Bienvenido a Sott.net
dom, 24 sep 2017
El Mundo para la Gente que Piensa

La Ciencia del Espíritu
Mapa

Family

Soledad, aislamiento social y sentido de vida

¡Es paradójico que las cifras de sobrepoblación y aislamiento social se eleven paralelamente! En un mundo de ciudades sobre pobladas, encontramos cada vez más personas que se deprimen, se enferman físicamente, se neurotizan por su estado de aislamiento. Con miedo de buscar a otros, de "molestar", con apatía para organizar o proponer actividades de convivencia; ensimismadas, conectadas solamente a sus gadgets, al televisor y totalmente desconectadas de los demás.

© Desconocido
¡No cabe duda de que algo que da un gran sentido a la vida es el encuentro humano! La persona puede carecer de bienes materiales, de lujos, de trabajo, ¡de salud incluso!, ¡si tiene vínculos afectivos estrechos, su vida no carece de sentido!

Vemos por el contrario, que muchas personas que tienen todas las comodidades materiales, carecen de relaciones afectivas que den calor a su vida. Pasan demasiado tiempo solas porque no cultivaron relaciones valiosas.

Tener momentos de soledad es nutritivo, sabroso, indispensable para poder interiorizar, para estar con uno mismo. Muy distinto es el aislamiento.

El New York Times presentó recientemente este artículo que me parece digno de reflexión. ¡Urge encontrar caminos de encuentro! Aquí te lo comparto.

Comentario: Una de las cosas que más hemos perdido en los últimos tiempos es el sentido de comunidad. Realmente resulta triste pensar en los ancianos, particularmente, que terminan sus vidas solos, prácticamente abandonados a las instituciones que lucran de la vejez (y donde esta sociedad que solamente aprecia lo joven y lo nuevo no necesita verlos y enfrentar la realidad de que todos envejecemos). En otros tiempos, los ancianos siempre fueron respetados y cuidados por la comunidad.

Ahora bien, este es un factor importante: la comunidad. Para cualquier núcleo familiar aislado probablemente es más difícil atender a los niños y a los ancianos por sí solos, por eso, en sociedades comunitarias está la ventaja de que todos los miembros (de distintos núcleos familiares) pueden prestar ayuda y el peso del cuidado deja de ser peso e incluso puede llegar a ser un placer. Es por eso que con el desarrollo actual de las tecnologías de comunicación, las iniciativas como la propuesta en el artículo de arriba podrían ser bastante positivas, siempre y cuando se tenga el cuidado necesario para evitar que individuos patológicos aprovechen estos sistemas para sus propios fines nefastos y aquí, la comunidad también puede ser de ayuda, ya que entre todos se pueden cuidar los unos a los otros.

Recomendamos leer también:


Rainbow

Daniel Goleman y su teoría sobre la inteligencia emocional

De poco nos sirve un cerebro brillante y un elevado cociente intelectual si no entendemos de empatía, si no sabemos leer emociones propias y ajenas, si somos extranjeros del propio corazón y apátridas de esa conciencia social donde aprender a conectar, a gestionar el miedo, a ser asertivos... La inteligencia emocional es, lo queramos o no, la auténtica clave para ser felices.
A nadie le sorprenderá si decimos que a día de hoy el debate sobre lo que es y no es la inteligencia parece no haberse cerrado del todo. La evidencia empírica constata, por ejemplo, la existencia del factor "G" de Spearman, entendido como un fundamento básico y esencial que define todo comportamiento inteligente. También tenemos la teoría triárquica de Robert J. Sternberg, y cómo no, el popular enfoque de las inteligencias múltiples de Howard Gardner.

¿Dónde queda entonces la llamada "inteligencia emocional" de Daniel Goleman? Bien en realidad es interesante saber que esa idea, ese concepto y esa esencia siempre ha estado presente a lo largo de la historia de la psicología. El profesor Goleman no la formuló, solo la popularizó en 1995 gracias a su libro "Inteligencia Emocional", del cual lleva vendidas ya más de 5 millones de copias.

Edward L. Thorndike, por ejemplo, definió ya en 1920 lo que él llamó la "inteligencia social", esa habilidad básica para comprender y motivar a otras personas. David Wechsler, por su parte, y llegados los años 40, dejó claro que ningún test de inteligencia podía ser válido si no se tenían en cuenta aspectos emocionales. Más tarde, el propio Howard Gardner ya pondría los primeros cimientos con la séptima de sus inteligencias, la llamada inteligencia interpersonal, muy parecida sin duda a la emocional.

No obstante, fue en 1985 cuando apareció por primera vez el término "inteligencia emocional" gracias a la tesis doctoral de Wayne Payne, la cual, llevaba por título "Un estudio de las emociones: el desarrollo de la inteligencia emocional". Solo 10 años después, un psicólogo y periodista norteamericano llamado Daniel Goleman inició algo que aún no se ha detenido y que nos ha hecho descubrir a todos, el gran poder que las emociones tienen sobre lo que somos, lo que hacemos y en cómo nos relacionamos.

Comentario: Con respecto a este tema lo invitamos a leer:



Hearts

¿Niño estresado? ¡Perro al rescate!

Los perros proveen un apoyo social muy valioso a los niños cuando están estresados, de acuerdo con una investigación del 2016, realizada por científicos de la Universidad de Florida.
© Estrés / Shutterstock
Si bien los animales, y sobre todo los perros, han sido objeto de estudio antes (1, 2, 3, 4), son pocas las investigaciones que se han enfocado en los perros como facilitadores de la respuesta emocional en niños.

Darlene Kertes y sus colegas pusieron a prueba la creencia popular de que los perros proveen apoyo para los niños, utilizando un estudio aleatorio controlado.
"Muchas personas piensan que los perros son geniales para los niños, pero los científicos no están seguros de si esto es cierto o cómo sucede. Cómo aprendemos a lidiar con el estrés en la niñez tiene consecuencias de por vida sobre cómo afrontamos el estrés en la adultez", señala Kertes.

Comentario: Asimismo, las actividades recreativas, lejos de las pantallas digitales, pueden ser de gran beneficio para los niños. Vea:


People 2

Para hacerse oír, a veces hay que cerrar la boca

Hay un momento para hablar y otro para callar, un momento para dar razones y otro para la reflexión, un momento para reclamar con firmeza nuestros derechos y otro para esperar pacientemente. Hablar más no siempre es mejor. A veces, para hacerse oír, es necesario aprender a callar, saber manejar el silencio, siendo conscientes de que la comunicación radica en transmitir un mensaje, y que en ocasiones no decir nada puede expresar más que mil palabras.

© Desconocido
El rol activo del silencio en la comunicación

Georges Clemenceau dijo "manejar el silencio es más difícil que manejar la palabra". El silencio es una poderosa herramienta de comunicación que puede desempeñar un rol más activo que las palabras, siempre que se sepa usar con inteligencia y en el momento adecuado.

Comentario: Al respecto de la comunicación eficaz y el arte de escuchar realmente, puede leer también:


Magic Wand

13 cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen

Traducción por el equipo de SOTT en español

Las personas mentalmente fuertes tienen hábitos saludables. Pueden manejar sus emociones, pensamientos y comportamientos en formas que las llevan hacia el éxito en la vida. Vea a continuación las cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen para que usted también pueda ser mentalmente más fuerte.

1. No pierden el tiempo sintiéndose mal por sí mismos

Las personas mentalmente fuertes no se quedan sentados sintiendo lástima por sus circunstancias o cómo las han tratado otros. En cambio, asumen la responsabilidad de su papel en la vida y entienden que la vida no siempre es fácil o justa.


Comentario: Sobre este punto, puede leer: Victimismo Crónico: Personas que funcionan en "modo queja"


Bandaid

"Abriré de nuevo todas las heridas": Séneca sobre la necesidad existencial de enfrentar el sufrimiento


En Pijama Surf se ha hablado
hablado anteriormente sobre los estoicos, escuela filosófica que floreció y se preservó entre el siglo III antes de nuestra era y el siglo IV y que, por un azar cultural, ha cobrado bríos renovados en esta segunda década del siglo XXI. Grosso modo, el estoicismo se caracterizó por explorar el sentido de la existencia y la posibilidad de ser feliz a partir de las condiciones propias del sujeto; sólo un examen de nuestra propia vida y la realización de ésta éticamente y en el marco de nuestras limitaciones podría llevarnos a construir, cotidianamente, cierta posibilidad de construir una vida en donde la plenitud y acaso incluso la felicidad tengan lugar.

Bulb

Exclusiva SOTT: Jordan Peterson - Tu capacidad para el mal (video)

A continuación les otorgamos la traducción de un fragmento de una de las charlas que Jordan Peterson, psicólogo clínico y profesor de psicología de la Universidad de Toronto en Canadá, sostuvo sobre el significado del infierno, nuestra capacidad para el mal y la necesidad de hacernos conscientes y estar a cargo de estos aspectos "oscuros" de nuestro ser.

Traducido por el equipo de SOTT en español:


Una de las cosas que Jung dijo sobre la Sombra, y esto es - diría yo - uno de los principales impedimentos para la iluminación, es que empiezas a buscar tus motivos para portarte mal y con esto quiero decir algo muy especifico; no hablo de que te estés portando mal basado en los estándares de alguien más, no hablo de eso. Quiero decir, cuando tú sabes que bajo tus mismos estándares estás haciendo algo deshonesto, malévolo o engañoso, y lo sabes y sin embargo lo haces. Así que es tu propio juicio el que recae sobre ti mismo. Si observas el porqué lo estás haciendo, entre más tiempo lo observes, más profundo el agujero que cavas, y éste es el diseño del infierno de Dante.
© Desconocido

Magic Wand

5 principios de la Psicología que le darán un vuelco a tu forma de ver la vida

Comprender nuestra mente y cómo funciona la de los demás nos reportará grandes beneficios en la vida, sobre todo en términos de serenidad y felicidad. Por desgracia, todos tenemos una serie de creencias limitantes que arrastramos de nuestras experiencias pasadas o de las enseñanzas que nos transmitieron cuando éramos niños, las cuales se convierten en obstáculos para disfrutar de la vida ya que a menudo son fuentes de malentendidos, estereotipos o percepciones negativas.

Deshacernos de esas ideas preconcebidas nos brindará una enorme libertad porque nos ayuda a deshacernos de esa camisa de fuerza que a menudo nos ata y limita. Algunos principios de la Psicología pueden ayudarnos a darnos cuenta de que algunas de las cosas que pensamos no son tan ciertas.

Rainbow

Recuperar las actividades manuales: Un remedio contra la depresión y la ansiedad en nuestra época


Hoy la simplicidad es casi un lujo. Bombardeados por la publicidad y la tecnología, pasamos cada vez más tiempo delante de las pantallas de los dispositivos o consumiendo cosas que no nos aportan nada.


Como en ninguna otra época, nos hemos alejado de las actividades manuales y de las que demandan crear. También hemos perdido la capacidad de asombrarnos ante los pequeños detalles y de encontrar placer en las actividades cotidianas.

Comentario: Como bien lo menciona el artículo, en un mundo donde estamos regidos por los deberes diarios que en muchas ocasiones nos suelen llenar de estrés y ansiedad, es súmamente importante que tomemos un tiempo para relajarnos, compartir con los demás y tener actividades que también nos aporten algo a nuestra salud.

Asimismo recomendamos leer:



Magnify

Científico ruso revela cómo "llegar al paraíso" después de la muerte

Un científico del Lejano Oriente de Rusia presentó una nueva teoría acerca de las experiencias cercanas a la muerte.

Durante su intervención en el encuentro científico internacional 'Neurofilosofía', celebrado en la Universidad Estatal de Moscú, Yuri Serdiukov, de la Universidad Estatal de Transporte Ferroviario de la ciudad de Jabárovsk, presentó un nuevo concepto sobre la formación de la realidad subjetiva en estados de muerte clínica. Serdiukov también trató de explicar científicamente por qué algunas personas en su lecho de muerte tienen visiones sobre el cielo o el infierno.
© CC0 / Pixabay /
De acuerdo con el investigador ruso, en el estado de muerte clínica —pese a que se detienen la respiración y el riego sanguíneo— el cerebro humano continúa vivo, y la muerte de este órgano vital se produce de forma gradual.

Anteriormente, se creía que las células del cerebro humano empezaban a destruirse cinco minutos después de que se produjera un paro cardíaco. Sin embargo, el médico de emergencias británico Sam Parnia afirmó en sus libros que, en algunos casos, todavía es posible reanimar a una persona hasta 72 horas después de su muerte, aunque es un proceso demasiado complejo y caro.

Comentario: Esta teoría parece reducir toda la experiencia a una visión materialista en la que lo único que importa es lo que queda "estampado en el cerebro". Por un lado, está bien definir los factores psico-fisiológicos que influyen en este proceso, pero tal vez hay mucho más que no podemos explicar con el reduccionismo de la ciencia convencional.

Recomendamos leer también: