Las fuertes lluvias que azotaron el norte de Italia en las últimas semanas de mayo han dejado una imagen que ha conmocionado al país transalpino, que llora la muerte de tres jóvenes que el 31 de mayo fueron víctimas de la crecida del río Natisone, en la localidad de Premiaracco, situada al norte del país en la región de Friuli-Venecia.
Three friends seen in 'final embrace'
Tres amigos vistos en un "abrazo final".
Varios vídeos grabados por los transeúntes y publicados en distintos medios de comunicación italianos muestran cómo los tres amigos se abrazan durante los últimos instantes, antes de ser engullidos por la corriente.

Los jóvenes, un chico y dos chicas de nacionalidad rumana de entre 20 y 25 años, según cuenta Rai News, habían decidido acercarse al río para hacerse fotos y descansar, después de que una de las chicas hubiera hecho un examen en la Academia de Bellas Artes.


Sin embargo, el río pasó de estar seco a llenarse en un momento, dejándoles atrapados en el centro de la corriente. Sorprendidos por la rápida crecida del río, los jóvenes llamaron a los servicios de emergencia que acudieron rápidamente hasta el lugar.

Allí, un bombero trató de acercarse hasta los jóvenes atado a una cuerda, pero la fuerte corriente impidió que pudiera alcanzarles y unos minutos después el agua cubrió por completo a los tres jóvenes. Los cuerpos de las dos chicas fueron hallados tres días después, mientras que el del chico aún no ha aparecido, ha escrito Il Corriere della Sera.

El alcalde de la ciudad, Michele de Sabata, ha precisado, a través de una publicación en su cuenta de Facebook, que los chicos habían entrado en el río "sin agua y con sol", pero que fueron sorprendidos en apenas unos minutos.

De Sabata ha explicado que los jóvenes no conocían el lugar porque de haberlo conocido "habrían escapado". "El agua ha tomado tal velocidad que no ha permitido a los dos voluntarios bajar a ayudarles ni al bombero que se ha lanzado al agua", ha escrito.