La menor habría permanecido atada a los soportes de una cama durante casi una semana, tiempo en el que fue agredida y drogada con alcohol.
Police car
© Andriy Blokhin / Legion-Media
Una niña de 12 años que había sido secuestrada en Alabama, EE.UU., logró escapar de su cautiverio y fue además capaz de guiar a la Policía hasta la vivienda donde estuvo retenida durante casi una semana, lugar donde yacían los cuerpos en descomposición de dos personas.

Según el sheriff del condado de Tallapoosa, Jimmy Abbett, los agentes respondieron a una llamada realizada este lunes, sobre las 8:30 am, por un conductor que había visto a una niña deambular sola por una calle de la ciudad de Dadeville.

Una vez encontrada y atendida, la menor (cuya identidad no ha sido revelada) condujo a los agentes hasta la casa rodante de José Paulino Pascual-Reyes, su presunto secuestrador, donde se produjo el macabro hallazgo.

El sospechoso, de 37 años, fue arrestado y ​​acusado de secuestro en primer grado, aparte de lo cual enfrenta tres cargos por asesinato capital y dos por abuso de cadáver.

Los cuerpos de las víctimas fueron enviados al Departamento de Ciencias Forenses de Alabama, para autopsias e identificación.
José Paulino Pascual-Reyes
© Departamento del Sheriff del condado de Tallapoosa / AP
José Paulino Pascual-Reyes, acusado de secuestro y asesinato, en la cárcel de Dadeville, (Alabama, EE.UU.) el 1 de agosto de 2022.
"Es horrible tener una escena del crimen de esta naturaleza", dijo Abbett, quien subrayó el buen trabajo de las agencias que ayudaron al arresto de Pascual-Reyes y elogió a la niña por su valentía, al escapar del cautiverio y llevar hasta allí a los detectives.

Documentos judiciales indican que la menor estuvo atada a los soportes de una cama durante casi una semana, tiempo en el que fue agredida y drogada con alcohol.

Según Abbett, la niña ha recibido atención médica y en estos momentos se encuentra bien. "Está a salvo y queremos mantenerla así", aseguró el sheriff.