidenses murieron por sobredosis de drogas el año pasado, estableciendo otro trágico récord en la creciente epidemia de sobredosis del país, según estimaron el miércoles los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
Deb Walker
© AP Photo/Lisa Rathke, File)
Deb Walker visita la tumba de su hija, Brooke Goodwin, el jueves 9 de diciembre de 2021, en Chester, Vt. Goodwin, de 23 años, murió en marzo de 2021 por una sobredosis mortal del potente opioide fentanilo y xilacina, un tranquilizante para animales que se está abriendo paso en el suministro de drogas ilícitas. Según los datos provisionales publicados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades el miércoles 11 de mayo de 2022, más de 107.000 estadounidenses murieron por sobredosis de drogas en 2021, estableciendo otro trágico récord en la creciente epidemia de sobredosis del país.

El total provisional de 2021 se traduce en aproximadamente una muerte por sobredosis en EEUU cada 5 minutos. Supone un aumento del 15% respecto al récord previo, establecido el año anterior.
Los CDC revisan los certificados de defunción y luego hacen una estimación para tener en cuenta los informes retrasados e incompletos.

La Dra. Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, calificó las últimas cifras de "verdaderamente asombrosas".

La Casa Blanca emitió un comunicado en el que calificaba de "inaceptable" el ritmo acelerado de las muertes por sobredosis y promovía su recién anunciada estrategia nacional de control de drogas. En ella se piden medidas como poner en contacto a más personas con el tratamiento, desbaratar el tráfico de drogas y ampliar el acceso a la naloxona, un medicamento para revertir las sobredosis.

Las muertes por sobredosis en EEUU han aumentado la mayoría de los años durante más de dos décadas. El aumento comenzó en los años 90 con las sobredosis de analgésicos opiáceos, seguidas de oleadas de muertes provocadas por otros opiáceos como la heroína y, más recientemente, el fentanilo ilícito.

El año pasado, las sobredosis por fentanilo y otros opioides sintéticos superaron las 71.000, un 23% más que el año anterior. También aumentaron un 23% las muertes por cocaína y un 34% las de metanfetamina y otros estimulantes.

Las muertes por sobredosis suelen atribuirse a más de una droga. Algunas personas toman varias drogas y el fentanilo de bajo coste se introduce cada vez más en otras drogas, a menudo sin que los compradores lo sepan, dicen las autoridades.

"El efecto neto es que tenemos muchas más personas, incluidas las que consumen drogas ocasionalmente e incluso adolescentes, expuestas a estas potentes sustancias que pueden provocar una sobredosis incluso con una exposición relativamente pequeña", dijo Volkow en un comunicado.

Los expertos afirman que la pandemia de Covid-19 ha exacerbado el problema, ya que los cierres y otras restricciones aislaron a los drogadictos y dificultaron el acceso al tratamiento.

Las tendencias de las muertes por sobredosis son geográficamente desiguales. En Alaska se produjo un aumento del 75% en 2021, el mayor de todos los estados. En Hawái, las muertes por sobredosis disminuyeron un 2%.

overdose epidemic