Traducido por el equipo de SOTT.net

Uno de los ovnis derribados el pasado fin de semana por las Fuerzas Aéreas estadounidenses con un misil de 400.000 dólares podría haber sido simplemente un globo de 12 dólares perteneciente a un club de entusiastas de Illinois, según un informe.
large balloon
© APUn gran globo sobrevuela el océano Atlántico, frente a la costa de Carolina del Sur, mientras se ve un avión de combate y su estela.
La Northern Illinois Bottlecap Balloon Brigade el jueves declaró a Aviation Week que teme que uno de los globos que ha rastreado diligentemente y que desapareció recientemente sea el objeto misterioso que los militares sacaron el sábado sobre Canadá.

El globo Pico -un objeto cilíndrico recubierto de plata- comunicó el viernes su última posición a 38.910 pies de la costa oeste de Alaska.

El sábado, según la trayectoria prevista del globo, este habría sobrevolado la parte central del territorio de Yukón más o menos a la misma hora en que un Lockheed Martin F-22 militar derribó un objeto no identificado de descripción y altitud similares en la misma zona de Canadá, informó el medio.

El NIBBB -un grupo de entusiastas dedicados a crear, soltar y rastrear globos caseros- declaró su dispositivo K9YO "desaparecido en combate" el sábado.

El globo K9YO había circunnavegado el planeta seis veces en un periodo de 123 días antes de que su dispositivo de seguimiento se apagara el viernes. Estos globos suelen flotar hasta que el mal tiempo los derriba o se estropean.

El globo del NIBBB estaba equipado con un pequeño transmisor GPS y una antena, lo que permitió al grupo seguirlo con una radioafición.

Las Fuerzas Aéreas utilizaron misiles Sidewinder en sus ataques selectivos contra el globo espía chino derribado a principios de este mes y los misteriosos ovnis derribados la semana pasada, informó Fortune. Cada misil tiene un precio aproximado de 400.000 dólares.

Los globos Pico (Pico Balloons), sin embargo, suelen costar entre 12 y 180 dólares cada uno, según el tipo, informó Aviation Week.

Estados Unidos derribó objetos aéreos sobre Alaska el viernes y sobre el lago Hurón el domingo, además del derribo del sábado.

El jueves, el presidente Biden abordó por fin la acción militar sin precedentes en el espacio aéreo norteamericano tras cinco días de silencio y dijo a los estadounidenses que no había pruebas de que los tres objetos voladores no identificados fueran nefastos.

"Todavía no sabemos exactamente qué eran estos tres objetos", dijo Biden, haciéndose eco de las declaraciones de otros funcionarios de la administración.

Northern Illinois Bottlecap Balloon Brigade
© nibbb.orgLa Brigada de Globos Bottlecap del Norte de Illinois
"Pero nada, nada en este momento sugiere que estuvieran relacionados con el programa de globos espía de China, o que fueran vehículos de vigilancia de cualquier otro país", añadió el presidente, reconociendo una revelación hecha el martes por su Consejo de Seguridad Nacional.

"La evaluación actual de la comunidad de inteligencia es que lo más probable es que estos tres objetos sean globos vinculados a empresas privadas, instituciones recreativas o de investigación, que estudian la meteorología o realizan otras investigaciones científicas", dijo Biden.

Las autoridades han estado trabajando para recuperar los restos de los tres objetos recientemente derribados sobre Norteamérica.

Pero la Real Policía Montada de Canadá, que buscaba el objeto derribado el domingo sobre el lago Hurón, suspendió sus esfuerzos el jueves.

La RCMP dijo que había pocas posibilidades de encontrar el artefacto en el lago de 23.000 millas cuadradas, sobre todo porque las condiciones meteorológicas empeoraron el viernes.

fighter jet
© Getty ImagesLas Fuerzas Aéreas utilizan misiles Sidewinder de 400.000 dólares en sus ataques selectivos contra presuntos globos espía y ovnis chinos.
Hasta ahora, el ejército estadounidense sólo ha encontrado restos del globo espía chino derribado frente a la costa de Carolina del Norte el 4 de febrero. El objeto -con una carga útil del tamaño de tres autobuses escolares- estaba equipado con antenas capaces de captar señales de comunicaciones y otras herramientas de recopilación de inteligencia.

Biden dijo el jueves: "Espero hablar con el Presidente [de China] Xi [Jinping]" sobre el incidente del globo espía, sin decir exactamente cuándo y repitiendo su trillado llamamiento a "competir, no entrar en conflicto" con China.

"Di la orden de derribarlo en cuanto fuera seguro hacerlo", dijo Biden sobre el globo de vigilancia derribado.

Funcionarios de la Casa Blanca admitieron esta semana que "cientos, si no miles" de objetos en el cielo -incluidos los ovnis que derribó la semana pasada- podrían ser tan inocuos como "globos de lotes de coches usados".

El Mando de Defensa Aeroespacial de América del Norte dijo a Fox News que el FBI se puso en contacto con el NIBBB y "espera que el Consejo de Seguridad Nacional tenga más sobre la posible identificación de los objetos."

El NIBBB no respondió inmediatamente a la solicitud de comentarios del Post.