Bienvenido a Sott.net
sab, 18 nov 2017
El Mundo para la Gente que Piensa

La Ciencia del Espíritu
Mapa

Bulb

4 problemas imaginarios que experimentas ahora mismo (y cómo resolverlos)

© Desconocido
Resolver los problemas que creemos tener siempre está más cerca de lo que parece.

Forma parte de la naturaleza humana creer que somos el centro del universo. Además, nuestras ganas, nuestra voluntad, nuestros sueños y deseos se mezclan con nuestros remordimientos, nuestro dolor y nuestra codicia para crear la nítida ilusión de un rompecabezas que debemos solucionar antes de emprender cualquier proyecto. También es verdad que miramos con más frecuencia nuestras carencias que lo que tenemos al alcance de la mano.

Así, por ejemplo, el exitoso director de una empresa transnacional que trabaja 80 horas por semana y cuyo sueldo anual se cotiza en millones de pesos codiciará la vida de un freelancer promedio que gana poco más del salario mínimo, pero que cada tarde tiene el tiempo para convivir con sus amigos y familia. De la misma manera, nuestro freelancer promedio deseará la abundancia económica del director exitoso, incluso si esto significa jornadas de trabajo más largas y mucho menos tiempo libre.

¿Cuál de los dos tiene la mejor calidad de vida?

Ambos y ninguno. Lo cierto es que los dos se quejarían de su situación sea cual sea, porque nunca nada resulta exactamente como lo queremos. También porque estamos acostumbrados a pensar que nuestras vidas mejorarían si algo fuera diferente. La imaginación desempeña en estos casos un rol contraproducente, pues nos fabricamos una realidad reducida a los problemas que sólo existen en nuestra cabeza.

Comentario: La violencia contra uno mismo es innecesaria, aunque cierta "dureza" para enfrentar estos hábitos mentales con disciplina puede realmente ser muy útil. A veces, estas rumiaciones mentales y distorsiones del pensamiento son bastantes difíciles de afrontar y las soluciones simples como la que propone el autor no serían suficientes. A continuación, pueden ver otros artículos que abordan temas similares y brindan algunas estrategias para lidiar con este tipo de problemas:


Hearts

El amor es una decisión y no un sentimiento

El amor no es un sentimiento, es una decisión

© Desconocido
"Este sentimiento que tengo es tan fuerte..." ¿lo han escuchado, verdad? es una de las cientos de frases trilladas acerca del amor que nos enseñan en la TV o en el cine. Nos han vendido la idea de que el amor es un conjunto de emociones. Es cierto que cuando uno está enamorado siente raro el estómago, sudas cuando la persona que te gusta está por llegar y todo, pero... ¿eso es el amor?

No, no lo es. El problema de definir el amor como un sentimiento es que por su propia naturaleza, un sentimiento es pasajero. Hoy puedo sentir cariño por alguien, mañana no. Hoy un compañero me puede caer antipático, algunas semanas más tarde no. Hoy puedo estar perdidamente enamorado, al séptimo año no.

(A lo anterior, ¿notan la diferencia entre "estar enamorado" y "amar a alguien"? el primero es una condición que involucra a una persona y es temporal. El segundo es un acto que necesariamente implica a otra persona y puede ser permanente).

Cabe mencionar que me estoy refiriendo a cualquier tipo de amor, no sólo al amor de pareja. El amor a tus padres, tus hijos, tu novia, tu esposa, tus amigos y quien quiera que te rodee no es una cuestión de sentimiento, sino de decisión.

Comentario: Estas ideas las desarrolló Erich Fromm a fondo en su libro clásico El Arte de Amar.
Amar a alguien no es meramente un sentimiento poderoso-es una decisión, es un juicio, es una promesa. Si el amor no fuera más que un sentimiento, no existirían bases para la promesa de amarse eternamente. Un sentimiento comienza y puede desaparecer. ¿Cómo puedo yo juzgar que durará eternamente, si mi acto no implica juicio y decisión?

Tomando en cuenta esos puntos de vista, cabe llegar a la conclusión de que el amor es exclusivamente un acto de la voluntad y un compromiso.

- Erich Fromm, El Arte de Amar.



Display

Ver pornografía en la infancia afecta la conducta de los hombres

Un estudio realizado por psicólogos de EE.UU. ha determinado que los hombres que vieron imágenes sexualmente explícitas a edades tempranas tienden a desarrollar conductas dominantes hacia las mujeres.

Los hombres que vieron pornografía por primera vez a edades tempranas tienden a mostrarse preponderantes con las mujeres, mientras que aquellos que lo hicieron más tarde tienen mayor probabilidad de llevar una vida sexual desordenada, revela un estudio presentado durante el 125.º congreso anual de la Asociación Estadounidense de Psicología.
© Jens Honore / www.globallookpress.com
Imagen ilustrativa

Comentario: ¡Qué dilema para los postmodernos y guerreros de justicia social! Para ellos, no debería haber restricciones en la conducta sexual (lo que debería incluir la pornografía, ¿correcto?) Pero ¡horror de horrores! Mirar pornografía a temprana edad lo convierte a uno en un macho y misógino. ¿Pero es de sorprenderse? La pornografía gira en torno a la fantasía masculina del dominio sobre la sexualidad de la mujer. Y en el mejor de los casos lo predisponen a uno a la promiscuidad.


Bulb

Hemorragia Energética: Los 10 hábitos mentales que te roban la energía

Hay periodos en los que la fuerza parece abandonarnos, nos sentimos débiles física y mentalmente, el más mínimo esfuerzo nos parece una tarea titánica y nos sentimos profundamente desmotivados. Esa falta de energía puede deberse a un problema físico, pero también puede estar causada por malos hábitos mentales, que pueden llegar a provocar una auténtica hemorragia energética.

© Desconocido
Al igual que una herida que no se cura, si día tras día pones en práctica hábitos dañinos, que te impiden descansar la mente, terminarás sufriendo una hemorragia energética que, como supondrás, es más difícil de controlar.

De hecho, ¿sabías que el cerebro utiliza más energía que ningún otro órgano del cuerpo, aproximadamente el 20% de la energía de la que disponemos? Curiosamente, investigadores de la Universidad de Minnesota explican que gran parte de esa energía permite que las neuronas se conecten entre sí, pero un tercio de la misma se destina precisamente a hacer "limpieza mental". Eso nos indica que los malos hábitos mentales consumen más energía, dejándonos muy poco margen para sentirnos plenos y vivaces.

Comentario: Vea también: 13 cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen


Butterfly

"La Noche Oscura del Alma": la metamorfosis de la oruga a mariposa

En el desarrollo personal y espiritual de todo ser humano existe un proceso al que se le llama 'La Noche Oscura del Alma'.

© Desconocido
Muchas han sido las disciplinas que han tratado esta 'fase' en la que posiblemente cada uno de nosotros encontramos, o nos encontraremos al menos una vez en la vida.Técnicamente la podríamos definir como 'una constante cíclica'. ¿Los motivos? Desde el duelo, guardado y vivido por una pérdida personal, un ser querido, o un trabajo; pasando por una crisis de valores o existencial, separaciones, un cambio de vida y dirección, el apartarse de las dinámicas familiares, o una rotura de las estructuras que hasta ese día funcionaban y ahora ya no...

Esas vivencias dan lugar a una crisis de mayor o menor magnitud, que deriva en un encontrarse perdido y sin respuesta de la vida, sin mecanismos para generar nada. Parece que de golpe todo se apagó, nace una sensación de estar solo, sin guía personal ni trascendente, caen los valores, uno siente que ya nadie cree en él.

Como todo en la vida, está puesto ahí por una razón. Y estas crisis, con su magnitud, también tienen su motivo de ser. Lo importante es conocer que se está en ellas y saber de qué manera uno puede sostenerse en la tormenta, más allá de pensar en lo que va encontrar cuando llegue la calma.

Comentario: Asimismo, recomendamos leer también:


Alarm Clock

¿Eres víctima de la vida porque gustas hacerte la víctima?

El hacerse la víctima es el reflejo de un diálogo interno negativo, en la que mentalmente disminuye las propias fuerzas para enfrentar las situaciones. Además, uno mismo se busca su lugar y es tratado como tal. A quien se ubica dentro de las víctimas, entonces, en consecuencia le sucederán una y otra tragedia.

© Desconocido
Hacerse la víctima

Hay que tener en cuenta que no es víctima solo aquel que todo el día se vive quejando y diciendo frases de víctima, sino que muchas personas que viven bien y son hasta cierto punto emocionalmente estables también manejan un diálogo interno de víctimas, y esto les está obstaculizando muchos logros. No creo que nadie se haya puesto a pensar en la complejidad de esto, y siempre lo señalamos en los que hacen el papel de víctima, pero es algo que todos en nuestro interior manejamos.

Sobre como ese dialogo negativo te vuelve una víctima de la vida, de cómo identificar esos sutiles pensamientos, y de cómo superarlo, es de lo que hablaremos hoy.

Comentario: Puede leer también:


Info

5 rasgos de las personas emocionalmente inmaduras

Las cuestiones de madurez e inmadurez tienen mucho de mito. Las personas no admiten que se les instale en una sola casilla, ni que se les adjudiquen una única etiqueta. Cada uno de nosotros es un crisol en el que se entremezclan distintas formas de conciencia. Somos ignorantes y sabios, niños y ancianos, infantiles y concienzudos. Todo al mismo tiempo, aunque dependiendo del momento alguna característica destaque más que el resto.

© Desconocido
La inmadurez emocional podría definirse como una condición en la que las personas no han renunciado a los deseos o fantasías de la infancia. Deseos y fantasías que tienen que ver con que el mundo gire en torno a sí, o que la realidad se doblegue en función de lo que quieren. Así mismo, la madurez emocional podría definirse como un estado de fortaleza y templanza que conduce a actuaciones realistas y equilibradas.
"Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos" - Albert Einstein -
Más que por una definición en abstracto, la madurez o inmadurez se muestra a través de rasgos de comportamiento. Enseguida te hacemos una lista de cinco características que son propias de las personas emocionalmente inmaduras.

Comentario: Asimismo, recomendamos leer también:


Rose

La parábola zen que nos hace cuestionarnos nuestra forma de afrontar la vida

© Desconocido
"Dos monjes zen, Tanzan y Ekido, regresaban al monasterio después de un largo viaje. El día antes había llovido, por lo que el camino estaba lleno de lodo. Cuando pasaron cerca de un pequeño pueblo, encontraron a una joven que vestía un espléndido kimono dorado.

Para proseguir su camino, la joven debía atravesar un enorme charco de agua. Ante aquel obstáculo se quedó paralizada pensando que, si mojaba su kimono lo arruinaría y su madre la reprendería duramente.

Sin dudar un segundo, Tanzan se acercó a la joven y le brindó su ayuda: la cargó sobre su espalda hasta el otro lado del charco. Luego ambos monjes prosiguieron su camino.

Cuando llegaron al monasterio, Ekido, quien se había mostrado incómodo durante el resto del viaje, le reprochó en tono áspero a su compañero:

- ¿Por qué has tomado a esa joven en brazos? ¡Sabes que nuestros votos nos lo prohíben!

Tanzan no se turbó, miró a su compañero de viaje y le respondió con una sonrisa:

- Yo cargué aquella joven hace algunas horas, pero tú aún la llevas sobre tu espalda".
Esta parábola zen nos invita a reflexionar sobre las ataduras y limitaciones que nosotros mismos construimos con nuestras creencias y estereotipos. Y cómo las utilizamos para criticar a los demás.

También nos hace preguntarnos cuántas veces reaccionamos ante la película que vemos en nuestra mente, en vez de limitarnos a analizar objetivamente los datos de la realidad. Se trata de un comportamiento particularmente peligroso que puede hacer que nos ahoguemos en la tormenta que hemos creado dentro del vaso de agua.

Comentario: Vea también: Wu Wei: Aprender a fluir con la vida


Life Preserver

5 maneras inteligentes de hacer frente a la gente tóxica

Cada uno de nosotros, individualmente, podemos cambiar, podemos hacer el esfuerzo de mejorar lo que no nos gusta. Pero no podemos cambiar a los demás. Eso es algo que no podemos olvidar cuando nos enfrentamos a la gente tóxica. Ante las personas así solo podemos hacer dos cosas: evitarlas o enfrentarnos a ellos.

© Getty Images
Muchas personas prefieren huir de la gente tóxica, pero cuando no te queda más remedio que lidiar con alguien así, lo mejor es buscar la manera de hacerlo de manera inteligente. Al fin y al cabo, las personas tóxicas siempre encuentran el modo de desparramar su negatividad, contagiando a los demás, creando mal ambiente, arruinando el momento.

Las personas tóxicas desafían la lógica de las relaciones personales. De hecho algunos, aunque inconscientemente en la mayoría de ocasiones, son felices creando un impacto negativo en los demás. Otros obtienen satisfacción creando el caos llegando a la fibra sensible de otras personas. De cualquier manera, las personas tóxicas crean innecesariamente complejidad, conflictos y estrés.
"Las personas tóxicas se adhieren como bloques de hormigón atados a sus tobillos, y luego invitan a nadar en sus aguas envenenadas".

-John Mark Green-

Hearts

La generosidad es el secreto para ser más felices

Una vieja frase dice que nadie se ha vuelto jamás pobre por dar demasiado. Quizás luego de leer esto te animes a poner en práctica el acto de dar desinteresadamente.

© Desconocido
Un grupo de neuroeconomistas de la Universidad de Zurich han hecho públicos recientemente los resultados de un estudio acerca de la generosidad (así sea en pequeñas dosis) y su relación con la felicidad. De acuerdo con los investigadores, la conclusión es sencilla y al mismo tiempo muy trascendental: Las personas que actúan siguiendo solo sus intereses personales son menos felices.

Cuando nos centramos más en el bienestar de los otros, resulta que somos más felices que si nos ocupáramos únicamente de nuestro propio bienestar. Además, hacer algo bueno por otra persona de forma desinteresada puede brindarnos una sensación que los economistas conductuales llaman "brillo cálido", y que puede entenderse como un efecto sobrecogedor.

Comentario: Asimismo, recomendamos leer también:
"El fin del viaje del héroe no está en su identificación con cualquiera de los personajes o poderes que experimentó. El objetivo final de la búsqueda no debe ser la propia liberación ni el propio éxtasis, sino la sabiduría y el poder de servir a los demás. Una de las muchas diferencias entre una persona famosa y un héroe es que el famoso vive sólo para sí mismo, mientras que el héroe actúa para redimir a la sociedad."

Joseph Campbell: El poder del mito. Conversaciones con Bill Moyers (extractos)